Tormenta política en Washington por palabras de Rosenstein - .

La Actualidad

.

domingo, 23 de septiembre de 2018

Tormenta política en Washington por palabras de Rosenstein

WASHINGTON (AP) — La suerte del subsecretario de Justicia Rod Rosenstein dependerá de si el presidente Donald Trump le cree a un ex funcionario del FBI que según el mismo Trump, ha mentido en otras ocasiones.
Según versiones, Rosenstein mencionó la posibilidad de grabar a Trump subrepticiamente, aunque una fuente que escuchó el comentario asegura que lo hizo sólo en tono sarcástico. Se dice además que Rosenstein habló de la posibilidad de destituir al mandatario. Rosenstein inmediatamente negó que haya dicho alguna de esas cosas.
La revelación de que el segundo funcionario de mayor rango en el Departamento de Justicia siquiera mencionó esas posibilidades ha creado una tormenta política en Washington, y ha sumido en la incertidumbre su futuro en el gobierno en momentos en que Trump se ha quejado de que las agencias del orden están conspirando contra él.
El presidente, en una de sus concentraciones masivas en Missouri la noche del viernes, dijo que emana “un persistente hedor” del Departamento de Justicia y “nos vamos a deshacer de él”, pero no mencionó a nadie por nombre.
Un testigo clave en el episodio es Andrew McCabe, que temporalmente asumió la jefatura del FBI luego que Trump despidió a James Comey. McCabe documentó conversaciones con diversos funcionarios de alto rango, incluyendo Rosenstein, en memos que han sido entregados al fiscal especial Robert Mueller como parte de su investigación sobre si Rusia conspiró con la campaña de Trump para manipular los resultados electorales.
La discusión sobre posiblemente grabar a Trump ocurrió durante una reunión con McCabe en mayo del 2017 tras el despido de Comey. El despido enfureció a muchos agentes, pero la Casa Blanca ha dicho que la decisión fue tomada por recomendación del Departamento de Justicia.
Un memorándum de McCabe dice además que Rosenstein discutió la posible destitución del presidente de acuerdo con la Constitución.
Aunque Trump se ha burlado públicamente de Rosenstein, ha sido igualmente de McCabe, que fue despedido en marzo en medio de una investigación que concluyó que él mintió reiteradamente sobre su involucramiento en una filtración de información a la prensa.
Trump llamó el despido de McCabe “un gran día para la democracia” y afirmó sin evidencia ni detalles que McCabe lo sabía todo “sobre las mentiras y la corrupción en los niveles más altos del FBI”. Las conclusiones del inspector general han sido referidas a fiscales para posibles cargos penales.
Los reportes noticiosos del viernes generaron la posibilidad de que Trump despida a Rosenstein. Un despido afectaría la investigación de Mueller sobre posible coordinación entre Rusia y la campaña presidencial de Trump. Rosenstein nombró a Mueller y supervisa sus tareas.
Trump dijo en un evento en Missouri que el Departamento de Justicia tiene alguna “gente magnífica”, pero también “algunas muy malas”. Dijo que “los malos” se han ido, “pero persiste un mal olor y vamos a librarnos de eso también”. No estaba claro a qué se refería y la Casa Blanca no respondió a preguntas sobre los comentarios de Rosenstein.
Esos comentarios fueron reportados inicialmente por The New York Times, que dijo también que Rosenstein mencionó la posibilidad de usar la 25ta enmienda de la Constitución para destituir a Trump por ineptitud para el cargo. Rosenstein lo negó.
“Yo nunca busqué ni autoricé grabar al presidente y cualquier insinuación de que alguna vez haya promovido la destitución del presidente es absolutamente falsa”, dijo en una declaración.
Los divergentes recuentos de la conversación resaltan los conflictos que afectaron al FBI y el Departamento de Justicia en los primeros meses del gobierno de Trump. Rosenstein, apenas con unas semanas en su puesto, escribió un memorándum crítico del manejo por Comey de la investigación del servidor de correos electrónicos de Hillary Clinton, un memo usado por la Casa Blanca como justificación para despedir a Comey.
Rosenstein se distanció de la Casa Blanca tras el despido de Comey, diciendo que su memo “no fue una declaración de razones” para despedir a Comey. En tanto, éste ha criticado el papel de Rosenstein en el despido, pero dice que Rosenstein ha actuado honorablemente desde entonces.
Comey y McCabe, que estaban estrechamente asociados en el FBI, han proveído recuentos vastamente divergentes sobre quién sabía qué y cuándo respecto a un artículo en el Wall Street Journal acerca de una investigación del FBI de la Fundación Clinton.
McCabe dice que le dijo a Comey que él había autorizado a funcionarios del FBI a que compartiesen información con el reportero para diferir en un artículo que él sentía iba a ser inexacto e injusto hacia el Buró. Comey ha dicho que McCabe no admitió haberlo hecho y que le dejó la impresión de que no sabía quién había compartido la información con el periodista.
La oficina del inspector general ha aceptado la versión de Comey, al concluir que McCabe les mintió reiteradamente a los investigadores bajo juramento. McCabe lo niega.
El viernes, el Departamento de Justicia distribuyó una lista de instancias en las que el inspector general dice McCabe ha hecho declaraciones falsas. El departamento dio a conocer además un correo electrónico de una persona presente en la reunión que dijo que “el comentario (de Rosenstein) fue sarcástico y no fue discutido nunca con alguna intención de grabar una conversación con el presidente”.
Una de las personas informadas sobre la conversación, que habló a condición de preservar el anonimato debido a la naturaleza confidencial del asunto, dijo que el comentario ocurrió en un momento de exasperación entre McCabe y Rosenstein.
Rosenstein estaba irritado por la revelación de que Comey había mantenido memos sobre sus interacciones con Trump y McCabe quería un enfoque más activo hacia la Casa Blanca, dijo la persona.
En ese punto, Rosenstein le dijo a McCabe algo así como: “¿Qué quieres, quieres que lleve un inalámbrico?”, de acuerdo con la persona. La persona dijo que a Rosenstein se le preguntó si hablaba en serio y él dijo que sí, pero él no intentaba que el comentario del inalámbrico fuese tomado en serio como una táctica para investigar a Trump.
La persona dijo además que un memo de McCabe describe a Rosenstein haciendo referencia a la 25ta enmienda de la Constitución, que dice que el presidente puede ser declarado “incapaz de ejecutar los poderes y deberes de su cargo” con una votación mayoritaria del vicepresidente y el gabinete. Pero la persona dijo que las notas de otra participante en la reunión, la entonces abogada del FBI Lisa Page, no incluyen la referencia a la 25ta enmienda.
El abogado de McCabe, Michael Bromwich, dijo en una declaración que McCabe había redactado memos “para conmemorar discusiones importantes que tuvo con funcionarios de alto nivel y preservarlas para poder tener documentación exacta y contemporánea de esas discusiones”. No mencionó el contenido de los memos.

Post Top Ad

Responsive Ads Here