Gallup, PLD, las encuestas - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

lunes, 8 de febrero de 2016

Gallup, PLD, las encuestas

Reclamarle limpieza a la Gallup y a Rafael Acevedo por una encuesta que todo el mundo asume como una más entre decenas que faltan por salir de aquí al 15 de mayo cuando se cuenten los votos.
Las estadísticas de esa muestra publicada por el diario Hoy --contradictorias en casi todos los escenarios medidos--, favorecen ampliamente la candidatura de Danilo Medina, y si alguien debió salir a desmentirla fueron Abinader y su equipo de campaña.
Al PLD le habría bastado con decir que esa de la Gallup fue una encuesta más, similar a otras de igual características publicadas en los días previos y que consolidan un sólido 54.6 por ciento favor de Danilo contra 29.2 del candidato que lidera el frente opositor.
Mucho más preocupante para Abinader debería ser la revelación de la Gallup sobre el crecimiento de Guillermo Moreno que podrá haber sorprendido a algunos no al autor de esta columna que lleva meses columbrando una realidad que escapa a la miopía política del liderazgo opositor.
Moreno y su partido Alianza País --he dicho muchas veces y lo repito ahora-- se van a colar con una votación cercana al 10 por ciento, y en términos numéricos andarán cerca del medio millón de votosÖ Será el candidato a vencer en 2020 y encabezará entonces el polo opositor.
La torpeza oficial
La torpeza del PLD al valorar la encuesta de la Gallup no fue improvisada. En la mañana del lunes primero, cuando Hoy publicó sus resultados, el secretario general peledeísta, Reinaldo Pared, dijo que su partido la respondería esa misma tarde, y lo hizo.
La información que tengo es que el presidente Medina se molestó mucho cuando vio la reacción de sus seguidores y llamó la atención sobre un error tan notorio que no tuvo consecuencias por una torpeza mayor del sociólogo Rafael Acevedo al confirmar que Gallup hizo dos encuestas con dos semanas de diferencia --que realmente fueron diez días--, con resultados muy distintos entre una y otra.
De haber ignorado los alegatos del PLD --como siempre hacen Gallup y también su representante local--, la metida de pata del oficialismo habría sido mucho más notoria y las consecuencias habrían dejado al peledeísmo a la defensiva en una guerra de encuestas que no parará hasta el día de las elecciones.
El gobierno hace sus propias mediciones y se mantiene alerta sobre la fluctuación de las simpatías electorales; sabe que son irreales los números que lo sitúan con más del 60 por ciento de aceptación al igual que aquellos que lo colocan bordeando el 50 por ciento.
Abinader y el PRM
Las encuestas a quien deben preocupar es a Luis Abinader y a sus estrategas porque el PRM no rebasa el 30 por ciento de las simpatías electorales faltando poco más de tres meses para los comicios y luego de ser proclamada la campaña por la Junta Central Electoral.
Con la desventaja de que el PLD superó sus problemas internos por las candidaturas menores, tarea que aún tiene pendiente el PRM en numerosas comunidades, en especial el Distrito Nacional y Santo Domingo Este donde le aguardan deserciones muy significativas, entre ellas la de Fello Suberví...
....Pero encara el problema con mayor inteligencia que el PLD.

Post Top Ad

Responsive Ads Here