Abinader un candidato absolutamente enemigo de la nación y fomentador de la evasión fiscal a gran escala. - .

La Actualidad

.

domingo, 17 de abril de 2016

Abinader un candidato absolutamente enemigo de la nación y fomentador de la evasión fiscal a gran escala.





Que un candidato presidencial como Luis Abinader, del PRM. Abogue abiertamente porque no hayan nuevos impuestos, cuando se conoce que el Estado no puede continuar dejando de satisfacer las apetencias de sectores y ciudadanos, precisamente porque los ricos y la plutocracia oligárquica siempre los evaden y que es la razón de las tantas peticiones que hay de mejoras en la infraestructuras físicas y recursos para el sistema de salud como educativo, lo que a todos se nos está diciendo, es que si Abinader llegara al poder, sería un presidente absolutamente enemigo de la nación y fomentador de la evasión fiscal a gran escala. 

            Y es que el solo hecho de que Abinader diga que “se produciría un incremento general del costo de la vida, con alzas de precios de todos los bienes y servicios, y un agravamiento de la indigencia y la pobreza que padece gran parte del pueblo”, cuando precisamente, con semejante actitud, lo que Abinader y como rico que es y en parte evasor consuetudinario, está fomentando, es que el empresariado se rebele contra el Estado y todo, porque su rival, el presidente candidato, Danilo Medina Sánchez y muy responsablemente, le ha hecho saber a la cúpula empresarial, que un nuevo gobierno suyo impondrá la necesaria reforma fiscal que establezca el orden general de las cosas en materia impositiva. y cuando está demostrado, que en este país solo los ciudadanos de clase media y los de a pie y nada más vía el impuesto al consumo (itbis) aportan el 70 % del monto de ese impuesto, en tanto los ricos no llegan al 30 % y en materia de impuesto sobre la renta estos últimos cotizan menos de un 30 % o que un candidato presidencial como Luis Abinader, de abusador, se atreve a manifestar que los impuestos solo sirven dizque para afectar el nivel y calidad de vida de la ciudadanía, lo que se está diciendo, es que por nada del mundo se quiere que el Estado Dominicano funcione y menos en favor de todos los ciudadanos.

            No puede ser tampoco, que desde el 1967, lo empresarios reciban 130 mil millones de pesos (46 pesos por un dólar estadounidense al cambio actual) dizque para que sean más competitivos y quienes hasta este mismo año inclusive, lo han estado recibiendo y aparte de los otros 300 mil millones de pesos que también en subsidios hay que otorgarles para que mantengan el sistema eléctrico o que los comerciantes importadores, importen cientos de miles de millones de pesos en mercancías de primer mundo para satisfacción de los ricos y lo más grave, todos esos cargamentos sin pagar impuestos, pero imponiéndoles a los consumidores unos precios prohibitivos en materia de esas mercancías y lo que apañan y ocultan vía la incesante contra propaganda en los mass media de su propiedad y dirigidos a confundir y engañar a la generalidad de los dominicanos.
 
Abinader mismo, es un gran sospechoso como evasor fiscal a tiempo completo y es sabido, que las empresas familiares, prácticamente evaden los pagos fiscales en más de un 20 % y que se conozca, hasta ahora nunca ha sido sometido como tal y que con todo y eso, tenga los pantalones de oponerse a la nueva como necesaria reforma fiscal que Medina Sánchez anunció y que es la única vía por medio de la cual el Estado podrá obtener el aumento impositivo en no menos un 15 % para que el Estado pueda cumplir con las necesidades de los ciudadanos, en otro país donde las instituciones sean fuertes y el civismo marcara los tiempo de todo ciudadano, ahora mismo este individuo estaría descalificado y obligándose a que su partido le quite de la competencia electoral, por inmoral, embaucador y enemigo del pueblo dominicano.
            ¿Por qué Abinader se decanta por posición tan demagógica como mentirosa?, porque nunca ha hecho absolutamente nada que se responda a lo que quiere la nación y porque siempre ha sido un defensor de que el empresariado y la plutocracia oligárquica se encuentren por encima de la preponderancia que debe tener el Estado y que es la verdadera situación que ha originado el grave estado de desamparo ciudadano que se vive.  Desde luego, jamás supusimos que un hombre relativamente joven pudiera ser tan canalla  y de quien nadie debe confiarse, pues solo a un político irresponsable es que se le puede ocurrir que el nivel de los impuestos y en vez de aumentarlos a los de mayor poder adquisitivo, esto no se haga y en cambio se mienta descaradamente haciendo creer, que a más impuestos, los pobres sufrirán más y cuando es todo lo contrario.


            Un país, donde los ricos dominen la cosa pública, impongan sus reglas y los gobiernos sean simples sellos gomígrafos del gran capital, es uno en el que la desigualdad extrema subsiste junto al enriquecimiento ilícito más escandaloso y las peores prácticas delictivas entre políticos y empresarios y que a estas alturas, a 49 años de la ley de sustitución de las importaciones, que se creara para que naciera un nicho de industria ligera que beneficiara a todos los consumidores, todos esos capitalistas vagabundos, deshonestos y mercantilistas quieran rebelarse con la imposición de una reforma fiscal determinante, lo único que habla, es que solo un gobierno fuerte y fundamentado en un gobernante que aplastantemente ganara las elecciones, podría ser el gran factor que cambie drásticamente la terrible falta de equidad que se vive.

            Por eso, ahora más que nunca hay que votar aplastantemente por Danilo y por todos los candidatos del PLD y aliados, pero más por el PLD, porque solo siendo un presidente absolutamente legal y legítimo en base al sesenta por ciento de los votos emitidos, será que tendrá el peso moral y apoyo cívico necesarios para enfrentar a una plutocracia oligárquica, que por lo visto, sus miembros entienden que este país se ha quedado estacionado en el tiempo y que solo ellos, los ricos, son los únicos que tienen derecho a vivir bien y en tanto a la mayoría del pueblo dominicano, ellos le den continuar tratando como esclavos económicos e imponiendo salarios miseria.
Un candidato presidencial que apoye la evasión fiscal, es moralmente un objetable que no se merece que se le pueda tener confianza y sí acusarlo de enemigo del país y a quien no se le puede dar el voto y sí recibir el desprecio más profundo. 

[DAG. Domingo, 17 abril de 2016. Año XIV. Número 5565]
http://porelojodelacerradura.com.do/2016/04/16/una-clase-economica-productiva-que-no-pague-los-impuestos-como-se-debe-es-una-en-la-que-todo-lo-ilegal-e-ilicito-es-tolerado-y-aceptado-y-un-candidato-presidencial-que-apoye-la-evasion-fiscal-es-mor/

Post Top Ad

Responsive Ads Here