MANUAL PARA QUE NO TE ENGAÑEN LOS POLÍTICOS - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

domingo, 7 de enero de 2018

MANUAL PARA QUE NO TE ENGAÑEN LOS POLÍTICOS


  Cada año, votas con la esperanza de que algo vaya a cambiar para bien, y cada año, te das cuenta de que aquellos en los que confiaste, te engañaron. ¿Cómo puede ser que cayeses una vez más en esa trampa? ¡Si parecía que de todas las opciones posibles ésa era la menos mala! En estas pocas páginas vas a aprender a leer por detrás de lo que dicen y hacen los políticos para que nunca más te vuelvan a engañar, pero antes de nada, tienes que hacerte la promesa de no volver a autoengañarte jamás, porque si no, no hay nada que hacer. 

Si permites que tu alma admita la mentira que tu mente produce, volverás a caer en depresión al comprobar que, lejos de lo que tú imaginaste, las cosas fueron a peor con el partido que votaste, y que incluso sentiste vergüenza de haber votado a aquel que luego te ha perjudicado tan seriamente. Si no te haces la promesa a ti mismo de no volver a creer en lo que sabes que es mentira, no merece la pena que pierdas un minuto en leer este texto: no es para ti. Historia del gobierno en la sociedad de masas La democracia moderna y el supuesto régimen de libertades nace en la Revolución Francesa, y coincide con la propagación de los medios de comunicación de masas. 

El primero, el periódico, que se extiende a principios del siglo XIX, y después, la radio y la televisión, a principios y mediados del siglo XX, respectivamente. El llamado “régimen democrático” se basa en los votos de los ciudadanos por algún “partido político” (diferenciados desde entonces entre “izquierda” y “derecha”) y esa elección se fundamenta, a su vez, por su respectiva visión sobre la realidad y las hipotéticas soluciones que les proporcionan los medios de comunicación asociados a una u otra corriente, que no trabajan por la Verdad (que unifica) sino por las visiones ideológicas (que separan). Cada uno de los medios de comunicación tiene una ideología y coloca esa ideología por encima de la Verdad; por lo tanto, en democracia se protege la libertad de expresión, siempre y cuando no se haga uso de ella para decir la “Verdad de verdad”, la que unifica.

 Si algún librepensador trata de decir esa Verdad unificadora será silenciado y se le impedirá aparecer en los medios de comunicación de masas porque cambiaría el orden psicopático de las cosas. Tu percepción de la realidad a través de los medios de comunicación que lees o ves condiciona el sentido de tu voto. Si sigues una televisión o radio de izquierdas, votarás por la izquierda, y si ves o sigues una radio de derechas, votarás por la derecha. Correcto, ¿verdad? El problema reside en cuando te das cuenta de que ambos, los medios de comunicación de derechas y los de izquierdas, son propiedad de los mismos banqueros que a su vez perdonan las deudas a los partidos políticos y, por tanto, jamás harán una política que les perjudique o vaya a la raíz del problema: el dinero-deuda. Teniendo esto presente comprenderás que ninguna persona o líder que pueda perjudicar a esos banqueros tendrá derecho a aparecer en esos medios de comunicación: ¡no van a ser tan gilipollas de fastidiar su propio invento, verdad?

 La razón es muy sencilla: si apareciera alguien que explicara el problema real y la manera de solucionarlo, los banqueros perderían su poder, y si algo no son esos banqueros que gobiernan nuestras vidas es… tontos. Hasta la llegada de Internet, las personas insatisfechas con el sistema político se reunían en ambientes alternativos alrededor de la música rock y posteriormente cuestiones sociales, sexuales e identitarias creyendo que de esa manera estaban haciendo daño al sistema… hasta que nos dimos cuenta de que también ese ambiente underground estaba controlado por los sionistas y se silenciaba (y asesinaba) a los artistas incontrolables e imprevisibles. 

¿Solución? Esos artistas o personalidades que no se pliegan a la corrección política (la verdadera dictadura) tienen prohibido aparecer en los grandes medios de comunicación. Hoy sabemos que la Fundación Soros financia todos los grupos de ultraizquierda, a través de becas, ONGs y “programas de desarrollo”, enmascarados bajo el apelativo de “políticas sociales”, con el fin de fracturar la sociedad en decenas de “causas supuestamente justas” pero que lo que consiguen es distraer la atención de lo verdaderamente importante y que nos enfrentemos entre nosotros: mujeres contra hombres, musulmanes contra cristianos, vegetarianos contra carnívoros, negros contra blancos, etc. Comoquiera que el ser humano busca naturalmente la Libertad y la Justicia, los banqueros e ingenieros sociales que nos gobiernan siempre tienen un ojo puesto en lo que los amantes de la libertad hacemos para desactivar esos movimientos .http://rafapal.com/2018/01/05/manual-para-que-no-te-enganen-los-politicos-mi-regalo-de-reyes/

Post Top Ad

Responsive Ads Here