El juez Sergio Moro ordenó la prisión del ex presidente Lula Da Silva y le dio 24 horas para entregarse a la policía - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

jueves, 5 de abril de 2018

El juez Sergio Moro ordenó la prisión del ex presidente Lula Da Silva y le dio 24 horas para entregarse a la policía

 "Al condenado le concedo, en consideración de la dignidad del cargo que ocupó, la oportunidad de presentarse voluntariamente ante la Policía Federal en Curitiba hasta las 17:00 del día 06/04/2018", comunicó el magistrado brasileño que encabezó la investigación del Lava Jato TEMAS RELACIONADOS BRASIL LULA DA SILVA PRISIÓN SERGIO MORO El juez federal Sergio Moro decretó este jueves la prisión del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, condenado a 12 años de cárcel por corrupción en una causa relacionada con la trama destapada en la petrolera estatal Petrobras. EN DESARROLLO…

 Tras la orden de detención, Lula se refugió en el sindicato metalúrgico 

El ex presidente de Brasil se dirigió a la sede gremial en Sao Bernardo do Campo, donde militantes del PT realizan una vigilia hasta que expire el plazo para su entrega a la policía. Lo acompaña la ex mandataria Dilma Rousseff Lula saludó a sus seguidores desde una ventana del sindicato El ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva se recluyó este jueves en la sede del sindicato metalúrgico en Sao Bernando do Campo, donde se forjó como dirigente político, arropado por Dilma Rousseff y otros miembros del Partido de los Trabajadores (PT). Lula, que pasó buena parte del día en el instituto que lleva su nombre, en Sao Paulo, se trasladó a la sede del sindicato tras conocer la decisión del juez Sergio Moro, que ordenó su ingreso en prisión en un plazo que expira este viernes a las

El ex mandatario está acompañado por su sucesora, la ex presidenta Dilma Rousseff, y varios dirigentes del PT, que han convocado un acto en ese mismo sindicato en respaldo a su líder. La ex presidenta ha manifestado su pleno apoyo a Lula durante este proceso y le ha acompañado en sus horas más bajas, como hizo el ex mandatario cuando en agosto pasado Rousseff fue destituida por el Congreso.

Lula aún no se ha pronunciado sobre el dictamen de Moro, pero dirigentes del PT han condenado con dureza la decisión. La presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, consideró que la orden de Moro "reedita los tiempos de la dictadura" en Brasil y constituye "una violencia sin precedentes en nuestra historia democrática", en un mensaje divulgado en las redes sociales. Lula fue condenado por corrupción a nueve años de cárcel por haber recibido un apartamento en la playa a cambio de favorecer a una constructora en la adjudicación de contratos públicos. La condena luego fue ampliada a doce años por un tribunal superior que hoy ordenó la ejecución de la sentencia y permitió a Moro emitir el mandato de prisión.

 La decisión del tribunal fue anunciada después de que el Supremo negó este miércoles un "habeas corpus" intentado por la defensa del ex presidente, que le habría librado al menos temporalmente de la cárcel, mientras tramitaban unas apelaciones que le restan en cortes superiores. Según un oficio dictado por el juez Sergio Moro, responsable del caso en primera instancia, Lula debe presentarse antes de las 17:00, hora local (20:00 GMT) del viernes en Curitiba, y en caso contrario será buscado por las autoridades.

Partidarios de Lula salen a las calles para apoyar al expresidente

Partidarios de Lula salen a las calles para apoyar al expresidente
La manifestación estaba programada para este viernes pero fue anticipada por el anuncio de la detención de Lula.

Miembros de partidos de izquierda y movimientos sociales de Brasil y partidarios del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva han iniciado una vigila frente a la sede del Sindicato de los Metalúrgicos, en el municipio de São Bernardo do Campo, en São Paulo, informa RBA.

El presidente de la entidad, Wagner Santana, afirmó que la vigilia tendrá la finalidad de "discutir los rumbos del país" y las acciones que se están "tomando contra la democracia". El acto estaba programado para este viernes pero fue anticipado por el anuncio de la detención de Lula.

El líder del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST), Guilherme Boulos, divulgó un mensaje en las redes sociales informando que estaba en camino a São Bernardo que, según él, pasa a ser "el lugar de la resistencia democrática en Brasil". "Es momento de defender la democracia, de colocarse claramente en esa encrucijada", afirmó.El expresidente de Brasil ha llegado la noche del jueves a la sede del Sindicato de los Metalúrgicos para reunirse con los líderes con del Partido de los Trabajadores tras la orden de detención expedida por el juez federal Sérgio Moro. En algunas imágenes se ve cómo Lula salió a saludar a la multitud que se ha reunido frente a la sede para apoyarlo.En la reunión participarán el senador Lindbergh Farias, el exalcalde de São Bernardo, Luiz Marinho, los gobernadores Camilo Santana y Wellington Dias, Guilherme Boulos, líder del MTST, y Wagner Santana, presidente del sindicato, informa Globo.

La expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, también ha llegado a la sede para apoyar a Lula.
"Es una prisión política"

Antes de llegar a la sede del sindicato, el expresidente participó en otra reunión con los líderes de su partido en el Instituto Lula. El senador Gleisi Hoffmann criticó la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, afirmando que parte de los ministros impidieron "que el Tribunal cumpliera su papel de guardián de la Constitución, retirándole  al presidente Lula el derecho de la presunción de la inocencia que la Constitución le garantiza", recoge el medio.

Añadió que el encarcelamiento de Lula será una violación de la ley, y defendió su inocencia. "Consideramos que es una prisión política. Es una prisión que expondrá Brasil al mundo. Nos convertiremos en una república bananera"."Quieren verme pasar al menos un día preso"

Después de que la Justicia brasileña exigiera la entrega de Lula a la Policía, el expresidente aseveró que la orden de prisión en su contra es "absurda". En una entrevista que le dio al periodista Kennedy Alencar, de la radio local CBN, Lula alegó que se trata de "una obsesión" del juez Sérgio Moro, quien emitió la orden.

"Lula dijo que la prisión era un 'absurdo' y un 'deseo' del juez Moro y de personas que quieren verlo pasar al menos un día preso", escribió el periodista en su cuenta de Twitter.

Según el expresidente brasileño, el juez Moro actuó políticamente, porque no esperó a que finalizara el juicio por el tribunal de segunda instancia.




La Policía Federal de Brasil ya prepara una celda exclusiva en Curitiba para Lula 

El ex presidente sería alojado en el Complejo Médico Penal de Pinhais. Vestirá el clásico mono naranja y solo podrá ver el sol dos horas diarias El Supremo Tribunal Federal rechazó, por 6 votos contra 5 y en una muestra de la división que el caso Lula genera en el país, un hábeas corpus en el que la defensa solicitaba que el ex mandatario solo sea conducido a prisión cuando no le queden más recursos ni en tercera ni en última instancia judicial. Después de que se analicen los nuevos recursos de la defensa -hay plazo hasta el martes- entonces podría llegar la orden del juez Sergio Moro, el magistrado de primera instancia que desde su despacho de Curitiba se convirtió en ícono de la lucha contra la corrupción para muchos brasileños.

De su pluma salieron la condena contra el ex presidente y contra otros políticos y empresarios enredados en la Operación Lava Jato. Ahora, el petista está un paso de la cárcel. Lo saben sus abogados, lo sabe él y también la Policía Federal de Curitiba que, según el diario O Globo, intensificó los preparativos para recibir a Lula en la ciudad. Entre las informaciones que detalla el periódico figura que la policía está adaptando una celda para recibirlo. De hecho, ya saben que el ex presidente tendrá un cronograma restringido de dos horas diarias para ver el sol, y durante los primero meses no recibirá visitas de familiares en conjunto con otros detenidos. En un principio, el juez Sergio Moro había planificado que Lula fuera alojado en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba, donde están detenidos otros presos del la Lava Jato que negocian beneficios a cambio de información, como Eduardo Cunha, ex diputado y ex presidente de la Cámara de Diputados del Congreso de Brasil condenado por recibir sobornos en el escándalo que involucra a la empresa estatal Petrobras.

 Pero Lula solo estará en un primer momento allí, porque no estaría seguro. Así que, según Folha de Sao Paulo, para resguardar la integridad del ex mandatario -de la animosidad de presos y carceleros- lo trasladarán al Complejo Médico Penal de Pinhais (CMPP), en São José dos Pinhais (Región Metropolitana de Curitiba).En el CMPP hay hoy 659 presos. Es una cárcel destinada a detenidos enfermos o con problemas psiquiátricos, pero que pasó a acoger a ex policías y también a presos condenados por crímenes de cuello blanco, que quedan en un pabellón aislado en el fondo del complejo penitenciario. Los llevan allí para protegerlos de las violentas extorsiones de los presos comunes. Las celdas son de 12 metros cuadrados y están separadas unas de otras por portones con rejas metálicas. Cada una suele albergar a dos presos aunque se prevé que Lula esté solo. Los presos pueden tener televisión, siempre que sea proporcionada por sus familias y los propios internos tienen que limpiar sus celdas. Todos visten el mono naranja de presidiarios.
.infobae.com

Post Top Ad

Responsive Ads Here