Fiscalías reciben denuncias de asaltos con “droga zombie” - .

La Actualidad

.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Fiscalías reciben denuncias de asaltos con “droga zombie”

 MAGISTRADOS AFIRMAN QUE POR FALTA DE PRUEBAS ES DIFÍCIL INDAGAR
A las fiscalías barriales del Distrito Nacional y del Gran Santo Domingo son llevadas constantemente denuncias de asaltos, principalmente de mujeres que han sido víctimas de la modalidad de delito con el uso de la sustancia conocida como “droga zombie”, “burundanga”, “beso del sueño”, “el polvillo” o “aliento del diablo”.
Fiscales adjuntos consultados por separado sostienen que reciben las denuncias presentadas en esas fiscalías, pero que en la mayoría de casos las personas que las presentan no llevan las pruebas consigo.
Mostraron preocupación por el uso en el país de esa sustancia con fines delictivos, ya que tiene la característica de anular la voluntad de las personas.
“Aquí en la fiscalía yo he recibido ese tipo de denuncia, pero mayormente las personas que hacen la denuncia no aportan las pruebas y se hace un poco difícil hacer las investigaciones de lugar”, acotó una fiscal adjunta.
La fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, tras ser consultada sobre la cantidad de denuncias de ese tipo que llegan a las fiscalías barriales, dijo que no tiene el dato preciso, pero que no son muchas.
El pasado lunes  el director ejecutivo de Casa Abierta, Radhamés de la Rosa, consideró preocupante el uso en el país con fines delictivos de la sustancia, la cual  a su juicio no tiene sabor, ni color, ni olores reconocibles.

 Víctima de atraco: “Usaron sustancia y lo olvidé todo”




Abordó un automóvil del transporte público en la avenida 27 de Febrero de la capital para dirigirse al médico, y ya dentro del vehículo se sintió anulada por completo. El chofer, combinado con otra persona que simulaba ser un pasajero, usaron una sustancia para “abobarme”, narra la joven Susy Tejeda sobre la experiencia que la dejó traumatizada, luego de que la despojaran de dinero, el celular y otras pertenencias que llevaba en su cartera.

A continuación su testimonio del episodio que le anuló momentáneamente la voluntad:

¡Estoy viva!
Ser víctima de un atraco ya no es algo que sorprenda en un país tan inseguro como el nuestro.

Mi voluntad y rebeldía por defender lo mío, en ese preciso momento se anularon por completo. No por el robo, sino por lo que el hombre aquel usó para “abobarme”.

Sentí la mano de ese delincuente, viejo y flaco, rozar por mi brazo, al instante me sustrajo mis pertenencias de la cartera que llevaba abrazada delante de mí. Me ordenó salir del vehículo, y como un sirviente obedece a su amo, así hice, sin decir ni una palabra (sí, yo, la que no calla nada).

Olvidé por completo que había abordado un carrito en la 27 (de Febrero), estaba mareada y perdida en una calle que transito a diario. Media hora después recordé todo... Ya no tenía nada (dinero, documentos, celular).

Había escuchado eso de que “te duermen, te roban y ni cuenta te das”, hasta dudoso se escucha, pero solo quien lo vive conoce la horrible realidad.

Tengo lo más importante conmigo: mi vida. Pero la impotencia y el coraje permanecen, aunque no sirvan para nada.

Le pregunté al oficial de la policía:

-Si estuviera consciente de que me estaban robando en ese momento, y para defenderme le diera un ‘tiro’ en la pierna al hombre ese, ¿qué pasaría?

SU RESPUESTA: Vas presa.

-¿Y en caso contrario? ¿Si lo atrapan y saben que él me robó y agredió?

-...RESPONDAN USTEDES. No lo que dijo el oficial (puro protocolo), sino la realidad: “No hay suficientes pruebas” o peor, “suelto al segundo día”.

El temor que vivimos al salir a las calles, se acrecienta cada vez más.

¿Así podemos?

 Ramón Cruz Benzán

Post Top Ad

Responsive Ads Here