Leonel Fernandez, El PLD y su nuevo triunfo electoral (Opinion) - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

lunes, 9 de mayo de 2016

Leonel Fernandez, El PLD y su nuevo triunfo electoral (Opinion)


OBSERVATORIO GLOBAL,Leonel Fernández ,EL PRÓXIMO DOMINGO 15 DE MAYO 26 PARTIDOS PARTICIPARÁN EN COMICIOS GENERALES
En la recta final del torneo electoral del próximo 15 de mayo, las principales firmas encuestadoras apuntan hacia un nuevo triunfo de nuestro Partido de la Liberación Dominicana, tanto en la boleta presidencial, como en las congresuales y municipales.

Con la participación de 26 partidos políticos, un movimiento provincial y siete movimientos municipales, estarán en juego 4,213 cargos públicos. Dentro de esos cargos, habrá 32 senadores y 190 diputados. De estos últimos, 178 serán por representación proporcional; 7 de ultramar; y 5 nacionales. Habrá, además, 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano con sus respectivos suplentes.

En el ámbito municipal, se escogerán 158 alcaldes y vicealcaldes; 1,164 regidores y sus suplentes, así como directores para los distritos municipales y alcaldes pedáneos para las secciones rurales.

En todos esos cargos, empezando por la boleta presidencial, que encabezan el licenciado Danilo Medina y la doctora Margarita Cedeño de Fernández, el Partido de la Liberación Dominicana obtendrá una victoria aplastante.

Los estudios realizados señalan que la preeminencia del partido morado se encuentra en todo el ámbito del territorio nacional. En efecto, de conformidad con esos estudios, en la actualidad, hay un predominio peledeísta en la región Norte; en el Sur; en el Este; y en la zona metropolitana.

Por consiguiente, se trata de una primacía absoluta en el aspecto territorial, que hará que el mapa electoral, una vez más, se vea teñido de morado.

Pero de igual forma ocurre cuando se analiza el próximo certamen electoral desde la perspectiva demográfica. En ese aspecto también el partido fundado por el profesor Juan Bosch lidera en todos los renglones.

De acuerdo con la generalidad de las mediciones realizadas, el Partido de la Liberación Dominicana dispone de la mayor parte de apoyo del voto femenino, e igualmente ocurre con el voto masculino.

El PLD es mayoría en la juventud, especialmente de los votantes entre 18 y 34 años de edad. Eso significa también entre los nuevos votantes, los cuales se han identificado favorablemente con las ideas y candidaturas auspiciadas por nuestra organización política por encima de las demás entidades políticas participantes.

Pero no solamente dispone el PLD de mayor apoyo entre la población más joven del país, sino que eso también se extiende a los votantes entre 35 y 55 años de edad, así como entre los de 55 años en adelante.

Así pues, en vísperas de la celebración del próximo certamen electoral, la República Dominicana se encuentra en presencia de un fenómeno en el que una organización política, en este caso, nuestro Partido de la Liberación Dominicana, dispone del apoyo mayoritario de los ciudadanos, tanto en toda la extensión del territorio nacional como en los distintos estratos de su población.

Evolución electoral del PLD

Naturalmente, el Partido de la Liberación Dominicana no siempre ha gozado de una simpatía tan amplia. De hecho, cuando participó por vez primera en un proceso electoral, en 1978, solo obtuvo 18,000 votos, equivalente al 1% de los electores.

Fue tal la debilidad del apoyo recibido por nuestra organización política en aquella ocasión, que algunos analistas llegaron a pronosticar la desaparición del escenario político del partido de la estrella amarilla.

Sin embargo, a partir de ese momento, debido al liderazgo y al prestigio del profesor Juan Bosch, así como al esfuerzo y la tenacidad de los integrantes del PLD, el partido fue avanzando, gradualmente, en cada proceso electoral.

Cuatro años después de esa debacle electoral, en 1982, el PLD avanzó del 1 al 9% de los electores, al pasar de 18 mil a 185 mil votantes. Con esos resultados, obtuvimos nuestros primeros representantes en el Congreso Nacional y en varios ayuntamientos del país.

En el 1986, el Partido de la Liberación Dominicana dio el salto hacia delante. En esa oportunidad, la votación se disparó a 387 mil electores, 202 mil más que en 1982, lo que venía a representar el 18% del número total de sufragantes.

Al obtener ese respaldo en las urnas, el partido morado se convirtió en la primera organización política en la historia del país que rompía con la tradición del bipartidismo, la cual se había iniciado desde la fundación misma de la República.

Desde aquella época, el país había estado dividido entre trinitiarios duartianos y santanistas; entre santanistas y baecistas; entre lilicistas y anti-lilicistas; entre bolos y coludos; entre trujillistas y anti-trujillistas; entre cívicos y perredeístas; y entre perredeístas y reformistas.

Pero, a partir de 1986, por vez primera en la historia nacional, un tercer partido se había convertido en un actor principal en el firmamento político nacional, quebrantando de esa manera lo que había sido una práctica profundamente enraizada en la historia nacional.

En el 1990, el partido morado prácticamente se vio subiendo las escalinatas del Palacio Nacional. A pesar de todas las irregularidades, obtuvo más de 653 mil votos, para el 34% de los electores, lo que le colocó a tan solo 24 mil votos de diferencia con el candidato del Partido Reformista, doctor Joaquín Balaguer.

Obviamente, en esas elecciones, no toda la votación emitida a favor del PLD era parte de su base electoral. Una buena parte había migrado del Partido Revolucionario Dominicano, que consideraba al candidato peledeísta como mejor opción para enfrentarse a una nueva reelección balaguerista.

Debido a razones del ciclo biológico de nuestro líder fundador, el profesor Juan Bosch, en el próximo torneo electoral, celebrado en 1994, se experimentó una caída en el caudal de votos de nuestra organización, que se redujo a algo más de 395 mil votos, disminuyendo el porcentaje a tan solo el 13%.

Transformaciones y exitos

El gran avance se produjo a partir del triunfo electoral de 1996. Como consecuencia de esa victoria, el gobierno del Partido de la Liberación Dominicana empezó a realizar una serie de cambios económicos y transformaciones sociales que condujeron al país por un sendero de crecimiento, modernización y progreso.

Debido a eso, empezó a ampliar su base de apoyo electoral, que se consolida a partir de su retorno al poder en el año 2004, cuando logra cosechar victorias consecutivas en los torneos electorales del 2006, 2008, 2010 y 2012.

Más aún, no es que sólo había conquistado cinco triunfos continuos en las urnas, sino que en cada caso lo había alcanzado por encima del 50% de los votos, hecho sin precedentes en la historia de la República Dominicana.

Ahora, con miras a los comicios del próximo 15 de mayo, todo indica que se repetirá una sexta victoria consecutiva por encima del 50%. Eso, por supuesto, consolida su posición como la organización política más exitosa en toda la historia democrática de nuestro país.

Si bien es cierto que el auge vertiginoso del Partido de la Liberación Dominicana en el respaldo mayoritario del pueblo dominicano ha coincidido con un debilitamiento de las dos fuerzas políticas anteriormente predominantes, el Partido Reformista Social Cristiano y el Partido Revolucionario Dominicano, no menos cierto es que la fortaleza peledeísta se ha debido fundamentalmente a sus acertadas gestiones de gobierno.

Nuestros historiadores contemporáneos ya han llegado a la conclusión de que durante los últimos 50 años la República Dominicana ha llevado a cabo su más grande proceso de transformación económica, social y política desde la fundación de la República.

Y efectivamente, así es. Pero también es cierto que durante los últimos 20 años ese proceso de transformación se ha acelerado en forma galopante; y que de esos 20 años, al PLD le ha correspondido dirigir los destinos de la nación durante 16, que han sido, en realidad, los de mayor intensidad en los cambios realizados a favor del progreso, que hoy están a la vista de todos.

El inminente triunfo electoral del próximo 15 de mayo, le permitirá al presidente Danilo Medina hacer posible que el Partido de la Liberación Dominicana pueda tener cuatro gestiones presidenciales consecutivas, lo que nunca ha ocurrido en la historia democrática de la República Dominicana.

En definitiva, puede afirmarse, sin lugar a equívocos, que el Partido de la Liberación Dominicana ha sido la fuerza con mayores éxitos en el discurrir histórico de nuestro país; y esto es así, porque ha sido la única organización política que a lo largo de más de un siglo y medio de vida republicana, ha sido capaz de combinar el desarrollo material y físico del país, con un ejercicio pleno de la democracia, la libertad y la justicia social.

Esperamos que así continúe en el futuro.

Post Top Ad

Responsive Ads Here