El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, acepta el recuento total de votos exigido por la oposición - .

La Actualidad

.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, acepta el recuento total de votos exigido por la oposición

 

La última palabra la tiene ahora el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Honduras.

Nueve día después de las celebración de las elecciones presidenciales, el país centroamericano continúa sin conocer quién lo gobernará por los próximos cuatro años y la crisis política se manifiesta en las calles.

Pero este martes, los principales candidatos finalmente se pusieron de acuerdo en un punto: el controvertido recuento de votos.

Salvador Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, reclamó que se realice un un nuevo conteo total de las boletas emitidas en las elecciones del pasado 26 de noviembre.

De lo contrario, exigía celebrar una segunda vuelta entre él y su rival, el presidente Juan Orlando Hernández.
Y pocas horas después, Hernández respondió a la solicitud de forma positiva.

"Estamos abiertos a que se coteje, que se revise, una, dos, tres, las (veces) que sea, no tenemos ningún problema", aseguró en una alocución desde la sede del Partido Nacional.

Asimismo, cuestionó lo que calificó como "jugarretas" de la oposición: las diferentes solicitudes de revisiones electorales realizadas en los últimos días por la alianza coordinada por el expresidente Manuel Zelaya, que primero solicitó el cotejo de unas 1.000 actas, luego de más de 5.000 y ahora de todas.
Según el recuento oficial del TSE, el presidente hondureño y aspirante a la reelección, Juan Orlando Hernández, ganó los comicios con un 42,98 % de los votos contra el 41,39 % de Nasralla, con el 99,89 % de las actas electorales procesadas.

Sin embargo, el TSE no ha proclamado el vencedor a la espera de que se resuelvan recursos e impugnaciones que se puedan presentar.

La opositora Alianza de Oposición contra la Dictadura asegura que en la votación del 26 los partidarios del presidente Hernández hicieron trampa para impedir la victoria de Nasralla y acusan al Tribunal Supremo Electoral de no ser neutral.
El 26 de noviembre, Honduras celebró las elecciones presidenciales para definir quién gobernará el país por los próximos cuatro años, pero por primera vez desde el regreso de la democracia, los resultados de los comicios no se conocen más de una semana después.

Los dos principales candidatos, el presidente Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional, y el propio Nasralla se declararon vencedores desde el mismo día.

Eso incluso sin que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) hubiera informado del primer corte de los conteos.

La controversia estuvo presente desde antes de los comicios, por la polémica candidatura de Hernández en un país donde la Constitución prohíbe la reelección presidencial.

Post Top Ad

Responsive Ads Here