TODO LO QUE DEBE SABER SOBRE EL ATAQUE DE LOS FRANCOTIRADORES EN DALLAS - .

La Actualidad

.

viernes, 8 de julio de 2016

TODO LO QUE DEBE SABER SOBRE EL ATAQUE DE LOS FRANCOTIRADORES EN DALLAS


En el tiroteo que ha vivido Dallas durante las protestas por la muerte de dos afroamericanos a manos de la Policía estadounidense han muerto cinco personas y otras nueve han resultado heridas, algunas de gravedad.El tiroteo masivo que ha vivido Dallas es el ataque más letal a oficiales que se encontraban de servicio desde el 11-S, según los medios estadounidenses. Vamos a explicar cómo sucedieron los hechos.
¿Qué ha sucedido?

La ciudad de Dallas (Texas, Estados Unidos) acogía unas protestas ciudadanas para pedir justicia por los dos afroamericanos que esta semana murieron asesinados a manos de agentes de policía en menos de 48 horas. Durante esa manifestación, se produjo un tiroteo.
¿Cuántas víctimas hay?

Según ha informado el jefe de la Policía de Dallas, al menos dos civiles y 12 policías recibieron balazos. Cinco de los oficiales han muerto y otros siete han resultado "gravemente heridos".
¿Quién ha disparado?

La información disponible indica que, al menos, cuatro francotiradores abrieron fuego contra las fuerzas de seguridad. La Policía ha difundido a través de las redes sociales la fotografía de uno de los sospechosos, que posteriormente se ha entregado a las autoridades.

Hasta el momento, las fuerzas de seguridad han detenido a tres personas. Un cuarto sospechoso, que se había atrincherado en el aparcamiento de un centro de formación profesional próximo al lugar de los disparos, ha muerto. El jefe de la Policía de la ciudad, David Brown, ha detallado que, tras horas de negociaciones, los agentes enviaron un robot con una bomba hasta su posición y falleció como consecuencia de la detonación.


Aunque las autoridades no han facilitado detalles sobre los sospechosos, si han confirmado que uno de ellos ha confesado que actuaba solo y no formaba parte de ningún grupo. Además, ese tirador ha indicado que no quería matar a los policías negros, sino a los blancos, por lo que se encuentra "muy apenado".

Por otro lado, un grupo de radicales que se hace llamar "Organización Política de Poder Negro" (BPPO, por sus siglas en inglés), ha publicado en Facebook que en los próximos días se producirán más ataques.
¿Cómo han reaccionado las autoridades?

Tras estos sucesos, la Agencia Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos ha restringido el espacio aéreo sobre Dallas, en donde "solo aviones de operaciones de ayuda, bajo la dirección del Departamento de Policía de Dallas, están autorizados" a volar. El alcalde de la ciudad, Mike Rawlings, ha declarado que "nuestra peor pesadilla ha sucedido" y que se trata de "un momento descorazonador".

Asimismo, el presidente de EE.UU., Barack Obama, ha condenado los hechos durante una comparecencia en Varsovia (Polonia), donde se encuentra para asistir a la cumbre de la OTAN: "Ha sido un ataque atroz, calculado y despreciable contra agentes de seguridad". El mandatario también ha señalado que, una vez que se aclaren los hechos, habrá que reabrir el debate sobre la facilidad que existe en su país para conseguir armas de fuego muy potentes, una circunstancia que provoca que este tipo de ataques sean "más letales".

Respecto a los motivos por los cuales las personas protestaban, el inquilino de la Casa Blanca lamentó que "hemos visto este tipo de tragedias demasiadas veces" y especificó: "No es solo un problema negro. No es solo un problema hispano. Es un problema americano y nos debería preocupar a todos".
¿Por qué ha sucedido?

Estos sucesos son consecuencia de los últimos casos de violencia policial en EE.UU., tras los cuales se convocaron numerosas manifestaciones en diferentes ciudades del país.

La noche del 6 de julio, Philando Castile, un afroamericano de 32 años, falleció en Falcon Heights (Minnesota) por los disparos de un agente de Policía, que le había dado el alto porque su vehículo tenía un faro trasero roto. Menos de 48 horas después, Alton Sterling, un hombre de 37 años que vendía CD en la localidad de Baton Rouge (Luisiana), murió a manos de dos oficiales, que le dispararon cuando ya había sido reducido.

Ambos incidentes fueron grabados por testigos y han agravado tanto la herida racial del país como la desconfianza de las minorías étnicas hacia las fuerzas policiales.

Post Top Ad

Responsive Ads Here