HAY UN PLAN SEDICIOSO DE LOS VERDE DE ASALTAR CUARTELES Y SONSACAR POLICÍA EN LOS BARRIOS, Y ATENTAR CONTRA EL PRESIDENTE. - .

La Actualidad

.

sábado, 20 de mayo de 2017

HAY UN PLAN SEDICIOSO DE LOS VERDE DE ASALTAR CUARTELES Y SONSACAR POLICÍA EN LOS BARRIOS, Y ATENTAR CONTRA EL PRESIDENTE.





Atentos, que la operación asalto al poder se ha iniciado con los asaltos esporádicos a personal castrense y locales policiales y eventualmente a militares. Pues la mezcla de subversivos que componen los verdes, ha empezado de ese modo, su paso de más riesgo y como en el gobierno nadie quiere saber de muerte alguna, pues sin duda que al final la habrá.

 Desde el mismo día que se llega al poder, es decir, a la presidencia de la República, una verdad inquebrantable superior a su fecha de expiración de mandato, es contar con la probabilidad de hecho, del elemento subversión como mecanismo desesperado para aquellos que nunca se han podido ganar la confianza popular vía un determinado éxito electoral. Desde luego, hablamos en una democracia en evolución constante como es la dominicana.
 En este sentido, si la primera autoridad nacional y desde el primer día de su ejercicio, ordena que cuando se desplace por calles y avenidas de las ciudades e igual por carreteras, no quiere ver ningún tipo de “despliegue ostentoso” de seguridad, a partir de ese día, quienes tienen a su responsabilidad proteger al jefe de Estado y de Gobierno, saben perfectamente que corren un riesgo extra que no supusieron que podía darse. Hasta ahora, al presidente Danilo Medina Sánchez, nadie ha querido penetrar su círculo de seguridad y por lo que se cree, parecería, que determinados anarquistas no tienen empeño en provocarle y hacerle sentir inseguro.
 Sin embargo, hechos recientes nos dicen, que se va por ese camino y porque aun cuando tímidamente, cada día se observan preocupantes indicios en muchos sectores del territorio nacional, en cuanto a que anarquistas no conocidos se están preparando para enfrentar a la autoridad nacional.

Sin embargo, la realidad es, que últimamente y con una continuidad que preocupa por lo sostenido, se están empezando a presentar evidencias preocupantes de nuevos reagrupamientos, por parte de sectarios aun no del todo conocidos, desesperados por tumbar al gobierno y como son los casos, de los que tras bambalinas, manejan o dan cuerda, a los individuos, en realidad habría que llamarles muñecos sin voluntad, a quienes se les coloca en las calles en planes levantiscos de color verde y  creyéndose los que así maquinan, que esto es Venezuela.

han generado un disgusto social tan marcado y el que ahora se ha convertido en arma de reglamento de quienes y como verdes, pretenden enfrentar un gobierno y no tanto a mano pelada y sí creyendo que han logrado meter en sus filas, los judas, que hagan factible que la traición desde adentro, genere las condiciones mínimas para socavarle, vemos de ese modo, que apresuran sus pasos sediciosos en busca de sus objetivos desestabilizadores. ¿Dónde están los signos? En militares y policías a los que se les asalta, mata y se les quitan sus armas de reglamento o lo nuevo, de cuarteles policiales en provincias, expuestos ahora al nuevo tipo de criminalidad política, de asaltarlos, reducir al personal a la obediencia y despojar a esos cuarteles de las armas que su personal tiene a cargo y que constituye en sí, el inicio del socavamiento de la seguridad institucional que se origina en todo cuartel militar o policial y con el solo propósito y que es lo evidente, de lograr a mediano plazo prosélitos del orden cuartelaría.

 Obsérvese, que este divorcio entre lo que los gobiernistas dicen y aquello otro que los gubernistas hacen, ha generado un duro rencor y desprecio silente y sordo entre muchos de los miembros de la clase periodística en sentido amplio, quienes notan en carne propia, los desplantes, abusos y vejaciones gratuitos y en la generalidad de los casos, de la mayoría de los altos cargos públicos y con aquella practica tan reiterada e insultante, de separar, individualizar o distinguir entre periodistas “y mis periodistas” y en base a otorgar anuncios comerciales,

 Es ahí, en ese nicho, en donde se encuentra “el agua viva” que alimenta el rencor y sedición del movimiento social verde, pues ante el sordo disgusto que se está dando entre profesionales de la comunicación, quienes hasta hace poco no tenían interés en fastidiar, ni al gobierno y menos a Danilo, es que políticamente ha estallado ese espíritu subversivo que hace poco la nación presenció en su crudeza, con lo del intento de carpa verde frente al edificio del Poder Judicial o lo otro, de diputados por selección matemática (nueva variante de a dedo) tirados a la calle y como cualquier otro agitador más. 

El plan sedicioso de que hablamos, por lo menos para nosotros, es notorio que se ha saltado todas las reglas y al extremo, de que grupos de “sociólogos” verdes se están desplazando a los barrios marginados del Gran Santo Domingo, en busca de hacerle ver a los familiares de guardias y policías, la disparidad que tienen, entre el alto estándar de vida de sus jefes, frente a la desprotección absoluta que a aquellos les ahoga ¿y cuál es el propósito?, para que cuando los sediciosos hubiesen logrado recoger criminalmente un buen grupo de armas de todo tipo y se lancen en trullas a alterar abiertamente el orden público, por lo menos, que la mitad del personal militar y policial y de capitán para abajo, en el peor de los casos, se quede brazos cruzados o se les sume abiertamente.

 Por supuesto, plantear la posibilidad y ante un gobierno que ni siquiera a quienes les respaldan desde la sociedad civil se les guarda ningún tipo de consideración, parecería que vendría siendo algo así como perros ladrándole a la luna. Pero pese a tal riesgo, es necesario enfatizar y hablando en lenguaje criollo, que a Danilo y al gobierno, parecería que existe un fuerte sector social que se siente marginado y que le tiene ya el agua puesta. No vamos a decir nada más y porque al final, estamos conscientes, de que los genios en Palacio 

Además, decir mucho, sobre lo que inquieta y preocupa, al ver que al gobierno y al PLD se le está levantando cierto ambiente disociador y cuasi violento que podría generar en algo mucho peor si no se toman las medidas precautorias de lugar y en el plano de darle respuesta a los dominicanos que no son peledeístas, sin duda que viene siendo una lastimosa pérdida de tiempo. Pero el análisis político responsable nada tiene que ver con subjetividades y sí con hechos que sí tengan que ver con la perdurabilidad y continuidad de los intereses permanentes de la República y como nos debemos a ello, formulamos las observaciones y a modo de tratar de contribuir, a que los del poder rectifiquen determinados pasos, acciones y actitudes y no continúen cometiendo el grave error de enredarse y cegarse en base a su sola propaganda. Y es, que el país de los dominicanos no peledeístas, no está bien.

Por lo que muchos entendemos, que Danilo debe y tiene que sacudirse y entender que, si no hace nada para reducir los problemas, cualquier día amanece con que el rancho se le puede quemar. Es por eso que advertimos, lo de atentos, que la operación asalto al poder se ha iniciado con los asaltos esporádicos a personal castrense y locales policiales y eventualmente, a militares. Pues la mezcla de subversivos que componen los verdes, ha empezado de ese modo, su paso de más riesgo y como en el gobierno nadie quiere saber de muerte alguna, pues sin duda que al final la habrá. Pero, insistimos, respecto a que deben tener ojo avizor, que el golpe maestro que los verdes quieren darles, no es solo con armas, asesinatos y asaltos (hasta lograr que el cuartel reaccione) y sí con el cañonazo terrible, de un Poder Judicial y desde sus bases, levantado casi a lo absoluto contra el Poder Ejecutivo y la gobernabilidad

Es por eso que advertimos, lo de atentos, que la operación asalto al poder se ha iniciado con los asaltos esporádicos a personal castrense y locales policiales y eventualmente, a militares. Pues la mezcla de subversivos que componen los verdes, ha empezado de ese modo, su paso de más riesgo y como en el gobierno nadie quiere saber de muerte alguna, pues sin duda que al final la habrá.
Pero, insistimos, respecto a que deben tener ojo avizor, que el golpe maestro que los verdes quieren darles, no es solo con armas, asesinatos y asaltos (hasta lograr que el cuartel reaccione) y sí con el cañonazo terrible, de un Poder Judicial y desde sus bases, levantado casi a lo absoluto contra el Poder Ejecutivo y la gobernabilidad. [DAG. Sábado, 20 de mayo de 2017. Año XV. Número 5909]

Post Top Ad

Responsive Ads Here