Si tiene vergüenza, la ministra de Salud debería renunciar, no hay excusas frente al genocidio muertes de bebes - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

miércoles, 2 de mayo de 2018

Si tiene vergüenza, la ministra de Salud debería renunciar, no hay excusas frente al genocidio muertes de bebes



 A la ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino, debería darle vergüenza el decir que las muertes de infantes es una vergüenza nacional, cuando su falta de control y diligencia es la principal razón para que los médicos hagan lo que les venga en ganas en los hospitales públicos. En otro país y por las más de mil muertes de nacidos que no llegan a los 28 días de vidas, era para que por dignidad, la incompetente funcionaria hubiese renunciado, pero como en el gobierno se premia la lealtad perruna, imposible suponer que el ejecutivo nacional propiciaría algo decente en esa dependencia pública.

Las autoridades de Salud, no tienen excusas frente al genocidio indetenible de muertes de bebes por negligencia médica



SI las  muertes de los siete bebés en el hospital Jaime Mota de Barahona, se debieron “a una baja aplicación de los protocolos neonatales oficializados por el Ministerio de Salud, la falta de médicos especialistas las 24 horas del día, la ausencia de equipamiento en las áreas de atención neonatal y debilidades en el laboratorio clínico y el departamento de imágenes”, entonces este país está feo para la foto, porque ello indica, que en el gobierno no se está haciendo lo suficiente para evitar que esa situación se repita muchas veces en todo el territorio nacional. Parecería, como que para el gobierno es más importante aumentar el personal administrativo en el sector Salud, que preocuparse por la calidad de los servicios que deben ser otorgados a la población en todos los hospitales del sistema público. Ayer, en una rueda de prensa dada por las autoridades del sector salud, también se habló de las otras fallas, pues el informe sobre las muertes de los bebes en Barahona, indica, que “los médicos tampoco utilizan en los expedientes clínicos las herramientas básicas de atención materna y neonatal, tales como el parto grama, la historia clínica perinatal o la toma constante de signos vitales y que no se cumple con las normas de bioseguridad que debe existir en las áreas de preparto, parto, recepción de recién nacidos, cirugía y unidad de cuidados intensivos”.

Post Top Ad

Responsive Ads Here