BARAJANDO LA NUEVA JCE - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

domingo, 7 de agosto de 2016

BARAJANDO LA NUEVA JCE


Hipólito Mejía no objeta la fórmula de los dos años para Rosario, siempre que se garantice la permanencia de su compadre Eddy de Jesús Olivares, el más polémico y conflictivo de los 5 miembros del organismo y el único que antepone sus intereses políticos a la condición de miembro de ese ente.
       
La Junta Central Electoral tiene tareas apremiantes --en especial lo concerniente a la regularización del Registro Civil y la automatización de la tecnología del voto y el sufragio--, que exigen experiencia y liderazgo en su conducción, además de equilibrio y madurez para satisfacer una dirigencia política cada vez más diversa y exigente.

De entrada, las elecciones de 2020 tienen particularidades que se verán por primera vez en la historia dominicana: los comicios municipales van separados de los congresuales, y éstos, a su vez, van juntos a los presidenciales con dos meses entre unos y otros. En la eventualidad de un balotaje, habría que organizar tres elecciones nacionales en 90 días.

El tercer domingo de marzo de 2020, el país elegirá nuevos alcaldes y directores de distritos municipales y a sus suplentes, al igual que a los regidores. Con un agravante: también por primera vez se impondrá el voto preferencial en el tramo municipal, lo que de por sí conllevará retos incalculables para el órgano electoralÖ

Ö Dos meses después, o sea el tercer domingo del mes de mayo, de nuevo los dominicanos estarán convocados a las urnas para elegir al Presidente y al Vicepresidente en el primer tramo de elección, y a senadores y diputados en la boleta B, éstos últimos también con el voto preferencial.

Y de no haber solución de primera vuelta en el tramo presidencial, habría que volver a las urnas el último domingo de junio para elegir al Presidente en una segunda vuelta. O sea, tres procesos electorales en tan solo 90 díasÖ

Ö Es en este escenario donde entra la siguiente pregunta: ¿Puede el país abocarse a un proceso tan complejo con gente sin experiencia y sin liderazgo dirigiendo la Junta Central Electoral?

... Surgen alternativas
A partir de las interrogantes que plantean estas reformas, se afianzan negociaciones a lo interno de la mayoría de las agrupaciones partidarias reconocidas para que tres de los actuales cinco componentes de la Junta sean reelegidos por el Senado, entre ellos su presidente, doctor Roberto Rosario Márquez, a pesar de que ha dicho que no tiene interés de seguir en el cargo.

Los cinco miembros de la JCE y sus suplentes terminan su período el 16 de este mes, y a partir de entonces el Senado está supuesto a elegir a sus nuevos integrantes. Rosario lleva 14 años en la Junta, llegó en 2002 y a partir de 2005 fue presidente de su Cámara Contenciosa. Desde 2010 es presidente del Pleno.

A él se le ha planteado que acepte continuar al frente de la Junta por lo menos hasta el 2018, y que como suplente del presidente se escoja por consenso una figura prominente que no tenga compromisos partidarios y que garantice equidistancia entre todas las formaciones partidarias, en especial de los partidos principales: el PLD, el PRM, el PRD y el PRSCÖ

De los cuatro, sólo el grupo de Luis Abinader en el Partido Revolucionario Moderno se opuso a discutir esa fórmula, aunque se le garantizó un asiento en el Pleno para un miembro de esa agrupación de mantenerse la actual composición con representación de los principales partidos.

Quien se menciona con mayor posibilidad de parte de Abinader es el doctor Antoliano Peralta Romero, hombre culto, de regia formación como profesional del Derecho y comprometido políticamente con el PRM.

Hipólito Mejía no objeta la fórmula de los dos años para Rosario siempre que se garantice la permanencia de su compadre Eddy de Jesús Olivares Ortega, el más polémico y conflictivo de los cinco miembros titulares del organismo y el único que antepone sus intereses políticos a la condición de miembro del órgano colegiado.

La misma versión dice que junto a Rosario serían también designados para un nuevo período en la JCE los doctores César Féliz y Rosario Graciano de los Santos. El primero llegó a la Junta propuesto por el Partido Reformista y la segunda tenía vínculos políticos con el Partido de la Liberación Dominicana.

... Los temas pendientes
El ordenamiento --digitalización y transparencia-- del Registro Civil es la tarea de mayor urgencia que tiene en carpeta la Junta Central Electoral. Completar ese trabajo podría tardar casi un año siguiendo los rigores de transparencia que ha impuesto el Pleno del órgano electoral.

Se trata de una labor de mucha sensibilidad por las implicaciones que tiene en la administración del derecho a la nacionalidad a partir de las leyes y ordenanzas vinculantes a un tema controversial sobre el que se ha completado casi el 80 por ciento del trabajo de base.

Escanear y digitalizar casi 12 millones de expedientes --incluyendo los de los extranjeros que residen en condición de inmigrantes en el territorio nacional--, es tarea sumamente delicada que exige supervisión permanente y absoluto control para evitar distorsiones o manipulación de cualquier naturaleza.

Otro tema en agenda de la Junta es el proceso de automatización del voto que se inició hace cuatro años y que demanda perfeccionamiento tomando como referencia la evaluación de las elecciones del pasado 15 de mayo. Ese proceso ha avanzado en casi un 70 por ciento y la tecnología aplicada debe ser mejorada para prolongar la vida útil de los equipos.

La tecnología adquirida podría tener vigencia en las elecciones de 2020 y de 2024 siempre que se potencien las capacidades humanas con el debido entrenamiento y capacitación del personal técnico de la Junta. Para este trabajo se requiere fundamentalmente liderazgo, experiencia y disciplina en el órgano electoral.

... La controversia actual
El Partido Revolucionario Moderno al frente de agrupamientos aliados objeta la permanencia de Roberto Rosario en la presidencia de la Junta. Las demás formaciones partidarias, en particular el PLD y el PRD que concurrieron juntos a las pasadas elecciones, no se oponen a la fórmula que propone la renovación del mandato de su actual presidente.

La facción de Luis Abinader en el PRM llega al extremo de exigir que la composición de la Junta sea modificada antes de negociar las iniciativas congresuales para crear un nuevo estatuto legal que regule el funcionamiento de los partidos políticos, lo mismo que una nueva ley electoral para transparentar los tramos de elección popular.

El Partido de la Liberación Dominicana, en contraposición, se adhiere a la solicitud para que Rosario continúe al frente de la Junta, lo mismo que el PRD y otras trece formaciones partidarias que apoyaron la reelección del Presidente Danilo Medina.

El secretario general peledeista, Reinaldo Pared, quien presidirá el Senado a partir de la jura del nuevo gobierno dentro de nueve días, se ha manifestado públicamente a favor de la permanencia de Rosario al frente de la JCE.

... CLAVOS EN EL ZAPATO
El doctor Roberto Rosario ha presidido durante siete años la Junta Central Electoral “con dos clavos en el zapato”: José Ángel Aquino y Eddy Olivares.

Aunque ambos llegaron propuestos por el propio Rosario --como le enrostrara una vez el entonces Presidente Leonel Fernández--, uno y otro han contrariado las decisiones más trascendentes propuestas al pleno de la Junta, y en algunos casos su actitud ha sido abiertamente desafiante.

Roberto, en cambio, tuvo el apoyo de otros dos miembros titulares del Pleno --los doctores César Féliz y Rosario Graciano de los Santos--, para que junto a su voto se lograra mayoría precaria que le permitió acoger iniciativas fundamentales en los procesos electorales de 2012 y 2016. En los casos de esa resistencia interna no se trató de la disidencia legítima en un órgano colegiado con opción al voto negativo-motivado que se deja por escrito --como suele ser el caso de las doctoras Katia Miguelina Jiménez e Isabel Bonilla en el Tribunal Constitucional--, sino que Aquino y Olivares manejaron durante años sus diferencias con Rosario en los medios de comunicación.

La decisión política para integrar una nueva Junta Central Electoral recaerá finalmente en el Presidente Danilo Medina y el presidente del partido, Leonel Fernández, y la forma de su escogencia estará subordinada a lo que ocurra este 16 de agosto con los consejos municipales de las alcaldíasÖ

“Ö Si ellos respetan las reglas del juego, nosotros respetaremos las reglas del juegoÖ Si se irrespetan esas reglas, entonces que cada quien imponga su mayoría en todos los órganos de poderÖ”, comentó ayer a La Tecla un influyente dirigente del PLD.
César Medina | Especial para Listín Diario
Santo Domingo

Post Top Ad

Responsive Ads Here