LO PRIMERO QUE HAY ENFRENTAR ES LA DELINCUENCIA DE UNIFORME - .

La Actualidad

.

sábado, 11 de junio de 2016

LO PRIMERO QUE HAY ENFRENTAR ES LA DELINCUENCIA DE UNIFORME




LA DELINCUENCIA QUE HAY QUE ENFRENTAR ES LA DE UNIFORME,  RESPONSABLE DE TANTA DELINCUENCIA MARGINAL

 Resulta, que el 99.5 % de los dominicanos no son delincuentes y, al contrario, se comportan sumisa y temerosamente con tal de que un uniformado de estos no los atropelle y desgracie, pues todo el mundo sabe, que cada operativo “anti delincuencia”, está dirigido contra la generalidad y nunca se realiza en específico para enfrentar y acorralar una delincuencia, que en la mayoría de los casos no debería de existir, si no fuera la misma policía, la que la alimenta, protege y dispone.
Vamos a suponer, que en todo el territorio nacional existieran 50 mil pandilleros y muchos queriendo imitar a las maras centroamericanas, cuando en realidad, las diversas bandas de mozalbetes antisociales, si llegan a diez mil miembros serían demasiado, ¿acaso la policía y desde los cuarteles barriales donde los comandantes saben todo lo que ocurre y quien es narco vendedor o sicario, tanto de los que venden “mercancía” de comerciantes y empresarios que tiene el narcotráfico como su colateral de negocios secretos y su ala oculta de asesinos por encargos y siempre contando con el apoyo cómplice de policías barriales, no conoce a todos y cada uno de estos elementos y quienes de una u otra manera deben pagar “peaje” en los cuarteles y cuando no, ofrecer “servicios especiales” para oficiales policiales que no quieren ver vivo a alguien en particular? Esa es la realidad de los barrios marginados Donde la vida no vale nada y ser joven, pobre y negro, es la muestra más terrible de ser delincuente.
No estamos inventando. Solo estamos diciendo que la policía es la gran cómplice de tanta delincuencia marginal y que, si la misma no es controlada, es porque la misma uniformada no lo quiere hacer. Más aún, el día que se revelen ciertas estadísticas, por medio de las cuales se demuestre, que semanalmente la policía tiene ingresos millonarios ilícitos y que, en la repartidera, benefician a toda la cadena de mandos, a periodistas a su servicio y gente consentidora del alto poder político, entonces se conocerá con crudeza que tipo de delincuencia es la que se tiene en este país y quien la alimenta o patrocina.

 ¿De dónde se puede concluir que en la policía y en la guardia hay personal delincuente?, en todos esos oficiales y subalternos de todos los rangos, que exhiben bienes y riquezas millonarios y los que, en base a sus salarios legales, jamás podrían tener y mientras en las instituciones militares y las del orden público no se efectúe un arqueo general sobre este particular, no habrá forma ni manera que gobierno alguno pueda desterrar o eliminar el cohecho y la prevaricación.
  Es decir, conociendo que el mal delincuencial está en la misma genética policial y ahora con lo nuevo de la narco milicia, que definitivamente haya que decirle al Poder Ejecutivo, que se tenga cuidado con dejarle absoluta mano libre a sus generales, porque todos esos, son capaces de llevarse a Jesucristo ya María Santísima por delante y si alguno entiende que sus inconductas pudieran ser detenidas y sancionadas.


  ¿Qué es cohecho? Aquello ilegal que funcionarios y empleados públicos civiles o de uniforme y en todos los poderes del Estado, reciben o solicitan dádivas o retribuciones. ¿Dónde está el delito de prevaricar?, cuando un funcionario o empleado público -civil o uniformado- falta a los deberes de su cargo. Así de simple y aplicando estas reglas, se detecta toda vagabundería.


Y menos, cuando el Poder Judicial no se atreve a indagar todo los relativo a enriquecimiento ilícito y en base a una regla simple que vale tanto para civiles como gente de uniforme: La simple presunción de procedencia ilícita de los bienes que se detentan, cuando el valor del patrimonio con respecto a los ingresos legales, evidencia un enriquecimiento o bienestar no cónsono con los ingresos legales.

           Pero como esto no se hace y la ciudadanía se da cuenta de cómo la empleomanía pública de uniforme o civil le roba descaradamente y le extorsiona a peor, entonces se da la muestra a contrario, de tanto rebelde sin causa que cae en la delincuencia social o criminal y como el único modo de creerse, que solo así puede estar de tú a tú ante la autoridad que roba, extorsiona o mata.
Desde luego que no todos los guardias y policías son gente desalmada y de malas pulgas, pero el grupito que sí lo es y porque rinde como muchos no se imaginan, de esos, a muchos no nos cabe la menor duda, de que, si las autoridades no los controlan, al final, su dichoso plan de anti delincuencia se le irá a la porra.
Nosotros consideramos, que la primera delincuencia a combatir es la de uniforme, luego la policial en los barrios y al mismo tiempo la otra empresarial, amparada en más de cinco mil policías y guardias directamente a su servicio. Todo lo demás es una pérdida de tiempo y recursos y una tomadura de pelo absoluta a toda la atrapada opinión pública.
 De todas maneras, suerte les deseamos a las autoridades y para ver si en esta ocasión, este nuevo plan anti delincuencia que se anuncia, se sale del viejo patrón delincuencial de todos los otros anteriores y siquiera por alguna vez, se pudiera confiar de pleno en nuestros uniformados.

FUENTE
http://porelojodelacerradura.com.do/2016/06/10/si-el-estado-no-es-democratico-y-si-totalitario-que-garantia-ofrece-el-gobierno-de-que-en-su-nuevo-plan-anti-delincuencia-funcionara-y-que-los-militares-y-policias-en-patrullas-no-abusaran-ma/ 




Post Top Ad

Responsive Ads Here