Un analista estrella de JP Morgan dijo que la próxima crisis será la más severa en 50 años - .

La Actualidad

.

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Un analista estrella de JP Morgan dijo que la próxima crisis será la más severa en 50 años


El subdirector general del banco estadounidense emitió un informe advirtiendo los riesgos que nuevos métodos de inversión mecanizados presentan en la economía mundial Mario Kolanovic es Director Global de Estrategia Macro Cuantitativa y de Derivados y Analista Senior en JP Morgan Chase & Co. En los últimos meses, se hizo famoso por explicar, y ocasionalmente predecir, cómo se comporta el actual mercado bursátil, crecientemente dominado por algoritmos y estrategias automatizadas.

Ahora, predijo el escenario económico global más temido: la próxima recesión tendrá caídas súbitas sin precedentes y probablemente causará conflictos sociales no vistos en los últimos 50 años, sentenció. Los mecanismos modernos de inversión creados luego de la última crisis financiera en 2008, incluyendo el trading automatizado y la gestión pasiva de activos, están sentando las condiciones para producir movimientos violentos en los mercados al cabo del actual mercado alcista, argumentó Kolanovic en un informe de 169 páginas con las perspectivas de 48 analistas y economistas del banco estadounidense. "Pueden darse descensos muy rápidos y bruscos en el valor de los activos con fuertes aumentos de la volatilidad", señaló el experto, agregando que ya estamos
viendo algunos de estos "flash crashes" ahora. Algunos ejemplos recientes, puntualizó, incluyen la caída de 1.100 puntos del Dow Jones de industriales en agosto de 2015 y de casi 1.600 puntos en febrero de este año.
Kolanovic advirtió que los efectos de este tipo de movimientos podrían agravarse durante un mercado bajista. "Si estas fuertes órdenes de venta de acciones, impulsadas por la liquidez, llegan al final del ciclo, creo que puede haber una corrección mucho más significativa e incluso un aumento más grande de volatilidad del mercado", dijo.
La Gran Crisis de Liquidez
En su informe, el analista de JP Morgan explica que la migración masiva del mercado hacia la inversión pasiva puede exacerbar la venta de activos durante momentos de pánico, dado que gran parte de las firmas de inversión programan sus posiciones para vender sus activos automáticamente ante determinados signos de debilidad. Kolanovic estima que al menos 2 billones de dólares se han convertido en activos automatizados en la última década, descartando un significativo grupo de compradores que pueden ayudar a rescatar al mercado si las valoraciones caen. "Básicamente, ahora mismo, hay grandes grupos de inversores que son puramente mecánicos", dijo Kolanovic. "Venden sobre la base de ciertas señales y no necesariamente en función a desarrollos fundamentales, tales como aumentos en el índice de volatilidad (VIX), o un cambio en la correlación entre el valor de los
bonos y el de las acciones o la simple acción de los precios. Significa que si el mercado baja un 2%, entonces necesitan vender".

El subdirector general de JP Morgan dijo que estos procesos generarán una serie de problemas que derivarán en lo que llamó la gran crisis de liquidez. Si las bolsas retroceden un 40% o más -apuntó- la Reserva Federal de los Estados Unidos probablemente implementará políticas poco convencionales para prevenir un ciclo de retroalimentación negativo, como la compra directa de activos que ya empleó el Banco Central de Japón. "De repente, todos los fondos de pensiones en los EE.UU. están severamente subfinanciados, los inversionistas minoristas entran en pánico y venden, mientras que
los individuos dejan de gastar. Si tienes este tipo de crisis severa, ¿cómo rompes el círculo vicioso, el ciclo de retroalimentación negativa?", preguntó el experto.

"Quizás haya que estimular la economía recortando los impuestos aún más, incluso llevándolos a territorio negativo. Creo que lo más probable es la intervención
directa del banco central en el precio de los activos, quizás de los bonos y el crédito, y tal vez de las acciones si están en el epicentro de la tormenta", sugirió Kolanovic.

En una entrevista concedida a CNBC, Kolanovic dijo que el informe es una advertencia de un riesgo inminente más que una predicción. De hecho, también dijo que la posibilidad de que ocurra una crisis es baja al menos hasta la segunda mitad de 2019. Sin embargo, aunque su momento exacto sea incierto, no subestimó los efectos devastadores que tendrá. "La próxima crisis también puede dar lugar a tensiones sociales similares a las observadas hace 50 años en 1968". Si los bancos centrales no logran proporcionar un piso para la caída de las cotizaciones cuando haya comenzado la crisis, "entonces se podría entrar en una espiral de depresión, disturbios sociales y cambios mucho más disruptivos que pueden afectar negativamente a las rentabilidades durante mucho tiempo", concluyó.

Post Top Ad

Responsive Ads Here