POR QUÉ DONALD TRUMP SE ENFURECERÍA SI FUERA HUÉSPED DE SU PROPIO HOTEL - .

La Actualidad

.

viernes, 16 de septiembre de 2016

POR QUÉ DONALD TRUMP SE ENFURECERÍA SI FUERA HUÉSPED DE SU PROPIO HOTEL





 El candidato republicano esgrime “America First”, pero en su nuevo y opulento hotel es difícil hallar algo “made in USA”

 La entrada del monumental hotel de Trump a pocas cuadras de la Casa Blanca (Reuters)

Una versión en árabe y traducida del Corán, una alfombra en la cual arrodillarse y una brújula para orientar al orante en dirección a La Meca. Ropa de cama italiana, lámparas "made in China". Un whisky escocés. Y lo más "escandaloso": un tequila hecho en México. Todo eso y más ofrece el nuevo y opulento Trump International Hotel, el monumental edificio recién inaugurado en Washington DC.

Las revelaciones fueron hechas por el periodista de The Washington Post Dana Milbank quien se internó una noche en una costosa suite de 856 dólares. "Es la plata de Jeff Bezos", bromea, en referencia al dueño del tradicional diario, creador de Amazon y uno de los mayores milmillonarios del mundo.


El periodista de The Washington Post Dana Milbank realizó un lapidario informe sobre el nuevo hotel de Donald Trump en DC

Una botella del espumante marca Trump


 El resultado de la ingesta del Champagne Trump no fue el esperado por el periodista de The Washington Post

El periodista investigó cada rincón de la suite. Llamó varias veces al conserje para ordenar una ensalada, un Corán y un Talmud, que rechazaría amablemente. Milbank ve una contradicción en el amplio abanico que el hotel ofrece para los creyentes. "Trump candidato habló de prohibir a los musulmanes; pero Trump hotelero los recibe con Coran y alfrombras para rezar".



 El Corán llegó a la suite acompañado por una alfombra en la cual rezar y una brújula que oriente al creyente en qué dirección está La Meca

El autor de la nota también hace referencia a "América First" (Estados Unidos primero), uno de los eslóganes de campaña del candidato republicano. Sin embargo, en su inspección de la habitación que le fue ofrecida, se encuentran sábanas de origen italiano, el edredón es chino como la lámpara que acompaña la lectura noctura al lado de la interminable cama, los reflectores, la máquina de café…



El amplio y tridimensional televisor es coreano, la bata y las suaves toallas son de la India. ¿Los teléfonos para llamar a conserjería? "Made in Malaysia". El refrigerador, suizo; las tazas para el café alemanas. Y el shampoo, los jabones y las cremas… canadienses. Y, al parecer, la mano de obra que emplea Trump en su hotel, también es internacional. El gerente del resort es francés. "La mayoría de los trabajadores que conocí durante mi estadía tenían acentos africanos o caribeños", remarca Milbank.

 Las bebidas y delikatessen del minibar son todas importadas. Y el refrigerador, suizo


 Los objeto de higiene del baño son de origen canadiense. Las toallas y las batas, chinas

Pero además de "El Glorioso Corán", el hotel ofrece a sus huéspedes la posibilidad de leer otros libros sagrados y religiosos como el Talmud, el Nuevo Testamento, Gita, Avesta, Tripitaka, Shri Guru Granth Sahib, el Libro de los Mormones. Para elegir y convertirse si alguno así lo deseara.

Post Top Ad

Responsive Ads Here