Transfuguismo en la escena electoral - .

La Actualidad

.

domingo, 7 de febrero de 2016

Transfuguismo en la escena electoral

César Medina,Santo Domingo
Nunca antes se había visto tanto transfuguismo y cambios de chaquetas como en la ruta a los comicios del 15 de mayo próximo, con algunas figuras protagónicas que van y vienen de un partido a otro como si tal cosa, después de representar y defender su simbología durante los dieciocho procesos electorales celebrados en los últimos 55 años tras el asesinato de Trujillo.

Desde expresidentes y vicepresidentes de la República, exministros de todos los niveles y categorías hasta alcaldes, senadores y diputados han saltado de un partido a otro sin el menor rubor, en interés de ser candidateados por formaciones distintas a las suyas cuando ven la imposibilidad de insertarse de nuevo en la nómina pública mediante una posición electiva.

Sólo entre el Partido Revolucionario Dominicano y el Partido Revolucionario Moderno se ha dado en los últimos dos años un interminable desfile en ambas direcciones, resaltando el hecho de que numerosos líderes del partido blanco que se marcharon con el inicio de la fractura en 2012 están regresando al perredeísmo como mansos corderitos.

Los casos más emblemáticos son el de Rafael-Fello-Suberví, Héctor Guzmán y César-Yayo-Matías que La Tecla supo reingresarán al PRD en los próximos días en actos que celebraría con mucha algarabía el PRD aliado ahora a la reelección del Presidente Danilo Medina. Los tres se fueron del PRM molestos porque les negaron las candidaturas a alcalde del Distrito Nacional, a diputado nacional y a senador de Valverde.

En el sentido inverso han marchado muy pocos dirigentes del PRD, pero algunos fueron convencidos de que les iría mejor como candidatos del PRM como es el caso del diputado sancristobalense Leyvin Guerrero que dejó camino real por vereda, y otros de menor jerarquía que se juegan una quiniela con la candidatura de Abinader “por si las moscasÖ”.

Fello, Héctor y Yayo
Fello Suberví está a un tris de anunciar su renuncia del PRM y dejar atrás su aspiración a la alcaldía del Distrito Nacional la cual conserva amparada en un fallo del Tribunal Superior Electoral pero a contrapelo de su propio partido que ya nominó para el puesto al diputado David Collado.

En fuentes del Palacio Nacional se supo que Suberví se vio con el Presidente Danilo Medina para plantearle la situación que le afecta y pedirle consejo; el Presidente le dijo que lo lógico fuera que retornara a su partido y que lo hiciera por la puerta grande invocando sus méritos políticos.

En ese escenario se dijo que el presidente perredeísta, Miguel Vargas Maldonado, estuvo de acuerdo en organizar un gran acto de recibimiento al dos veces exsíndico de la capital y figura legendaria del perredeísmo histórico.

Ese acto se celebrará en dos semanas
Vargas recibió el pasado viernes en la Casa Nacional del PRD al exsenador César-Yayo-Matías proveniente del PRM, partido del que renunció tras denunciar atropellos y malos tratos a su dirigencia primigenia que abandonó hace tres años su organización matriz para irse a una aventura que ahora castra sus aspiraciones. Matías quería repetir como senador por Valverde, una posición que el candidato presidencial Luis Abinader comprometió en su alianza con el Partido Reformista. Volvió con los principales dirigentes provinciales del Noroeste Central.

En situación similar se halla el exvocero de Hipólito Mejía, Héctor Guzmán, con quien Abinader se comprometió a reservarle la primera diputación nacional y luego se la otorgó a Fidel Santana a cambio del apoyo de su pequeño grupo Frente Amplio.

Guzmán también regresará los próximos días al PRD y quedará al frente de la vocería oficial de la campaña electoral perredeísta en apoyo a la reelección de Medina. Todos han hablado directamente con el candidato reeleccionista, y a todos Danilo les ha sugerido que regresen a su partido.

Deserciones en el PLD
Del Partido de la Liberación Dominicana se han marchado cinco diputados: Minou Tavárez, Manuel Jiménez, Milcíades Franjul, de Baní; Víctor Sánchez, de Azua, y Luisín Jiménez, que aunque fue elegido por el BIS, hizo siempre causa común con el PLD y apoyó todas sus iniciativas.

Minou sale denunciando al partido en el que militó por 33 años y la llevó en dos ocasiones como diputada; formó una nueva organización que no llenó los requisitos de la JCE y se le negó el reconocimiento, pero corre con candidatura presidencial alternativa por el partidito de Max Puig, Alianza por la Democracia.

El cantautor Manuel Jiménez quiso ser postulado a la alcaldía por el PLD en Santo Domingo Este, pero el PLD repetía con Juan de los Santos en el momento de la tragedia que le costó la vida. Ahora Jiménez está siendo postulado por el Reformista, partido al que por 40 años denunció en sus composiciones artísticas de protestaÖ cuando la “nueva trova” protestaba contra Balaguer.

Lo mismo ocurrió con el diputado banilejo Milcíades Franjul que aspiraba a la senaduría de su partido el PLD en sustitución de Wilton Guerrero, pero Wilton Guerrero repitió en atención a los acuerdos internos de su partido, y entonces Franjul negoció su paso al PRM para ser postulado a senador.

El caso de Azua fue copia casi al carbón del de Baní: el diputado leonelista Víctor Sánchez quería ser candidato a senador en sustitución de Rafael Calderón, pero Rafael Calderón es el senador más popular que tiene el PLD y las encuestas lo colocan con casi un 80 por ciento de simpatía. En esa situación Sánchez negoció con Abinader y se fue para el PRM.

EL CASO DE LOS MONTÁS
El PLD tiene pendiente resolver el caso que se ha presentado en el municipio de San Cristóbal con la renuncia del señor José Montás, ex síndico municipal y hermano de Temo Montás, miembro del Comité Político, y de otros dos miembros del Comité Central, Gamalier Montás y Rubén Montás. Los tres son funcionarios del más alto nivel del gobierno, desde 2004, como también lo fueron en el primer período de Leonel entre 1996 y 2000.

El resto de la familia —abuelos, padres, tíos, hijos, nietos, bisnietos y tataranietos—figuran también muy bien situados en la nómina pública…  José aspiró a la nominación a la alcaldía en las primarias del 13 de diciembre y perdió de Nelson Guillén 54 a 42 por ciento, pero denunció que una pequeña comunidad rural llamada Hato Damas, de unos 300 habitantes, quedó sin sufragar y que por eso “le robaron” la victoria.

Lo que se comentaba ayer en San Cristóbal es que Montás se va para el PRM que supuestamente lo postulará a la alcaldía, pero si eso ocurriera el PRM quedaría desvertebrado porque el seguro candidato de ese partido, Nelson de la Rosa, se marcharía con toda su estructura probablemente de regreso al PRD.

Los hermanos De la Rosa tienen dominio de la estructura política opositora en La provincia de San Cristóbal, conjuntamente con Rafael Salazar y otros experredeístas que hicieron causa común con Hipólito Mejía y que se sienten mediatizados por los seguidores de Abinader.

Como la familia Montás siempre ha marchado unida en la política y los cuatro hermanos se atribuyen ser fundadores del PLD en San Cristóbal, se supone que Temo, Gamalier y Rubén Montás y el resto de su larga familia renunciarán también del PLD y del gobierno para acompañar a José en su nueva aventura electoral que busca recuperar la alcaldía del municipio.

Los problemas de la familia Montás con el PLD se originan en las diferencias que por años han mantenido con el senador Tommy Galán, el nuevo líder político de la provincia, un escenario que Temo y sus hermanos se niegan a aceptar

Post Top Ad

Responsive Ads Here