¡…El otro Abinader! - .

La Actualidad

.

miércoles, 31 de enero de 2018

¡…El otro Abinader!


.listindiario.comLuis Abinader es hoy otro político en busca del poder cuando se le compara con el candidato de las pasadas elecciones. Aquella vez --en apenas 16 meses--, cometió tantos errores que se fue distanciando del puntero a medida que se acercaban las elecciones para perder por una diferencia de 27 puntos porcentuales: 35 a 62.

Es obvio que Luis está recibiendo una asesoría correcta cuando se aleja de las zonas de conflictos tanto internos como externos al Partido Revolucionario Moderno (PRM), asume posiciones responsables como es abanderar a un candidato a la presidencia partidaria, José Ignacio Paliza. Y al refrendar la candidatura de Carolina Mejía a la Secretaría General, de paso deja la convención interna fuera de fisura partidaria. Hacia lo externo del PRM Luis se está administrando con mucho tacto: hace rato comenzó a dar notaciones de que no está en el cuadrilátero enfrentando abiertamente ni siquiera a Danilo Medina, su contendor de la pasada pelea, se desvinculó inteligentemente del Movimiento Verde que le disputa su espacio; rompió discretamente su sociedad con el grupo de partiditos antisistema con el que coincidía al no reconocer el triunfo peledeísta del 16, y abandonó la rebeldía de las calles.

En cambio, asumió el rol que le corresponde como líder al ser el más votado de los candidatos opositores en las pasadas elecciones; se agenció asesoría internacional de marketing e imagen política; recontrató los servicios de Leonardo Aguilera, del Centro Económico del Cibao, que siempre le fue fiel con la verdad; envainó la espada que por mucho tiempo blandió contra un sector de la prensa y enterró el hacha afilada contra sus compañeros disidentes...

... Como político maduro
Luis Abinader, en otras palabras, ha devenido en el político maduro que fundamenta su proyecto presidencial en base a propuestas concretas para solucionar los grandes males nacionales... Hace oposición firme al gobierno, combate sus políticas cuando las considera erradas, embiste al presidente Medina con el respeto que merece como jefe de Estado y al mismo tiempo plantea propuestas atractivas como parte de su programa de gobierno.

Cuando la delincuencia elevaba su cota hace apenas un par de semanas, Abinader se las ingenió para renovar su viejo convenio con el exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, considerado el genio que hizo posible erradicar la delincuencia más rapaz de la Gran Manzana. Tal vez sea una exageración, pero Abinader promete que con la ayuda de su amigo Giuliani pondrá fin a la delincuencia callejera en Santo Domingo. Y eso es música para los oídos de una sociedad ahíta del crimen. No se le ve improvisar decisiones trascendentes, está trabajando en equipo, las asesorías sectoriales han adquirido jerarquía en su proyecto, y un elemento que estuvo ausente en el proceso anterior --la sencillez y humildad y la capacidad de escuchar a los demás--, esta vez están muy presentes en Abinader y su entorno más íntimo.

Los equipos de trabajo laboran activamente bajo la coordinación del propio candidato, y todos los fines de semana veintenas de equipos de campaña están recorriendo el país palmo a palmo contactando a sus compañeros para la próxima cita convencional.

... Dominando el escenario
Los resultados de ese esfuerzo han comenzado a verse. Abinader y su proyecto han avanzado mucho en los últimos meses y a lo interno del PRM se da como un hecho que su equipo copará las principales posiciones a elegirse en la convención que se celebrará en apenas dos semanas.

La estrategia de Abinader al colocar a Carolina Mejía en la secretaría general del PRM es acercarla a la fórmula electoral del 2016 repitiendo con ella en la candidatura vicepresidencial. Sería la forma inteligente de neutralizar a Hipólito Mejía, a quien Abinader y su gente dan como seguro derrotado en la convención que escogerá al candidato presidencial.
César Medina
lobarnechea1@hotmail.com

Post Top Ad

Responsive Ads Here