No preocupa si oposición se abstiene, Danilo ganara 66% a 26% - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

domingo, 8 de mayo de 2016

No preocupa si oposición se abstiene, Danilo ganara 66% a 26%

El engaño como arma política, estrategia fallida del PRM


EL PRÓXIMO DOMINGO LISTÍN LOS DOMINICANOS ACUDIRÁN A LAS URNAS A ESCOGER A SUS AUTORIDADES
A siete días de las elecciones del próximo domingo, la oposición luce a la defensiva y a distancia insalvable de la reelección de Danilo Medina en tanto se incrementa la presión interna para que el candidato Luis Abinader y su partido PRM invoquen supuestas “faltas de garantías” para llamar a la abstención electoral y provocarle un conflicto de legitimidad al gobierno.

Se trata de una alternativa suicida asumida incluso de forma pública por connotados dirigentes oposicionistas como el doctor Emmanuel Esquea Guerrero y voceros calificados del PRM entre ellos algunos de los más agresivos seguidores del ex presidente Hipólito Mejía. El gobierno tiene informes precisos sobre tales propósitos.

Es el mismo plan denunciado por La Tecla el lunes 28 de marzo y desmentido de forma destemplada dos días después por el candidato Abinader a su regreso al país después de las vacaciones de Semana Santa, y si no se ha decidido aún ese harakiri político ha sido por razones de carácter económicas que gravitarían sensiblemente contra sus propias finanzas.

Específicamente se habla de compromisos financieros asumidos por la familia Abinader --400 millones de pesos obtenidos en condición de préstamo a través de un pool de bancos comerciales para el tramo final de la actual campaña--, que serían cubiertos con los ingresos que recibiría el PRM el próximo año por la ley de financiamiento de partidos políticos.

De abstenerse y no participar en las elecciones del domingo, el PRM estaría renunciando también a esos fondos del Estado que se entregan a través de la Junta Central Electoral, y la familia del candidato presidencial, garante del préstamo bancario, tendría que redimir la deuda con dineros de su propio peculio.

En peor situación caería su aliado principal, el Partido Reformista Social Cristiano, que se vería obligado a reembolsar al Estado casi 500 millones de pesos que recibió con similar propósito hace menos de dos meses y sobre cuyo uso en campaña debe rendir cuenta de conformidad con la misma ley.

Por igual tendrían que hacerlo los demás aliados del PRM que recibieron fondos del Estado para la campaña, como Dominicanos por el Cambio, del ingeniero Eduardo Estrella; el Frente Amplio, de Fidel Santana, y el Partido Humanista Dominicano, de Eléxido PaulaÖ Todos tendrían que devolver los millones que recibieron.

... El pasado viernes 6
Pocas horas antes de salir en campaña para San Cristóbal, el Presidente Danilo Medina recibió detalles pormenorizados sobre los debates que sostenían asesores de Abinader y del PRM en torno a los planes de abandonar la carrera electoral argumentando que la JCE había rechazado la solicitud para el conteo manual de los votos en los tres niveles de elección.

El candidato peledeista recibió la noticia con naturalidad, sin inmutarse siquiera, y sin hacer comentario más allá de referir la libertad que le asiste a cada partido y a cada candidato de acudir o no a unas elecciones como las del próximo domingo.

Observó, sin embargo, que ni el gobierno ni el PLD ni las fuerzas aliadas han intervenido en el montaje de estas elecciones, e insistió en que la Junta Central ha puesto en práctica su independencia y autonomía para tomar cuantas decisiones ha considerado pertinentes, la mayoría de las cuales, incluso, han desfavorecido su candidatura.

El candidato reeleccionista prefirió ignorar los comentarios sobre los planes que barajan el PRM, su candidato Abinader y algunos de sus asesores para abandonar la carrera electoral... “A veces es preferible no hacer caso a los rumores que siempre se producen faltando unos pocos días para las elecciones”, comentó el Presidente a La Tecla...

“... Pero, de todas formas, el PLD y los aliados a nuestra candidatura seguirán sus actividades de campaña de acuerdo a lo programado y nada nos hará mirar para otro lado que no sea la victoria contundente”.

.... Últimas mediciones
Las encuestas de los últimos días reflejan mayor ventaja para el PLD. En el peor caso para Abinader, la diferencia que separa las dos principales candidaturas es de 40 puntos porcentuales: 66 a 26. El Presidente, no obstante, alienta a sus seguidores para que no se confíen en la intención del voto...

“... La intención se materializa cuando se echa el voto en la urna, y ahí es donde obtendremos la gran victoria el próximo domingo”, comentó Medina como parte de la exhortación a la militancia de su partido y de las organizaciones aliadas para que no se confíen en la ventaja que le asignan las encuestas.

La candidatura de Abinader, sin embargo, ha presentado sus propias encuestas en los últimos días tratando de neutralizar los efectos devastadores que han tenido las publicaciones de muestras hechas por las principales firmas internacionales contratadas por medios independientes.

Los efectos de esas publicaciones hechas por encargo del PRM han resultado contraproducentes porque ninguna de ellas ha colocado al candidato opositor con puntuación superior a Medina, aunque se empeñan en cerrar la brecha entre los dos.

En ninguna de las encuestas los demás candidatos figuran con puntuaciones a tomar en cuentaÖ Sólo Guillermo Moreno marca bien, pero por debajo de los dos dígitos.

Las encuestas: su historia
Las encuestas políticas independientes en el país tuvieron un modesto y cauteloso comienzo, precisamente en uno de los diarios nacionales --el periódico Hoy--, pero con el tiempo han llegado a convertirse en lo que son ahora mismo: protagonista y factor de mayor relieve en la presente campana electoral.

Cuando se emprendió esa labor pionera, el primer cálculo dictado por la cautela fue el de que esas mediciones no podían encargarse a una empresa dominicana, porque hasta entonces habían prevalecido en nuestro ambiente político las encuestas hechas a la medida. Eran auscultaciones que ya estaban desprestigiadas.

Por eso el periódico dirigió su mirada hacia el extranjero, y su director, Virgilio Alcántara, identifico en San Juan, Puerto Rico, a la empresa dirigida por un encuestador norteamericano --la Stanford Klapper y Asociados--, que ya gozaba de prestigio en esa isla en la realización de encuestas y en la medición de los rating de la programación de televisión.

La decisión fue correcta porque a partir de la realización y publicación de los resultados de las primeras encuestas, ese procedimiento de medición del estado de la opinión pública sobre los candidatos políticos que buscaban el favor del electorado dominicano fue ganando el prestigio que nunca antes había tenido.

Con el tiempo, sociólogos dominicanos se fueron vinculando con empresas encuestadoras extranjeras, esencialmente norteamericanas, y hasta grupos de empresarios se preocuparon por encargar encuestas independientes para su consumo privado y cuyos resultados circulaban oficiosamente.

Ahora nadie concibe unas elecciones sin encuestas, sobre todo sin encuestas periódicas, en las que se mide el estado de la opinión política en torno a los candidatos que se postulan especialmente a la Presidencia de la República. Pero igual, ya se miden, también, las tendencias del voto en favor de senadores y de alcaldes.

Los resultados de las encuestas son hoy no solo herramientas para el trabajo de campaña electoral, sino una fuente de gozo para los candidatos que aparecen mayormente favorecidos, y fuente de angustia --que a veces raya en la pesadilla--, para los que son desfavorecidos.

No extraña, entonces, que las encuestas sean a la vez arma con la que se echa la pelea electoral, e instrumento que contribuye a formar las percepciones sobre lo que se proyecta ocurrirá el día de las elecciones.


   

César Medina
Especial para Listín Diario
Santo Domingo

Post Top Ad

Responsive Ads Here