¡UN CORSET A DM!, LA ULTRADERECHA EMPRESARIAL SACA LAS UÑAS - .

La Actualidad

.

jueves, 11 de agosto de 2016

¡UN CORSET A DM!, LA ULTRADERECHA EMPRESARIAL SACA LAS UÑAS


Lo mejor que harían los grupos empresariales que ayer anunciaron la “Iniciativa por la Institucionalidad” sería formar un partido político para llegar al poder antes de pretender encorsetar al presidente Danilo Medina a cinco días de iniciar su nuevo mandato constitucional.
De paso, sería bueno también que esos gremios empresariales indaguen en su propio seno si en su nueva sociedad con los grupos contestarios al sistema cuentan con el apoyo de la mayoría de sus miembros o si se trata de un capricho de su actual directiva por la derrota del 15 de mayo.
Porque parece ilógico que la cúpula empresarial agrupada en el Conep, en la Aird, en la Anje, en la Amcham-DR y en Herrera --cinco gremios en total--, se hayan asociado a siete entidades ancladas en la llamada “sociedad civil” para suscribir un manifiesto con todas las características de un programa de gobierno opositor...

... Coincidiendo con los reclamos que hacen los principales grupos opositores --fundamentalmente el Partido Revolucionario Moderno--, que se niegan a reconocer la legitimidad del Presidente que obtuvo una votación sin precedentes en la historia electoral dominicana.
En un país tan pequeño donde todo el mundo se conoce, nadie ignora cuáles son los hilos que mueven un laborantismo tan acentuado de grupos económicos que por tradición se manejan con discreción frente a un poder capaz de tullirlos hasta con una mueca...
... Por una razón sencilla que la filosofía popular describe con este viejo refrán: ¡El que tiene cola tan larga, no pasa cerca del fuego!

... El “filósofo” Pepín
Pepín Corripio ha dicho varias veces que no participa en gremios empresariales porque prefiere equivocarse solo y pagar sus errores sin involucrar a nadie más... Su filosofía sirve de enseñanza a una clase empresarial y económica cada vez más renuente a dejarse arrastrar como borrego al matadero.
¡Cuánta distancia hay entre aquel liderazgo empresarial que encabezó don Payo Ginebra y la caricatura que existe hoy!
En aquellos años cuando hablaba el CNHE --las siglas del Consejo Nacional de Hombres de Empresas de entonces--, y fijaba una posición sobre un tema puntual de la agenda nacional, temblaba hasta Balaguer con todo el poder de su mejor época...
... Porque el Consejo era una institución sólida, como ninguna otra en el país, equidistante de los intereses grupales y políticos, que reunía a todo el empresariado nacional y que sus posiciones tenían carácter de cuerpo antes de obedecer a consignas de grupos, como ahora.
Es esa la razón por la que el CONEP tiene hoy la palidez de un enfermo terminal, para no hablar de la indiferencia que sienten por esa entidad las figuras más descollantes del empresariado dominicano que no comparten las actitudes díscolas de sus actuales dirigentes.
... Sin mojarse el trasero

El empresariado dominicano --en esencia y en presencia--, está ausente del CONEP y en ese mismo nivel ha decaído su influencia en la sociedad dominicana. De hecho, los principales grupos empresariales se han disociado del gremio y las familias tradicionales que se mantenían vinculadas a él se han alejado definitivamente los últimos dos o tres años.
De aquel ente influyente no queda nada... El mejor ejemplo es el desatino actual.
¿Cuál empresario que se respete suscribiría personalmente ese manifiesto de ayer?
¡Papo Blanco debió averiguar antes de hacer esa locura...!


César Medina
lobarnechea1@hotmail.com
 AHORA que se anuncia que ha sido creada la “Iniciativa por la Institucionalidad Democrática”, que de acuerdo a los empresarios que la patrocinan,  “persigue incrementar la confianza social en los órganos del sistema democrático, del sistema de partidos, y de las instituciones políticas y sociales en sentido general”, hay que recordar una organización similar de extrema derecha golpista que fuera creada como fuerte grupo de presión para influir en las decisiones del Poder Ejecutivo o en su lugar hacer que las modifique o de lo contrario, entablarle una oposición cerrada que no le deje trabajar y la que finalmente alimentó y contribuyó al derrocamiento del presidente Juan Bosch en 1963. Nos referimos a la “Asociación Dominicana Independiente (ADI)”. Con semejante antecedente y proveniente del mismo sector dentro de la plutocracia oligárquica, entendemos que se debe estar ojo avizor.
Compártelo:
Fuente. 

Post Top Ad

Responsive Ads Here