QUIEREN QUE EL PRESIDENTE VIOLE LA LEY - .

La Actualidad

.

lunes, 26 de septiembre de 2016

QUIEREN QUE EL PRESIDENTE VIOLE LA LEY


Con órdenes al Poder Legislativo la violaría, 




ES lamentable que en este país la institucionalidad no se respete por absolutamente nadie de peso dentro de las fuerzas vivas, instituciones políticas y empresariales y lo que queda patéticamente demostrado con ese afán de que instancias totalmente contrarias al orden constitucional, sean las que ciertos sectores pretenden que deban ser las correctas para dirimir asuntos tan delicados y solo propios del Poder Legislativo como es lo relativo a la escogencia de los jueces de la Junta Central Electoral. 

¿Acaso la Carta Magna no especifica que senadores y diputados antes de aprobar un proyecto de ley deben de abrir vistas públicas con miras a que todo aquel que entienda debe hacer conocer o valer su opinión exponga allí sus criterios?, ¿Cómo es posible que se pueda llevar a una sociedad a constitucional como es el llamado “¿Diálogo de Agripino”, el estudio, debate y decisión final de asuntos que atañen directamente a los legisladores? Semejante incentivo a lo ilegal e ilegítimo, en sí es una aceptación e invitación absurda a un futuro rompimiento del orden constitucional, ¿por qué el Gobierno no ha fijado posición a este respecto y que no es otra que llamar a hacer valer y respetar la separación de poderes? Después que nadie se queje cuando los golpes de Estado hacen presencia


Lo que veo es a muchos “líderes” agobiados y sin iniciativas, con un ruidoso discurso y totalmente desconectados de la realidad.“Y llévate el paraguas por si llueve” le dice Perales, despechado, a la mujer que se prepara para un encuentro de amor furtivo. Los empresarios quieren que Agripino vaya a Palacio, hable con Danilo y le diga que salve el diálogo entre los partidos.

Lo mismo que pidieron sin mediación los reformistas Quique y Genao. Solo que al parecer el Conep todavía no se entera. Los leones que cuidan las escalinatas de la Casa de Gobierno dicen que no han visto al prelado, y muy confiados creen que podría ir, pero difícilmente con esos fines.

¿Qué es lo que demandan los políticos de oposición y los hombres de empresa? Sencillo: que el mandatario viole la Constitución, que se entrometa en el Legislativo y obligue a los senadores a ampliar el plazo de selección de la Junta y nombrar como miembro a los que sean de su agrado.

El alto empresariado se supone sociedad civil, del mismo modo que lo es Participación Ciudadana; y ésta fue recibida por el Ejecutivo para tratar de las leyes de Partidos y Electoral. Agripino, por tanto iría a llover sobre mojado, y Perales nunca cantaría mejor que aconsejándole “y llévate el paraguas por si llueve”.

Fuente

Post Top Ad

Responsive Ads Here