Simpatizantes de expresidente Lula aceptan trasladar la acampada que pide su liberación - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

lunes, 16 de abril de 2018

Simpatizantes de expresidente Lula aceptan trasladar la acampada que pide su liberación

Campamento de partidarios del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en Curitiba, Brasil (archivo)RÍO DE JANEIRO) — Los simpatizantes del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula (2003-2011) que desde hace días acampan en la puerta del lugar donde está preso aceptaron trasladarse a otro sitio debido a las repetidas quejas de vecinos y del propio Ayuntamiento de Curitiba (estado de Paraná, sur)."Las partes presentes en la reunión llegaron a un común acuerdo para retirar el campamento en el entorno de la Policía Federal y trasladarse al Parque Atuba", dice el documento firmado este lunes por dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT), la Central Única de los Trabajadores (CUT) y la Secretaría de Estado de Seguridad Pública de Paraná.

El campamento, con cientos de ocupantes, estaba instalado en el barrio de Santa Cándida, a pocos metros de la Superintendencia de la Policía Federal, donde Lula está preso desde el pasado 7 de abril.
Brasil, al borde de una ruptura: la polarización del país tras la condena de Lula, Desde entonces la zona se convirtió en el epicentro de concentraciones en apoyo del expresidente, actos políticos, conciertos, etc, lo que motivó las quejas de algunos vecinos, por el ruido y por las calles cortadas.

La semana pasada el Ayuntamiento de Curitiba y el Sindicato de Comisarios de la Policía Federal pidieron que se trasladara a Lula a otro lugar debido a las molestias que ocasiona su presencia, pero por el momento la Justicia no informó sobre un eventual traslado.Los manifestantes aceptaron mover su campamento al parque Atuba (a unos tres kilómetros de distancia) y mantener frente a la Superintendencia de la Policía apenas cuatro tiendas de campaña para "asegurar la estructura necesaria para la libertad de manifestación".


Lula se encuentra en una sala privada, sin contacto con otros presos, y hasta el momento sólo ha podido recibir la visita de sus familiares y de su abogado Cristiano Zanin Martins, que lo visita cada día, ya que la Justicia impidió que se reuniera con líderes políticos.Sin embargo, el 16 de abril se emitió una autorización para que le visite un grupo de senadores de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, que tienen por objetivo verificar las condiciones en que se encuentra el líder de la izquierda.Lula cumple una condena de 12 años y un mes de cárcel por presuntos delitos de corrupción y blanqueo de dinero, pero su partido y sus abogados confían en que sea puesto en libertad y concurra a las elecciones de octubre, para las que parte como favorito.

Post Top Ad

Responsive Ads Here