¿Ha colapsado el capitalismo? - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

viernes, 2 de febrero de 2018

¿Ha colapsado el capitalismo?

«La inconsistencia temporal que Marx destacó corresponde, por tanto, a una dificultad real (...). Solamente un crecimiento permanente de la productividad y la población pueden compensar por las unidades adicionales de capital (...). De lo contrario, los capitalistas efectivamente cavan sus propias tumbas: o ellos se desgarran entre sí en un intento desesperado para combatir la caída en la tasa de beneficios (...), o ellos fuerzan a la mano de obra a aceptar una cada vez más pequeña proporción del ingreso nacional, lo que finalmente lleva a una revolución proletaria y a una expropiación general». Thomas Piketty, Capital in the twenty-first century, 2014

Marx pronosticó el fin del capitalismo, basado -según presumió- en la irresoluble agudización de sus contradicciones internas. La lucha de clases acabaría con el sistema. El marxismo, sin embargo, muy útil para explicar la economía política del capitalismo, ha tenido un pobre récord en lo que se refiere a sus pronósticos relacionados con el desenlace del capitalismo y su reemplazo por un sistema socialista. La primera revolución socialista ocurrió en una sociedad con escaso desarrollo del proletariado, contrario a lo previsto por Marx. Asimismo, el régimen socialista o dictadura del proletariado no condujo a la etapa superior del comunismo; en cambio, dicho régimen implosionó, dando paso a más capitalismo.

Lenin, el líder de esa primera revolución, planteó que luego del capitalismo vendría el imperialismo, como su etapa superior. En su lugar, el jefe de los bolcheviques sentó las bases para que Rusia se convirtiera en el centro del imperio soviético. Bosch, por su parte, formuló la tesis de que la fase final del capitalismo era el pentagonismo, como una forma de llamarse a sí mismo marxista, pero no leninista -entre otras diferencias.

El fin del capitalismo ha sido objeto, ciertamente, de mucha especulación por parte de un gran número de intelectuales, quienes entienden que es un sistema inhumano que promueve la avaricia individual y la explotación del hombre por el hombre. Sin embargo, dejan de lado que el capitalismo ha evolucionado enormemente desde la revolución industrial hasta nuestros días. Aun más, en las sociedades modernas en donde persisten todavía regímenes controlados por el partido comunista se debe al hecho de que esos regímenes han introducido reformas de corte capitalista. Tomen el ejemplo de China. Desde el triunfo de Mao en 1949 hasta finales de los setentas, la República Popular China fue una maquina generadora de pobreza; solo a partir de la muerte de Mao y con la introducción de reformas capitalistas pudo la sociedad china sacar de la pobreza a cientos de millones, en un episodio que algunos analistas consideran el programa de reducción de la pobreza más exitoso de la historia.

El otro ejemplo es la Cuba de los Castro, sustentada por casi tres décadas por la caridad soviética. Cuando ese apoyó cesó, tras el derrumbe del bloque soviético, el sistema socialista entró en una grave crisis que amenazaba su sostenibilidad. La respuesta obligada fue introducir reformas de corte capitalista que le dieron un nuevo aire a un proyecto completamente fracasado. Hoy en día se sigue discutiendo la necesidad de introducir nuevas reformas o la ampliación de las ya existentes.

En este contexto, llama la atención que se hable de que el sistema capitalista ha colapsado o está a punto de hacerlo. Habría que definir en qué consiste el capitalismo y luego establecer los criterios que sirven de soporte para anunciar su colapso. Si nos atenemos a los planteamientos de Marx un sistema económico se define, en sentido general, por la relación de propiedad de los actores sociales frente a los medios producción. El capitalismo, como es obvio, se fundamenta en la propiedad privada de dichos medios; el socialismo, en el otro extremo, se apoya en la propiedad colectiva o en la eliminación de la propiedad privada. Por tanto, decir que el capitalismo ha colapsado es como decir que el régimen de propiedad privada ha colapsado. Y, a la vez, habría que establecer qué tipo de sistema lo sustituiría. ¿Un régimen socialista? En el caso del socialismo sí se puede hablar con propiedad de un régimen que ha colapsado irremediablemente. Y se trata de un fracaso que no puede ser atribuido a fallas en la implementación. No hay una sola sociedad que pueda ser presentada como un ejemplo del éxito socialista. Son fallas inherentes a la concepción y al diseño mismo de ese sistema.

La idea del colapso del capitalismo -inminente o no- tiene su origen en la visión marxista de que en la historia los sistemas económicos y sociales se van sucediendo de manera lineal y progresiva. Una idea que también la historia ha demostrado ser errónea. De hecho, en la actualidad se tiene una gran variedad de sociedades con regímenes capitalistas en distintos niveles de desarrollo o de madurez, y resulta prácticamente imposible anticipar hacia qué tipo de capitalismo estarán evolucionando esas sociedades. Existen grandes diferencias entre el capitalismo norteamericano y el capitalismo europeo (si es que podemos poner en una misma canasta a todos los países de Europa). En Europa, como es el caso de Suecia que es tipificado como de “corte socialista”, está basado en políticas redistributivas que preservan las bases capitalistas y dan al capitalismo lo que muchos consideran un “rostro más humano”.

Diferencias de otro tipo también se dan con el capitalismo japonés y el coreano. Lo mismo podría argumentarse con el capitalismo de América Latina y el de África. Por lo tanto, la pregunta forzada es qué versión del capitalismo es que está colapsando, ya que todos comparten, sin embargo, la propiedad privada de los medios de producción y los derechos que se derivan de ese tipo de propiedad.

No se vislumbra en el horizonte un posible colapso del sistema capitalista. El planteamiento de Piketty de que el proceso capitalista “lleva a una revolución proletaria y a una expropiación general” luce cada vez menos realizable. El capitalismo tiene la capacidad de transformarse a si mismo, manteniendo intactos sus fundamentos ... Por eso, el anuncio de su muerte luce prematuro.
PEDRO SILVERIO ALVAREZ
https://www.diariolibre.com
@pedrosilver31

Pedrosilver31@gmail.com

Post Top Ad

Responsive Ads Here