La marcha verde se desvanece - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

martes, 30 de enero de 2018

La marcha verde se desvanece

La concentración que convocara el Colectivo Verde frente al Palacio nacional este 28 de febrero para protestar contra Danilo Medina, la corrupción y la impunidad no fue un éxito, no fue una expresión popular de resistencia y protesta.
Le esta pasando igual que a la oposición política, cuya credibilidad y prestigio están por los suelos y son considerados cada día por más ciudadanos como parte importante del problema, nunca como solución.
Y no es porque no haya ganas de protestar y razones para que se tome la calle, no, es que aspirantes a candidato presidencial, partidos políticos, vocería mediática han “contaminado” y debilitado lo que al principio se vio con mucho entusiasmo por los ciudadanos de clase media y disgustados de los partidos.
La manifestación frente al Palacio Nacional, a pesar de haber sido financiada por empresarios eléctricos, ONG con financiamiento extranjero, aspirante a candidato presidencial, de haberse movilizado autobuses del interior del país, ni siquiera congregó a tres mil personas.
Los expertos y observadores se han sorprendido de que esa protesta haya sido tan débil, a pesar de que existen suficientes razones y argumentos para que los ciudadanos salgan a la calle para rechazar con fuerza la falta de justicia, los impuestos altos, la gasolina y sus derivados por las nubes, la corrupción generalizada, política e institucional, el desempleo masivo, la caída de los valores, el avance de la pobreza y la pérdida continuada de derechos, servicios y logros democráticos.
La gente, los ciudadanos no se sienten representado en el llamado Colectivo Verde, porque sus actores principales son los mismos que ellos tildan de fracasados, herederos de los que han machacado con abuso de poder e injusticia al pueblo dominicano.
La única explicación del fracaso es la presencia en las protestas de partidos políticos, precandidatos presidenciales, vocería mediática que solo se pronuncian contra Danilo Medina y su gobierno, la corrupción e impunidad.
Esos factores han contaminado y debilitado ese movimiento de protesta o resistencia.
Los ciudadanos no salen en masas a las calles porque no ven garantía de que la protesta no va a ser capitalizada y manipulada por partidos políticos, políticos profesionales y candidatos presidencial.
Observan que es un quítate tu pa’ ponerme yo…
La gente se ha dado cuenta que el  llamado Colectivo Verde no es un movimiento ciudadanos limpios y sin contaminación, nacidos en la sociedad civil y alejados por completo de partidos, políticos, aspirantes a candidato presidencial e intereses geopolítico de EEUU.
Ahora están generando rechazo y desprecio.
El éxito inicial del movimiento verde se debió a que los ciudadanos les percibieron, al principio, como un movimiento espontáneo, al margen de los partidos, políticos, candidatos y fuerzas extrajeras.  Esa independencia y limpieza del principio del Colectivo Verde generó un apoyo inusitado y sorprendente de los ciudadanos… pero ya todo se ha desvanecido. Esa fuerza se diluyó cuando los ciudadanos empezaron a sospechar que el movimiento estaba infiltrado por partidos políticos, sectores empresariales, vocería mediática, y políticos oportunistas.
La consecuencia de esto será grave, se observa que no hay oposición en República Dominicana, no están articulados, organizado, no tienen propuestas creíbles, hay opositores, pero no hay oposición.
El presidente Danilo Medina y su gobierno lucen cada día más fortalecido.
El sometimiento y llevar a las cárceles a los involucrados en el caso de Odebrecht, era uno de los ejes principales que motivaron las manifestaciones por parte de los verdes y dirigentes de la oposición.
Sin embargo, el Gobierno, optó por impulsar el sometimiento de los involucrados, al extremo que metió presos políticos del calibre del presidente del principal partido de oposición, Andrés Bautista y otros cuatro miembros de la Comisión Política de la organización, así como la emblemática figura del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Temístocles Montás, y otros tres integrantes de la cúpula de la organización, además del secretario nacional de Finanzas, Víctor Díaz Rúa.
Esta medida logró captar la aceptación de gran parte de la ciudadanía, y expresan apoyo a estas decisiones judiciales, reduciendo el apoyo a los verdes, en un reconocimiento a la decisión del presidente Danilo Medina de llevar el caso “hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga”, como hasta ahora ha ido sucediendo.
Con estas medidas impactantes el presidente Danilo Medina se consolidó como la figura política mejor posicionada, como un estratega fino, que a la hora de la verdad no tiene miramiento para asumir lo que mejor le convenga al país y a sus propios intereses políticos.

Post Top Ad

Responsive Ads Here