…Yo, Claudio: ¡qué carta! - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

jueves, 24 de marzo de 2016

…Yo, Claudio: ¡qué carta!


El doctor George F. Torres es un reputado médico dominicano que ejerce en Tennessee, Estados Unidos. Su carta me estremeció:
“Le escribo con gran pesar en mi corazón y sentido dolor en el alma por el reciente fallecimiento de Claudio Caamaño Grullón acontecido el 22 de marzo en horas de la madrugada.
“Recordará usted que en mi calidad de médico especialista y en condición de representante de la Fundación Caamaño aquí en los EE UU, asumí el compromiso de defender la autenticidad de los restos del Coronel Caamaño que reposan en el cementerio de la Máximo Gómez después de que se impidiera su ingreso al Panteón Nacional a partir de pruebas de ADN amañadas, mal dirigidas y peor realizadas en la República Dominicana.
“Pero esa no es la intención de esta comunicación...
... Me resulta difícil de creer que un paciente poli-traumatizado después de un accidente de vehículo de motor con 5 ó 6 costillas rotas, un pulmón colapsado, sangrado dentro del tórax y dificultad respiratoria, haya tenido que esperar cinco horas y media para ser admitido en un centro médico después de recorrer tres hospitales importantes donde le fue negada su admisión -pese al estado crítico antes mencionado- debido a “falta de cirujanos o falta de camas en intensivo” y, en el caso más extremo aún, por “falta de un depósito económico”...
...Difícil, muy difícil
“... Me resulta difícil creer que no fue hasta el día posterior a su admisión cuando se le colocó un drenaje torácico (“tubo de pecho”) por el cual drenó entre 800 ml y un litro de sangre, y que no se tomaran medidas inmediatas para intervenirlo quirúrgicamente;
“Ö Me resulta difícil creer que no se hayan implementado medidas anti embolicas inmediatamente luego de su admisión para prevenir la trombosis venosa profunda y/o embolia pulmonar;
“... Me resulta difícil, don César, creer que ese sistema de salud, desprestigiado, abusador y elitista, haya dejado morir por negligencia crasa y mala práctica médica a un Héroe de la Patria como lo fue en vida Claudio Caamaño Grullón;
“... Me resulta difícil entender por qué el cacareado “sistema de emergencias” no tuvo relevancia alguna en la supervivencia de un paciente críticamente enfermo; y...
“...Me resulta difícil entender por qué se permite que los centros médicos dominicanos sean instrumentos de generación de capitales en vez de centros de cuidado y servicio a la población enferma”.
El accidente real...
“Tengo que concluir, don César, que el verdadero accidente de Claudio no ocurrió en el tramo de la Carretera Bani-Pizarrete, sino que la real causa de su muerte se llama República Dominicana.
“Son quizás muchas preguntas sin respuestas. Por eso espero, sinceramente, que aquellos enemigos gratuitos de Claudio --los mismos que con sus triquiñuelas, envidias, malquerencias y ardides traidores impidieron que los restos de Francis Caamaño estén hoy en el sitial que se merecen--, no corran similar suerte en el mismísimo país al cual todo se lo entregó, hasta la propia vida... Así le pido a Dios.
“Con sentimientos de consideración y estima, atentamente: George F. Torres, MD, FCCP, Departamento de Medicina Pulmonar y Cuidado Crítico del Hospital Universitario y de Medicina de Knoxville, 1940 Alcoa HWY, Suite E 210 Knoxville, Tennessee 37920”.
Comentaré esta dramática carta el próximo lunes. Hasta entonces...
Fuera de camara.

César Medina
lobarnechea1@hotmail.com

Post Top Ad

Responsive Ads Here