Solo al árbol que da frutos es que se ataca, la mediocridad no soporta a nadie integro - .

La Actualidad

.

jueves, 15 de febrero de 2018

Solo al árbol que da frutos es que se ataca, la mediocridad no soporta a nadie integro

 A nuestro editor, redactor jefe y director general ejecutivo, no le sorprende en absoluto, que en el gobierno, hayan funcionarios que no lo pasan y solo porque Daniel Adriano Gómez, nunca ha pertenecido a grupo político o empresarial de presión y actúa por criterio propio y siempre atendiendo y defendiendo los intereses permanentes de la República, que es la verdadera función de todo analista o comentarista político que se respete. Pero también la experiencia dice, que precisamente por esos fueros de independencia crítica, también en el gobierno como en la oposición y el empresariado y no obstante que viven poniéndole obstáculos y todas clases de travesuras, al final, coinciden en tenerle respeto y aunque no lo soportan, mal que le dejan vivir, permitiendo que ejerza una o sus tres profesiones liberales y hasta facilitándole anuncios, los que después de unos meses empiezan a demorarle los pagos o atrasarle la renovación de los contratos publicitarios y cuando ven que ni así le sacan de casillas, entonces le dejan vivir, pero siempre mortificándole en extremo. Una verdadera lástima, porque de lo contrario, todos esos sectores que le adversan gratuitamente, podrían tener en él un buen colaborador e independiente por demás, pues ahora mismo, DAG continua siendo el mejor, más respetado y más autorizado analista político, verdaderamente independiente de su generación y a una edad (74 años) que pocos individuos de más años, disponen de la experiencia pública y de Estado que Gómez tiene y que le sirve para ser conceptuado como un archivo y biblioteca humano que muy pocos podrán acercársele desde el periodismo adocenado que se está viviendo. Ahora mismo, al respetado periodista se le está haciendo pasar las de Caín, al lograr que no tenga capital de trabajo o que, al no ser una persona de amplios recursos, pudiera verse y si Dios no mete su mano, hasta perdiendo su casa. Pero así es esta vida. Que a quien es de conducta seria y de mucha integridad, se le combate y hasta se le acosa y que en el caso del doctor Gómez, parecería que nada de esas presiones le hacen mella, pues escribe diariamente y también diariamente produce su propio programa televisivo de una hora y sin copiar ni plagiar a nadie. Pues auténtico, sí que es.

Post Top Ad

Responsive Ads Here