En lo del asesinato de Goyito, ¿por qué sus compañeros de redacción callan lo que saben? - .

La Actualidad

.

jueves, 29 de marzo de 2018

En lo del asesinato de Goyito, ¿por qué sus compañeros de redacción callan lo que saben?

NO es cierto que el malogrado periodista Gregorio García Castro (Goyito) fuera asesinado “por la intolerancia del gobierno del presidente Joaquín Balaguer”, no. Fue asesinado por el grupo de jefes militares y policiales, intolerantes con su ejercicio de comunicación libre e independiente y de lo que el periodista Daniel Adriano Gómez sabe lo que afirma, toda vez que Gómez y quince días antes, llevó a Goyito a Palacio a una decisiva reunión con Balaguer y ese día fatídico, del 28 de marzo de marzo de 1973 hizo lo indecible y siguiendo los deseos del periodista asesinado vilmente, que le llamó temprano y luego se reunieron cerca del mediodía, Después del programa de García Castro en la televisora Color Visión y manteniendo contacto directo hasta las dos y media de la tarde, pues en la noche, DAG tenía un compromiso de cenar en casa del matrimonio formado por José Osvaldo Leger y su esposa Amelia, donde se enteró de la ocurrencia del crimen y lo que le dejó anonadado, pues a las cinco de la tarde había quedado con Balaguer, de que le llevaría otra vez a Goyito a las diez de la noche a su despacho en Palacio.
 

 Fue por esa razón, que meses luego, la viuda de Goyito le aceptó a Balaguer la designación de cónsul general en Río de Janeiro. Si hoy día, los autores materiales de ese crimen no han sido procesados, se debe a la complicidad y cobardía de los periodistas y ejecutivos de “Ultima Hora” y del resto del periodismo, quienes sabiendo quien ordenó su asesinato, todavía y de cobardes, ninguno se atreve a decir su verdad y porque saben, que el general policial que lo mandó a matar, aun anciano, bien que sería capaz de ordenar, que también a ellos los mataran. Por eso decimos, que lo mejor que deben hacer, es callarse y dejar que ese muerto, que en vida envidiaban, descanse en paz.
 ¿Quién fue el general del Ejército que ordenó el asesinato de Goyito?
 LOS periodistas que contribuyeron a precipitar la muerte del nunca olvidado Gregorio García Castro, viven diciendo “esto o lo otro y para nada admiten que uno de ellos fue quien llamó al jefe de redacción de Última Hora, a que abandonara la redacción “para que te tomes un café” y la que se unió a la otra, de que saliera, que supuestamente alguien quería robarle el carro. Ahora, todos coinciden en no atreverse a mencionar al general sospechoso de haberle hecho una llamada en la mañana al periodista y diciéndole: “arregla tus papeles porque de las nueve de la noche de hoy no pasas”. Mientras tanto, el médico e hijo mayor de Goyito debería callarse, que está visto que él notiene idea de la verdadera historia de lo que ocurrió, antes y después del crimen de su padreGoyito.  
Uno de los de su periódico tuvo que ver con su muerte


CUANDO asesinaron al entonces jefe de redacción del periódico Ultima Hora, Gregorio García Castro (Goyito), el 23 de marzo de 1973, un año antes, ya POR EL OJO DE LA CERRADURA era una de las columnas diarias y principales de ese vespertino. Se percibía que la cueva de intereses que existía entre los lumpen y pequeños burgueses que componían su redacción y dirección, no las tenían todas a favor de García Castro, era una relación de tolerancia mutua. Por eso, cuando un sector militar facistoide y a espaldas del presidente Joaquín Balaguer, asesinó al gran periodista y columnista, uno de ese grupo y por una u otra razón, facilitó que le asesinaran, al prácticamente obligarle a que saliera de la redacción (donde quedó a la espera de nuestro editor y redactor jefe, quien ya había logrado con Balaguer y en la tarde de ese día que recibiera a García Castro a las diez de la noche y para lo cual el mismo Daniel Adriano Gómez se comprometió a llevarle). Ahora es mucho golpe de pecho y decir que se es amigo del alma de Goyito, pero la verdad está muy distante de lo que se dice. Un solo libro de DAG derrumbará las versiones y mitos creados y la verdad sobre ese crimen aleve saldrá sola.
 
El fantasma de Goyito ronda sobre cabezas periodísticas
¿En el fondo?, egos heridos y la envidia y ruindad de los mismos protagonistas. El día que la nación conozca quien fue el periodista que facilitó el atentado que le quitó la vida al maestro del periodismo de a verdad, Gregorio García Castro, muchos temblarán de puro coraje
 
Goyito. Uno de los de su periódico tuvo que ver con su muerte
 PRETENDIENDO ignorar la existencia para la época de la columna política no partidarista POR EL OJO DE LA CERRADURA, que publicábamos y vio la luz en el desaparecido vespertino Ultima Hora, el 19 de marzo de 1972, un hijo del malogrado periodista y jefe de redacción del citado periódico, Gregorio García Castro -Goyito- ofrece por nueva vez su versión absolutamente sesgada y subjetiva, y efectúa una serie de planteamientos y muy equidistantes de la verdad de los hechos.

 Pues mientras por un lado pretender descalificar al presidente Joaquín Balaguer, por el otro, no revela, que ese calumniado primer mandatario, fue el que posteriormente nombró a su mamá y durante varios años como cónsul general en Rio de Janeiro, cargo que fue aceptado por esta sin ningún tipo de oposición ó remordimiento. Pero además y con una irresponsabilidad que sorprende, el ingeniero Enrique García Frometa y porque tanto su mamá como él mismo, saben quién fue el reportero que llamó a la redacción del periódico, dice hoy en el matutino fundado por Trujillo, lo siguiente: “El traidor que llamó al periódico y que hizo salir a Goyito para ser asesinado, cumpliendo mandato de los autores intelectuales debe ser investigado siguiendo las llamadas al teléfono 688-3361, sobre todo entre 8 y 9 de la noche, llamadas grabadas por la telefónica y conocer esas conversaciones y esa desgraciada trama.  Por años, nuestro editor y redactor jefe ha sostenido, que si Goyito salió del periódico, fue inducido por alguien que conocía y le merecía confianza y como sabemos que otros dos periodistas estaban a menos de una cuadra y media de la redacción, en una cafetería en la calle El Conde, creemos, que si García Frometa les inquiriera, seguro que cualquiera de ellos o los dos, podrían arrojarle luz sobre la pregunta que el hijo de Goyito formula: César Medina y Ubi Rivas y esto, sin que en modo alguno se pudiera inferir y salvo prueba a contrario, que alguno de ellos tuviera que ver con la llamada del “traidor que llamó al periódico”, pues también hubo una vecina (Tatica) de la que posteriormente se dijo y que publicara UH que le había llamado “porque te están robando tu auto"


 En lo de la muerte de Goyito aun toda la verdad no se ha divulgado
 Un día todo se sabrá”. Durante años, nuestro editor y redactor jefe ha sostenido su verdad con relación a ese crimen y del que quedó impactado, pues había sido el amigo y colega que Goyito llamó para solicitarle su mediación y el mismo día que recibió la fatídica llamada de: “Arregla tus cosas porque de hoy no pasas” .Ese día, DAG actuó frenéticamente para impedir la materialización del crimen e incluso habló a las cinco de la tarde con el presidente Balaguer, alertándole sobre el particular y aquel disponiendo que le llevara a Goyito  “a más tardar la diez de la noche” y por lo que fue de inmediato a la redacción del vespertino, enterándole y rogándole,  que por favor se fuera con él a una cena que tenía acordada desde hacía varios días y en casa del ingeniero José Osvaldo Leger y esposa. A lo que el jefe de redacción de UH alegó que no podía, pero sí prometiéndole que no saldría para nada de la redacción y que le esperaría para que le llevara donde el primer mandatario, a donde había estado días atrás y habiendo sido DAG la persona de confianza que Goyito le solicitó que también interviniera y le acompañara a Palacio.









Post Top Ad

Responsive Ads Here