Etiopía, donde todo comenzó - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

domingo, 22 de abril de 2018

Etiopía, donde todo comenzó

Addis Abeba, 22 abr (PL) Bajo un grueso cristal, en la inquebrantable quietud del subsuelo del Museo Nacional de Etiopía, descansa hoy lo que para muchos expertos constituye uno de los tesoros más grandes de la humanidad: el esqueleto de la pequeña Lucy.
Según la entidad, los restos no son tan visitados como deberían, si se toma en cuenta que el antepasado, un espécimen de Australopithecus afarensis, vivió hace 3,2 millones de años y, según la generalidad de los estudios elaborados al respecto, constituye la más antigua versión encontrada de lo que ahora somos los seres humanos.

'Lucy' es considerada una especie de vínculo entre el andar en dos piernas y sólo trepar en árboles.

No obstante, el hallazgo de un fósil distinto pone otra rama al árbol de la evolución humana en una nueva evidencia de que la famosa especie cohabitó con otro homínido en lo que hoy es Etiopía.

El investigador Tefere Mehistu, de la Univeridad de Addis Abeba, indicó que aunque los análisis en ese sentido aún están en curso, todo parece apuntar a que éste es un segundo ancestro humano, quien vivió más o menos en la misma zona y tiempo que Lucy.

Una mandíbula inferior, además de fragmentos de dientes, de entre 3,3 y 3,5 millones de años de antigüedad, fueron encontrados hace siete años en la región de Afar, en el norte de Etiopía, pero las conclusiones sobre lo que realmente es y significa este hallazgo no están listas a la luz del presente, apuntó, por su parte, Ngema Yibra, otro experto en el tema.

Los desafíos para determinar precisiones son muchos, en opinión de especialistas, pues el registro fósil entre el período de tiempo cuando Lucy y sus parientes estaban vivos y la aparición de Homo erectus (con su cerebro relativamente grande y proporciones corporales similares a las de los humanos), hace dos millones de años, es escaso.

Hasta ahora, lo cierto es que los dientes molares traseros son más pequeños que los de otros homínidos que vivían en el área y son una de las características que distinguen a los humanos de antepasados más primitivos, subrayó el profesor William Kimbel, director del Instituto de Orígenes Humanos de la Universidad Estatal de Arizona.

'Así que este nuevo descubrimiento empuja la línea humana hacia atrás 400 mil años más o menos, muy cerca de su posible antecesor (prehumano). Su mezcla de características primitivas y avanzadas hace de la mandíbula una buena forma de transición entre Lucy y humanos posteriores', destacó Kimbel.

De acuerdo con las investigaciones más actualizadas, la datación de la mandíbula podría ayudar a responder una de las preguntas clave en la evolución humana: lo que hizo que algunos ancestros primitivos descendieran de los árboles y construyeran sus hogares en el suelo.

Un estudio publicado en la revista Science sugiere que un cambio en el clima podría haber sido un factor; un análisis de la vida animal y vegetal fosilizada en el área indica que lo que una vez había sido un frondoso bosque se había convertido en pastizales secos.

A medida que los árboles dieron paso a extensas llanuras, los antiguos primates parecidos a los humanos encontraron una forma de explotar el nuevo nicho ambiental, desarrollar cerebros más grandes y volverse menos dependientes de tener grandes mandíbulas y dientes mediante el uso de herramientas.

En tanto, el profesor Chris Stringer del Museo de Historia Natural de Londres, señala que la aparición de características humanas no era exclusiva de Etiopía.

'Las características similares a las humanas mostradas por Australopithecus sediba en Sudáfrica hace aproximadamente 1,95 millones de años probablemente se desarrollaron de manera independiente de los procesos que produjeron (humanos) en África oriental, mostrando que los orígenes paralelos son una posibilidad distinta', explicó Stringer.

No obstante, el este de África es donde la mayoría de los científicos ubican los orígenes de nuestra especie: dos de los fósiles más antiguos de Homo sapiens conocidos: cráneos de 196 mil y 160 mil años provienen de Etiopía, y los estudios de ADN de las poblaciones actuales en todo el mundo apuntan a un origen africano hace unos 200 mil años.
prensa-latina

Post Top Ad

Responsive Ads Here