La “lucha contra la corrupción” es un pleito de pequeña burguesía arribista y ricos comerciantes, no de los ciudadanos de a pie - .

La Actualidad

.

sábado, 17 de febrero de 2018

La “lucha contra la corrupción” es un pleito de pequeña burguesía arribista y ricos comerciantes, no de los ciudadanos de a pie

COMO ya muchos sospechábamos y que para POR EL OJO DE LA CERRADURA no ha sido ninguna sorpresa y porque la hemos adoptado como nuestra bandera para enfrentar la enequidad, la falta de una oposición cierta y la corrupción fomentada por periodistas y mass media dentro de la prensa mercancía, que definitivamente haya que entender, que el discurso anti corrupción y como hasta ahora ha sido planteado, no cala en el ánimo del público y la prueba es, que los políticos y partidos de alquiler no han podido derrotar al PLD y menos a Danilo o al mismo Leonel y por la determinante razón, de que ese no es el gran problema que preocupa a la población en general y sí solo a una minoría dentro de la clase media y la pequeña burguesía arribista y tal como lo confirma  el estudio que realizó el Instituto de Investigación Social para el Desarrollo sobre Ciudadanía y Democracia en la cultura política en la República Dominicana.

Al establecer “que la oposición política del país tiene un discurso desfasado y que por eso no logró conectar con la sociedad en los comicios del 2016”.El mismo estudio (efectuado en octubre de 2016 y mucho antes del Odebrechtgate y que apareciera el espectáculo de circo MVerde) ofrece un dato revelador: La encuesta realizada, establece,  “que el 52.24% estima que la corrupción puede disminuirse pero no eliminarse y solo el 26.87% considera que pueda “eliminarse algún día” y el 20.48% dice que no se podrá “cambiar nunca”.

 ¿Y esto por qué?, porque el gran público la aprecia como un pleito o debate entre pequeña burguesía elitista y sus medios y periodistas, quienes sí son los grandes beneficiarios de esa discusión inacabable y al extremo, de que en los últimos cinco años, a nivel periodístico es que han nacido las fortunas más increíbles  y en particular, de presumibles fortunas de periodistas, entre 500 y 3,000 millones de pesos cada una (Dani Alcántara, César Medina, Luis Martínez Pozo, Eury Cabral, para citar a los más representados) y el aumento extraordinario, de las fortunas de barones mediáticos como los dueños del oligopolio CORVI (Corripio-Vicini) y su concentración de medios de comunicación y de información de masas al servicio de ese gran capital y que es la razón, de que entre otros datos, cada vez que se efectúa una encuesta, siempre sale la especie de mantra en cuanto a que los sectores “mejor valorados” son los medios de comunicación y lo que sucede, porque los barones mediáticos son a su vez, dueños de las principales firmas encuestadoras y las que publican sus resultados en los periódicos de cada grupo.

 Pues, en resumidas cuentas, se genera el factor de gran percepción, de que, para el gran público, la corrupción es una lucha entre ricos y nariz parada y pequeños burgueses afanosos por escalar social y económicamente. Por eso, los gobiernos del PLD y en particular, los presidentes, Danilo Medina Sánchez y Leonel Fernández, han sabido lidiar con las ambiciones desaforadas y constituirse en gobierno y oposición al mismo tiempo, resultando al final, que son los políticos mejor evaluados a nivel de la ciudadanía que no tiene apellidos conocidos o de esos eternos para los periódicos  y a cuyos miembros lo único que les interesa es mejorar su nivel y calidad de vida y que es lo que ambos políticos han vivido haciendo.

Leonel cuando fue gobierno y Danilo mucho más aún y de forma sostenida y muy creativa. De ahí que POR EL OJO DE LA CERRADURA, periódico digital y en el teleradioperiodico televisivo, nos ocupamos más por desentrañar la corrupción y enriquecimiento desproporcionado de periodistas y barones mediáticos, que lanzarnos al cuello de los pobres, que es contra quienes los medios y periodistas de la prensa mercancía atacan y al señalarles en los peores términos al calificarles y estigmatizándoles, como los fomentadores de la cultura del dao, con lo que la “lucha contra la corrupción” por parte de esos sectores, es un ataque directo contra los más pobres, en vez de ir contra “del clientelismo, el tráfico de influencia, el favoritismo y otras prácticas corruptas para articular oportunidades económicas de las grandes empresas y amplios sectores profesionales de clase media” y como argumenta con toda la razón argumenta el estudio que realizó el Instituto de Investigación Social para el Desarrollo sobre Ciudadanía y Democracia en la cultura política en la República Dominicana y que es el punto de debate y opinión constante en nuestros medios

Post Top Ad

Responsive Ads Here