Europa pide exenciones a EE.UU. tras su salida del pacto nuclear con Irán - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

jueves, 10 de mayo de 2018

Europa pide exenciones a EE.UU. tras su salida del pacto nuclear con Irán

La UE intenta preservar sus inversiones para que Teherán siga en el pacto, Europa pide exenciones a EE.UU. tras su salida del pacto nuclear con Irán
Europa presionará a Washington para conseguir que sus empresas puedan seguir comerciando con Irán, a pesar de las nuevas sanciones decretadas por la Administración norteamericana. Unas exenciones que, si se consiguen, permitirían tanto mantener la rentabilidad de las empresas como salvar el acuerdo nuclear. El gran objetivo europeo, como quedó de manifiesto en la declaración conjunta del martes de Merkel, Macron y May, fue preservar el pacto. Que la salida de Estados Unidos no provocara su abolición, que siguiera vivo con uno menos. Pero para ello Irán exige garantías, es decir, que se mantengan los incentivos del acuerdo: las inversiones extranjeras.
El verdadero motivo de Trump para romper con el pacto nuclear con Irán

Es lo que le planteó el presidente francés, Emmanuel Macron, a su homólogo iraní, Hasan Rohani, en la conversación telefónica que mantuvieron ayer. El comunicado del Elíseoindica que “acordaron continuar su trabajo conjuntamente con todos los estados afectados para seguir aplicando el acuerdo nuclear y preservar la estabilidad regional”. También la canciller alemana, Angela Merkel, hizo declaraciones en el mismo sentido: “Vamos a respetar el acuerdo y hacer todo lo que sea necesario para que Irán cumpla con sus obligaciones”. En este proceso los ministros de Asuntos Exteriores de los tres países europeos firmantes del acuerdo se reunirán la próxima semana con representantes iraníes. Y se tratará también en la cena que los jefes de Gobierno de la Unión Europea mantendrán en Sofía el 16 de mayo.

Washington tiene escaso interés en cooperar

La voluntad política de Europa es clara y unánime. Cómo llevarla a la práctica, cómo salvar el acuerdo en definitiva, es un camino más complejo. Washington tiene escaso interés en cooperar. Los europeos cuentan con un pequeño margen de tiempo para negociar estas exenciones. Las nuevas sanciones se ejecutarán en tres o seis meses, dependiendo del área en cuestión. Para el sector bancario y el energético, se dan 180 días para abandonar progresivamente los contratos en vigor con empresas o intereses iraníes.

Aunque se puedan establecer protecciones legales para las empresas europeas, su impacto sería limitado sin el aval de Washington. Si ven amenazada su presencia en los Estados Unidos, difícilmente mantendrán sus inversiones en Irán. En definitiva, si una compañía actúa en el gran mercado norteamericano y el pequeño mercado iraní, tendrá claro cuál debe proteger.
Trump se retira del acuerdo nuclear con Irán para negociar uno a su medida

Si una compañía actúa en el gran mercado norteamericano y el pequeño mercado iraní, tendrá claro cuál debe proteger

Desde que se llegó al acuerdo nuclear con Irán en el 2015, fueron principalmente compañías europeas las que se movilizaron para firmar acuerdos con Irán, ya que tradicionalmente Europa siempre ha mantenido más relaciones diplomáticas y comerciales con este país que Estados Unidos. Los tertulianos de la cadena conservadora Fox News, la favorita del presidente Donald Trump, atribuyen el empeño de Europa en salvar el acuerdo nuclear a un intento de proteger sus intereses económicos en Irán, poniéndolos por encima de la seguridad. No hay ambiente de clemencia en Washington.

“Las sanciones estadounidenses a Irán golpearán duramente a cualquier compañía estadounidense pero se dirigen sobre todo a las europeas”, advirtió ayer Carl Bild, copresidente del think tank paneuropeo European Council on Foreign Relations. Hay gigantescas inversiones en juego. Tanto la europea Airbus como la estadounidense Boeing verán revocadas sus licencias para vender aviones de pasajeros a Teherán, anunció el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. Los contratos están valorados en un total de 39.000 millones de dólares. La aerolínea de bandera iraní, IranAir, ha encargado 100 aeronaves a Airbus, 80 a Boeing y 20 al fabricante francoitaliano ATR. Todos los contratos europeos dependen fuertemente de las licencias de Estados Unidos ya que muchos componentes proceden de este país.

¿Cómo se aplicarán en la práctica las sanciones?

Los permisos para estos negocios se verán revocados en 90 días, tal y como marca la legislación sobre las sanciones levantadas en el 2015. Mnuchin abrió la puerta a hacer pequeñas excepciones a algunos productos o países “caso por caso”. En el sector del petróleo, las empresas tendrán un plazo de 180 días para rescindirlos hasta llegar a “reducciones significativas” de sus operaciones con Irán. ¿Cómo se aplicarán en la práctica las sanciones? “Hay un proceso de imputaciones, de avisos y de peticiones para reducir esos fondos y llegar al objetivo de que haya menos interacciones financieras con Irán en el sector energético”, explicó un alto funcionario del Departamento de Estado a la prensa en Washington.

Entre las compañías europeas más afectadas puede encontrarse también los fabricantes franceses de automóviles PSA Peugeot Citroën y Renault. En este sentido, el grupo PSA, que vendió 445.000 vehículos el año pasado en Irán, reclamó a la UE que mantenga un frente unido para defender el acuerdo nuclear. La francesa Total es la petrolera occidental que más se ha implicado en negocios en Irán, con un contrato firmado por 20 años y puede ser una de las grandes perdedoras. También las grandes compañías alemanas pueden resultar muy afectadas. Representantes de Siemens afirman que están aún “evaluando las implicaciones de la decisión iraní”, y que los proyectos existentes serán completados “siempre que sea legalmente posible”.

Son sanciones “muy fuertes” que afectan a todos los grandes sectores” y su objetivo es que Irán se avenga a dialogar, afirmó el secretario del Tesoro. “La última vez funcionaron. Por eso vinieron a la mesa de negociación”, dijo Mnuchin. Por eso, desde la lógica de Washington, para que las sanciones sean efectivas, deberán afectar también a las empresas europeas.

El nuevo embajador norteamericano en Berlín echa leña al fuego

Si el anuncio de los Estados Unidos de salir del acuerdo con Irán fue recibido con frustración y gran preocupación por los países europeos, el embajador norteamericano en Berlín echó leña al fuego con un tuit en el que exigía que “las empresas alemanas que estén haciendo negocios en Irán deben cerrar las operaciones inmediatamente”. Richard Grenell, un leal a Trump y antiguo colaborador de Fox News, tomó posesión como embajador en Berlín el martes horas antes del anuncio de Trump. Poco tardó en agitar los ánimos con un mensaje muy del estilo de su presidente.

El presidente de la Comisión Europea se sumó ayer a las críticas a la decisión de Washington. Jean-Claude Juncker afirmó que Estados Unidos est dando la espalda a las relaciones multilaterales “con una ferocidad que sólo puede sorprendernos”. Para Juncker, los norteamericanos demuestran que ya no quieren cooperar con las otras partes del mundo, y que tocará a la Unión Europea “reemplazar a Estados Unidos, que como actor internacional ha perdido vigor, y a causa de ello, a largo plazo, también influencia”.

En las capitales europeas se contempla con preocupación cómo no se ha salido aún de un conflicto con Estados Unidos, con las prórrogas de las exenciones de los aranceles del acero, cuando ya se entra en

Post Top Ad

Responsive Ads Here