PALU, Indonesia (AP) — La cifra de muertes por el sismo y el tsunami que golpearon a Indonesia ascendió a 1.763 y más de 5.000 personas están desaparecidas, informó el domingo la agencia de manejo de desastres del país.
Ante los sucesos ocurridos en la isla de Sulawesi, las autoridades siguen tratando de confirmar la cifra de víctimas en aldeas que quedaron reducidas a añicos, dijo el portavoz de la agencia de emergencias, Sutopo Purwo Nugroho, en conferencia de prensa en Yakarta.
Entretanto los cristianos fueron a misa el domingo en la comunidad afectada por el reciente sismo y tsunami, buscando consuelo tras la tragedia y fuerzas para reconstruir su comunidad.
Protestantes, católicos y carismáticos comprenden un 10% de la población de Palu, donde vecindades enterradas fueron borradas del mapa por el sismo y tsunami del 28 de septiembre.
Una de las habitantes, Min Kapala, dijo que fue a la ciudad porque allí hay más de 25 iglesias y el templo a donde ella normalmente asiste, en las afueras de la ciudad, quedó destruido por el sismo.
El cura Lucky Malonda, de la iglesia protestante de Palu, lamentó lo ocurrido por el sismo pero manifestó que esa fue la voluntad de Dios.