Entre borrachos nos veamos y seguro para que se pueda entender lo que está ocurriendo aquí - .

La Actualidad

.

sábado, 13 de febrero de 2016

Entre borrachos nos veamos y seguro para que se pueda entender lo que está ocurriendo aquí



Solo a un hombre tan ocurrente y de ego tan sobredimensionado como el expresidente, Rafael Hipólito Mejía Dominguez, es a quien se le puede ocurrir y para salir de una propuesta que le toma de sorpresa, manifestar que quien le llama para solicitarle que reingrese al Partido Revolucionario Dominicano, este lo hace porque “está borracho” y como según el expresidente, acaba de decir que fue lo que le ocurrió a ese familiar cercano suyo que es Miguel Vargas Maldonado, presidente del PRD.

En realidad, Hipólito tiene la tendencia a que cuando recibe visitas o llamadas telefónicas que él no esperaba, siempre las responde con una salida entre graciosa y cínica y si tiene testigos, mucho mejor para explayarse como si fuera un tíguere de barrio, que a todo no le da y sí le da importancia y que se manifiesta en esas expresiones siempre hirientes con las que él entiende que puede descabezar o descontrolar a todo aquel que quiere irle de sorpresa.

Sin embargo, cuando se observa que su “negociador privado”, el ex senador Hernani Salazar, se encuentra entre quienes Mejía utiliza como interlocutor confiable y obligado y sobre todo frente a las alturas del poder, que se entienda, que efectivamente algo ha dejado traslucir en sus gestos y malicia siempre fresca, el chispeante político y duro negociante de la política.

Por eso, muchos entendemos, que, si Vargas Maldonado le llamó para invitarle a retornar con honores al PRD y hasta como gran patriarca, algo hubo de posibilidad a explorar, que el hermano de la esposa del hijo mayor de Hipólito y sabiendo como se las gasta su difícil pariente, se arriesgó a dar el paso y el que, por demás, políticamente ha sido el correcto.

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) que fue el “invento” que Hipólito se agenció para llevarse la parte mas troglodita y estacionaria del PRD y con miras de imponer un candidato presidencial pelele y al que el ex gobernante pudiera controlar, todo el mundo político sabe que se está resquebrajando ante la potencial desbandada que ya está experimentando y de tantos “ex” volviendo al partido blanco y lo que está ocurriendo por la sorpresiva alianza de Luis Abinader y el mismo Hipólito con el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

¿Por qué ha habido esa alianza PRM-PRSC? por dos factores: Temiendo que la Junta Central Electoral y por influencias del PLD, no le entregara a tiempo los dineros que a ese partido le correspondería como “mesada” obligada que todos los partidos tienen para financiarse en pleno proceso electoral y que el PRSC tiene -hasta ahora- a manos llenas y lo otro, de que dado que tanta gente no acepta a lo peor del PRD dentro del PRM y menos, la rabiosa presión que aquellos dinosaurios hacen para quedarse con todas las candidaturas, que ambos, Abinader e Hipólito, se arriesgaron a dar el paso para meter de contrabando a muchos de los suyos y hasta si fuera necesario, por lo menos, al nieto más brillante de Hipólito, hijo de su hija Carolina y este como candidato a diputado y de ser posible, al mismo Hernani, quien como soldado de quita y pon y fuerte negociador, no hay que decirle lo que haya que hacer y porque siempre su talento le indica el paso que haya que dar y sin necesidad de que se le oriente.

Desde esta perspectiva, tiene sentido que Vargas Maldonado hubiese invitado a Hipólito a que retorne al PRD, como también tiene sentido, que tomado de sorpresa inicialmente, Hipólito haya reaccionado de la forma aparentemente tan hilarante como hiciera y cuando quiere quitarle importancia a algo, medida, plan o acción que pudiera ser y en lo que -a ocultas- el duro político pudiera mostrar cierto empeño.

Así se tiene, que, si el inmaduro candidato Luis Abinader supiera leer al revés y al derecho los vericuetos de la política marrullera criolla, haría rato que habría parado las orejas. Suerte que tiene a un Quique Antún de aliado, quien en ese aspecto tiene un doctorado en truchimanerías que se pudieran creer impensables y quien con todo y estar de paños y manteles con Abinader, siempre será capaz y a la primera oportunidad por voltearse hacia Danilo.

Por eso no desestimamos y que con todo y el supuesto “desmentido”, de que realmente Hipólito fuera capaz de abandonar el PRM y mucho más, cuando se nota, que la política de socavamiento que el presidente del PRD le está haciendo a ese partido, al parecer está rompiendo y por el centro, lo poco de moral que les queda a los llamados “perreemeistas”.
 Reproducimos un segmentodel articulo aparecido en portal digital porelojodelacerradura.com.do hemos modificado el titulo por razones de espacio "
 Entre borrachos nos veamos y seguro para que se pueda entender lo que está ocurriendo aquí como en ultramar"


Post Top Ad

Responsive Ads Here