TU “GREEN CARD”: ¿POR QUÉ PODRÍAN QUITÁRTELA? MITOS Y REALIDADES DE VIAJAR CON TU “GREEN CARD”. - .

La Actualidad

.

martes, 14 de febrero de 2017

TU “GREEN CARD”: ¿POR QUÉ PODRÍAN QUITÁRTELA? MITOS Y REALIDADES DE VIAJAR CON TU “GREEN CARD”.





Mitos y realidades de viajar con tu “green card”: ¿por qué podrían quitartela?
Persiste la ansiedad en la comunidad sobre la seguridad de viajar con "green cards" y los mitos de que a "alguien se la quitaron". Aquí aclaramos las dudas. Un residente permanente de los Estados Unidos –portador de la llamada “green card”- no está a salvo de la deportación, que puede ser aplicada por cometer algunos delitos y estar fuera del país demasiado tiempo.

No obstante, las autoridades fronterizas no pueden cancelar o quitar la green card a ningún residente al momento de entrar al país sin que la persona firme un formulario de “abandono de la residencia” (I-407, Record of Abandonment of Lawful Permanent Resident Status).

“La única forma sería que tu cedieras tus derechos”, dijo David Leopold, abogado de inmigración y ex presidente de la Asociación Nacional de Abogados de Inmigración (AILA).

El nivel de ansiedad de muchos extranjeros respecto a las medidas migratorias del presente gobierno ha alcanzado también a los residentes legales, muchos de los cuales se preguntan si no hay peligro para ellos por viajar y reingresar al país con la llamada “green card”.

Esto se agravó recientemente luego que el presidente Donald Trump firmara la orden ejecutiva que restringía la entrada al país de personas de siete países musulmanes y esta comenzó a aplicarse a personas con “green card”. Luego de diversas denuncias, el gobierno se echó para atrás, y aclaró que la prohibición no incluía a personas con residencia permanente.

En varios de esos casos, se reportó que el gobierno hizo que los viajeros firmaran “el abandono de su green card”. La razón de esto es que sin firmar ese documento, las autoridades fronterizas no pueden quitar una residencia permanente. La otra forma es pasar por un juez de inmigración, un proceso que según abogados especialistas, podría tomar entre uno a cinco años, de acuerdo a los retrasos que hoy existen en las cortes de inmigración.

“En la mayoría de los casos, cuando no hay renuncia a la residencia, el residente permanente tiene derecho a ir ante un juez”, dijo Marta Canossa, abogada de inmigración en Los Angeles.

La “green card” es una residencia permanente que se obtiene por relaciones familiares o por trabajo, o tras lograr asilo, entre otras formas. Hoy en día cuesta mucho tiempo y dinero obtenerla y en Estados Unidos existen más de 12 millones de personas que tienen este estatus migratorio, según el Migration Policy Institute.

Dependiendo de cómo se logró la green card, el extranjero tiene la opción de hacerse ciudadano después de 3 a 5 años, pero la gran mayoría de los residentes tardan más en aprovechar este beneficio. MPI señala que más de 8 millones de residentes son elegibles para la ciudadanía.

Una vez que alguien se hace ciudadano es mucho más difícil –casi imposible- deportarlo, a menos que pueda probar que cometió fraude para hacerse residente o ciudadano.

Pero los mitos urbanos que ruedan por medios sociales se corren como reguero de pólvora.

“ A mi amiga le revisaron su teléfono al entrar en el aeropuerto, vieron algo contra Trump en su Facebook y le quitaron su green card”, cuenta uno de estos mitos.

Este supuesto evento, que hasta ahora ha sido imposible corroborar, sería completamente ilegal, apunta Leopold.

“No, esto no se puede hacer. En primer lugar, tendrían que encontrar algo muy subversivo, como ayuda material para terrorismo o algo así. En segundo lugar, CBP no puede quitarte la green card, tendrían que mandarte ante un juez de inmigración que consideraría el caso”, dijo Leopold.

Algunos abogados de inmigración están alertando a sus clientes, no importa de qué nacionalidad sean, que si viajan fuera del país, pueden ser interrogados mucho más extensivamente que en el pasado por los agentes migratorios a su regreso.

Karin Wolman, abogada de inmigración de Nueva York, publicó en su página de Facebook una serie de recomendaciones, entre ellas:

    No diga que el lugar que visitó es su “home” (hogar)
    No firme un formulario I-407. Si hay intentos de manipularlo para que lo haga, diga que quiere hablar con su abogado de inmigración y su contador
    Si le piden su teléfono y contraseñas de sus medios sociales –esto último es una medida más reciente- usted puede negarse, pero puede que lo mantengan varias horas en “inspección secundaria”.

La pasada semana, una abogada de la  Unión de Libertades Civiles Americanas ACLU, portadora de una tarjeta verde y originaria de Paquistán, fue interrogada durante varias horas durante su viaje, los objetivos del mismo y muchas otras cosas, antes de ser liberada. Al día siguiente tenía su ceremonia de naturalización. Su historia puede leerse aquí.
¿Cuáles son las causas del retiro de una green card?

Una de las formas más sencillas de perder la green card o “residencia permanente” es el abandono por ausencia. Una persona que esté fuera del país durante un período largo de tiempo –la ley no especifica, pero generalmente se indica que es riesgoso estar más de 6 meses fuera- podría tener que justificar su ausencia a su regreso al país ante el agente migratorio.

Además, un residente permanente puede ser deportado si comete un delito entre los llamados “felonías agravadas”,  un término federal y no criminal que puede incluir  muchos tipos de delitos que en los estados donde se aplica el castigo no sean delitos menores.

Un ejemplo de “felonía agravada” que podría resultar en el retiro de la green card y deportación es la violencia doméstica, abandono infantil o incluso la violación de una orden judicial de restricción contra un abusador doméstico, entre muchos otros delitos.

Más detalles sobre cómo podría perder su green card en esta página del gobierno federal. https://www.uscis.gov/es/tarjeta-verde/despues-de-otorgada-la-tarjeta-verde/como-mantener-la-residencia-permanente

Si tiene dudas sobre si es riesgoso viajar con su residencia, consulte a un abogado de inmigración.

Fuente

Post Top Ad

Responsive Ads Here