Por primera vez, logran mantener cerebros vivos fuera del cuerpo - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

martes, 1 de mayo de 2018

Por primera vez, logran mantener cerebros vivos fuera del cuerpo


Un grupo de científicos restauró el suministro de oxígeno. Los órganos se mantuvieron vivos durante 36 horas  Una investigación realizada por un grupo de científicos y presentada en marzo pasado ha generado algunas interrogantes sobre las cuestiones éticas relacionadas con los últimos avances en la ciencia del cerebro.Dicho grupo de investigadores, liderado por el neurocientífico Nenad Sestan, de la Universidad de Yale, reveló que por primera vez se logró mantener cerebros vivos de cerdos, luego de que la cabeza fuera decapitada.Para ello, se obtuvieron entre 100 y 200 cerebros de cerdo de un matadero, y posteriormente emplearon bombas, calentadores y sangre artificial para restaurar el suministro de oxígeno.

De esta manera lograron restaurar la circulación hacia el cerebro y mantener los órganos vivos durante 36 horas.Aunque Sestan explicó que no había evidencia real de recuperación del conocimiento o actividad eléctrica en los animales, descubrieron que una fracción significativa de células se comportaban como si nada hubiera pasado.Según revela Quo, el sistema se llama BrainEx y el equipo cree que el enfoque podría aplicarse a muchas especies diferentes, no sólo a los cerdos.

Los detalles del estudio fueron presentados en una conferencia de ética científica en los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos en Bethesda, Maryland.El objetivo del estudio, afirman los investigadores, es encontrar una forma de estudiar el cerebro vivo en el laboratorio, algo que hasta ahora es imposible, para entender cómo funciona y poder desarrollar tratamientos para una serie de enfermedades. De acuerdo con la BBC, esto también plantea una posibilidad de poder extender la vida, si algún día lograra mantenerse vivo un cerebro humano fuera del cuerpo.

Sin embargo, fueron los mismos investigadores los que plantearon los dilemas éticos que plantea la investigación, pues surge la pregunta de si los cerebros que han sido separados del cuerpo tienen algún grado de consciencia, y si es así, cómo se les puede ofrecer alguna protección.Cabe señalar que el trabajo de Sestan y su equipo se ha presentado para su publicación y fue difundido por la Revisión Tecnológica del MIT.

Post Top Ad

Responsive Ads Here