- .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

jueves, 22 de marzo de 2018

Si como dice Rafael Acevedo, el de Gallup, una “mayoría absoluta” de un 66.9 por ciento de la población se opone a la reforma constitucional para viabilizar la reelección de Danilo Medina, es fácil intuir que la reelección está derrotada de antemano y consecuentemente no hay necesidad de encararla con rabia tan visceral...
.. Y que no vengan con el sonsonete del uso de los recursos del Estado, de la compra de conciencia, del escamoteo de votos y de otras trapacerías que están siempre presentes en las elecciones dominicanas, porque aquí existe la experiencia de dos presidentes reeleccionistas derrotados después de emplear todos esos recursos para quedarse en el poder a las malas: Joaquín Balaguer e Hipólito Mejía.
¿O es que la visión estrábica con que se ha leído la encuesta de Gallup confunde el concepto de la continuidad de Medina con una reforma constitucional aparentemente innecesaria para hacer posible la reelección? De ser así, la encuesta no hace más que avalar la voluntad de la mayoría para la continuidad del Presidente más allá del veinte.
Pero suponiendo que efectivamente la reelección es rechazada por tan elevado porcentaje de la población, lo más fácil para la oposición --tanto de adentro como de afuera del PLD--, fuera dejarla fluir para romper el mito de que Danilo es invencible. De paso, resolvería el conflicto de liderazgo interno del Partido de la Liberación Dominicana y eventualmente abriría la brecha a una candidatura apegada a la ortodoxia boschista que reclama ahora el leonelismo.
Lo que se ha publicado hasta ahora sobre la encuesta de Gallup, sin embargo, no trasluce todos sus hallazgos en torno a la favorabilidad de Medina: sigue siendo el potencial candidato de mayor aceptación entre todos los posibles aspirantes, sin tomar en cuenta que las pocas veces que se ha referido al tema --ya sea directamente o a través de terceros--, ha sido para decir que no irá a la reelección.
¿... Por qué tanta rabia opositora?
La popularidad o nivel de aceptación de Danilo no puede medirse a más de dos años de las elecciones. Es aberrante proyectar un escenario electoral con tan largo punto de mira así pretenda Gallup leer sus resultados en bola de cristal. Lo primero es que no resulta objetivo abrir una competencia de popularidad electoral a más de dos años de los comicios cuando ningún partido tiene candidato, ni siquiera los más radicales de la oposición..
... Lo segundo es plantear un escenario irreal como es la reforma constitucional para introducir la reelección cuando antes está por verse en materia contenciosa si el transitorio que “imposibilita la reelección” constituye realmente un obstáculo para la continuidad presidencial...
... Y lo tercero está por verse si el propio Presidente está dispuesto a cargar con los costos políticos que tendría para su imagen y su figura histórica intentar un tercer período continuado en el poder, independientemente del resquebrajamiento institucional que tendría para su partido, el PLD.
Lo que nadie duda es que a partir de los resultados de la encuesta Gallup, cualquier lógica indica que la oposición debiera animarse a alentar una nueva repostulación de DaniloÖ ¿No sería tan fácil derrotarlo?
¿... A lo interno del PLD qué?
Claro que se baten palmas a lo interno del PLD después del “empate técnico” entre Leonel y Danilo. Hasta la oposición celebra unos números que la deja muy mal punteada, muy por debajo incluso de su votación individual de los pasados comicios de 2016.
Mientras los leonelistas alardean de su potencialidad --razón tendrán para ello--, los danilistas celebran sus propios números, algunos de ellos con origen también en Gallup y en NewLink que le trabajan con otras nomenclaturas...
¿.. Por qué José Ramón Peralta no aprovecha y da esos otros números a conocer?
 https://www.listindiario.com/puntos-de-vista/2018/03/22/507507/encuesta-peripatetica
lobarnechea1@hotmail.com
 
CÉSAR MEDINA

Post Top Ad

Responsive Ads Here