¿QUÉ PASARÁ CON EI TRAS LA MUERTE DE SUS PRINCIPALES LÍDERES? - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

miércoles, 7 de septiembre de 2016

¿QUÉ PASARÁ CON EI TRAS LA MUERTE DE SUS PRINCIPALES LÍDERES?


De los siete hombres fuertes de Estado Islámico, al menos seis habrían sido eliminados, según uno de los primeros organigramas realizado por Richard Barret, antiguo miembro de los servicios de inteligencia británicos.

    La muerte de los líderes es el mayor reto al que se ha enfrentado el grupo desde su creación y puede provocar desánimo y enfrentamientos en una organización que está perdiendo la guerra pero aún puede hacer daño.

Hace una semana el EI anunció la muerte de Abu Mohamed al Adnani, su portavoz desde 2010. Un duro golpe contra la organización que confirma el descabezamiento lento de los islamistas. De los siete hombres fuertes de EI, al menos seis habrían sido eliminados, según uno de los primeros organigramas realizado por Richard Barret, antiguo miembro de los servicios de inteligencia británicos.

Antes de Al Adnani murieron, entre otros, Omar al Shishani, Abu Ali al Anbari, Abu Ayman al Iraqi, Abu Muslim al Turkmani y Abu Amr al Absi. El séptimo es Abu Arkan al Amiri, poco conocido por los expertos.

¿Quién sustituirá a quién?


En los próximos días, el califa Al Baghadi se reunirá con la shura o consejo para nombrar al sustituto de Al Adnani quien cumplía doble función como portavoz y como responsable de operación en el exterior.

Entre los candidato a portavoz está al-Binali, de 31 años, considerado uno de los principales clérigos de la yihad. Entre su formación está haber recibido enseñanzas de Abu Muhammed al Maqdisi, el ideólogo clave en el universo del yihadismo intelectual.



El sustituto de operaciones en el extranjero, la otra función de Adnani, podría ser Tirad al Jarba, un ciudadano saudita conocido por su nombre de guerra de A bu Mohamad al Shimali, considerado  uno de los fundadores del grupo y que ya antes ha estado a cargo de los agentes que realizan ataques fuera del califato.



Uno de sus últimos nombramientos es el de Gulmurod Jalímov, exjefe del OMON  (unidad especial de la policía) de Tayikistán que se ha convertido en el nuevo ministro de Guerra del grupo terrorista Estado Islámico Jalimov sustituye al checheno, Abu Omar al-Shishani, que murió en julio pasado, durante una batalla en Al-Shirqat, en Irak, a unos 120 kilómetros de Mosul.


La pérdida de la vieja guardia estaría agravando claramente los problemas del grupo y podría representar el mayor reto que ha enfrentado el grupo terrorista. El proceso de transición está en el aire. La pérdida de sus viejos líderes podría inyectar nueva vida a EI o al contrario, podría llevar a su destrucción. Sea como sea, pese a la pérdida de terreno y hombres, el grupo sigue vivo y con capacidad para sembrar el terror.


Por Susana Campo

Post Top Ad

Responsive Ads Here