La organización dijo en un comunicado de prensa que el premio honorario se entrega a ambas personalidades por “su innovador trabajo al exponer el abuso de poder y enjuiciar la corrupción, reconstruyendo así la confianza de las personas en las instituciones públicas”.
El comunicado cita al colombiano Velásquez diciendo que “este premio llega en un momento particularmente dramático para la lucha contra la impunidad y la corrupción. Es muy importante porque hará volcar los ojos del mundo sobre Guatemala, y ojalá también, la solidaridad internacional con quienes están empeñados en la transformación del país”.
Velásquez lidera la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) desde 2013 que junto a la fiscalía han encabezado la lucha contra la corrupción en el país centroamericano incluso tocando las más altas esferas de poder político, empresarial y judicial.
En la actualidad Velásquez tiene prohibición del gobierno guatemalteco de ingresar al territorio nacional a pesar de que hay una orden constitucional que le permite ingresar al país.
El distanciamiento entre la CICIG y el gobierno surgió en enero 2017 cuando las autoridades apresaron a José Manuel Morales y Sammy Morales, hijo y hermano del presidente, respectivamente, y siete meses después la investigación tocaría al mismo presidente. Actualmente Morales enfrenta un proceso de retiro de inmunidad por financiamiento electoral ilícito del partido que lo llevó al poder en 2015 bajó el slogan de “ni corrupto, ni ladrón”.
La organización también entregará tres premios monetarios a los defensores de derechos humanos y civiles Abdullah al-Hamid, Mohammad Fahad al-Qahtani y Waleed Abu al-Khair, presos en Arabia Saudí debido a su trabajo. Esta es la primera vez que la organización reconoce a personas en Arabia Saudí, dijeron en su comunicado. El premio también se entregará a Yacouba Sawadogo de Burkina Faso y a Tony Rinaudo de Australia
La organización dijo que los galardonados fueron electos de entre 107 nominaciones de 50 países. El premio consta de 230.000 dólares que se reparte entre los galardonados monetariamente. Entre los acreedores del premio, que se empezó a entregar en 1980 están el consultor técnico estadounidense Edward Snowden, la periodista estadounidense Amy Goodman, la actriz nicaragüense Bianca jagger y la activista guatemalteca Helen Mack.