A Pepín Corripio que baje el chucho, contra Danilo, apropósito de Gallup. !!! - .

La Actualidad

.

miércoles, 3 de febrero de 2016

A Pepín Corripio que baje el chucho, contra Danilo, apropósito de Gallup. !!!

En política electoral, lo que importa no es como se comienza sino como se termina. Por lo tanto, las manipulaciones periodísticas y las otras de encuestas “serias”, nada de eso es importante y sí solo el voto y su votante

No hay situación más veleidosa que la naturaleza humana al momento de decidir sobre sus preferencias políticas electorales, sabiendo esta que cuanto haga será lo que en definitiva decida quien gana o pierde unas elecciones.

Por lo tanto, que en el discurrir de toda campaña electoral se presenten las conocidas guerras de encuestas o las campañas mediáticas sucias. Son situaciones que todo político ducho y todo ciudadano cívicamente responsable tiene que tener y hasta ponderar, sabiendo que lo que se busca, es afectarle su buen juicio y no que decida de acuerdo a su sentir y conciencia a favor de quien entienda debe favorecerle con su voto.

En este sentido, el objetivo de la oposición política partidaria como de la oposición mediática empresarial, va dirigida a afectar lo más rudamente la libertad de escogencia por parte de los electores y al mismo tiempo, la libertad de conciencia de todos los demás ciudadanos y con el expreso interés de bloquearles el entendimiento y para que solo la gente piense y hable sobre lo que los estrategas propagandistas de campaña quieren que solo comenten o entiendan su verdad.

Hablamos, de que en un periodo eleccionario tan accidentado como el actual, la manipulación de la psiquis individual es el objetivo básico y cardinal de los especialistas en las teorías del sabio ruso Pavlov, la de las llamadas reflejos condicionados y si el ciudadano o el elector no están adecuadamente protegidos de tales ímpetus, fácilmente que pueden ser manipulados y cuando menos se piense, esos estrategas les hacen emitir el voto, no por el candidato que quieren, sino por el otro que ni siquiera piensan.

Es por ello que los candidatos que saben de tales riesgos dentro de una campaña electoral, tienen el cuido de sostener sus equipos de contra manipulación del pensamiento de los demás y para que esos especialistas hagan el contrapeso adecuado frente a las diabluras y desacatos que los equipos contrarios efectúan y porque todo se trata, no de que el ciudadano voto a conciencia, sino que lo haga mal y manipulado

Ahora mismo, todos los especialistas de la manipulación y la distorsión mental están actuando dirigidos a tratar de provocarle la mayor cantidad de perdida objetiva en cuanto a potenciales electores, al candidato presidencial de mayor probabilidad de ganar las elecciones del 15 de mayo y en ese afanar, sin duda que la candidatura del presidente candidato Danilo Medina Sánchez se encuentra en el punto de miras y como objetivo principal para tratar de disminuirle en la percepción de los demás.

De ahí que, recién comenzando la semana, la subsidiaria dominicana de Gallup Internacional y que aquí es una empresa perteneciente al holding mediático Corripio, se le lanzó al cuello a la candidatura presidencial reeleccionista y tratando de confundir a la mayor cantidad de personas y sobre todo, por tratar de afectar al sector empresarial más independiente de criterio que había enviado a efectuar un mes antes y con la misma firma encuestadora, una medición solo para conocimiento del empresariado.

Para esa ocasión, la Gallup Dominicana presentó unos resultados sumamente auspiciosos con relación al presidente de la República y con miras de neutralizar a los empresarios que mandaron por la medición y para después, y lo que se desarrolló el pasado lunes, darles la puñalada trapera, presentando otra medición sobre el mismo aspecto e interés, pero presentando a Medina Sánchez, disminuido y mientras que su principal oponente, se le hacía creer que había aumentado al doble sus probabilidades.

¿Qué es lo que el grupo Corripio quiere?, pues disminuirle sensiblemente al presidente de la República sus apoyos ciertos dentro del empresariado y el mundo financiero y en razón de que para el oligopolio CORVI (Corripio-Vicini) es más que trastornador, que iniciándose ya la campaña electoral en su tramo más duro, el presidente-candidato pudiera tener una percepción de triunfo dentro de la mayoría de los dominicanos.

Y de ahí de los resultados de su encuesta para consumo público, dirigida a afectar sensiblemente las posibilidades electorales del candidato presidencial oficial y del PRD y aliados.

Por supuesto, aunque se pueda suponer lo contrario desde la óptica de la moral individual, lo que el grupo Corripio está haciendo a través de su filial encuestadora, es simplemente lo propio de aquel que tiene intereses que defender y que siente que el presidente candidato, si en el ayer intentó cobrarle retroactivamente cientos de millones de pesos por evasión fiscal, que no le haría si repitiera como presidente de la República. Por eso que no debe llamar a extrañeza tal actitud, aunque sin duda que la misma tiene sus riesgos, costos y consecuencias.

Lo muy malo sería, si en el Palacio Nacional hubiesen olvidado que el grupo Corripio no olvida nada a la hora de que le ataque un masivo dolor de cartera porque un gobierno quisiera cobrarle retroactivamente impuestos de importaciones dejadas de pagar y al no olvidar, ahora le da el primer pellizco a la candidatura oficial y en la parte que se supone debe dolerle mas: Que se le bajen arbitrariamente y de forma artera y mentirosa los puntos de ventaja táctica que la candidatura presidencial reeleccionista ha mantenido por más de un año seguido.

Ahora bien. En este punto. Ni el Gobierno y tampoco la Oposición tienen todas las armas a favor y en el caso de si es necesario enfrentar a grupo económico empresarial y mediatico semejante que quiera írsele al cuello al presidente-candidato.

Pero al mismo tiempo. Está más que demostrado, que en este país no hay poder que valga cuando la persona que ostenta la calidad de Poder Ejecutivo, siente que se le quiera afectar la majestad de su poder y lo que nos recuerda, el caso Baninter (fraude masivo bancario de más de tres mil millones de dólares estadounidenses) y que es la muestra más elocuente de cuando el empresariado y el mundo financiero pierden el comedimiento y se creen con mayor poder que el presidente de la República.

Solo queremos advertir esto al dueño del mega holding empresarial, importador y mediático Corripio, por lo que le exhortamos a que baje el chucho y entienda, que, en un choque con el presidente de la República, siempre ese poder económico y mediático llevará la de perder.

Lo correcto debe ser,  que empresarios y financistas, entiendan, que ellos solo deben  estar de espectadores expectantes si se quiere, de la campaña electoral, pero quienes por su peso económico, no tienen derecho alguno a emplearlos para hacer torcer la voluntad ciudadana al momento de esta emitir su voto y que es el grosero pecado que la subsidiaria Gallup Dominicana ha cometido y que se comprueba mucho más, con las declaraciones de ayer del empleado del grupo Corripio que funge como presidente de Gallup Dominicana, Rafael Acevedo, quien tuvo el tupé de decir que la primera encuesta a favor de Danilo se debió a que la gente estaba en Navidad y estaban borrachos, en tanto la segunda tiene que ver con que supuestamente la misma gente se dio cuenta luego de las barbaridades que el gobierno cometía.

Estamos seguros, que, por haber sido la primera vez. Ni el PLD y menos el presidente de la República, no tomarán ninguna actitud punitiva y sí que se la van a dejar pasar a Corripio. Pero no una próxima vez, ni a ese grupo económico y mediático y ni a ningún otro y por una razón simple. Ningún tutumpote empresarial tiene derecho alguno a tratar de desviar la intención de voto de los ciudadanos y menos, a condicionarlos a favor de otro candidato determinado.

De todas maneras, ha sido bueno que a Danilo le haya ocurrido semejante experiencia y porque ahora, el presidente candidato se habrá dado cuenta, de que efectivamente este país no puede ni debe continuar con un poder económico creyéndose que está por encima del poder del Estado.

El empresariado y el mundo financiero en general, tienen y deben entender, que el mundo político y aún a los políticos y partidos que los ricos digan que apoyan, estos nunca estarán de acuerdo con que los tutumpotes los narigoneen y que al gobierno le tracen normas y directrices. Ya esta nación está harta y hastiada de que los delincuenciales grupos económicos y financieros hayan estado haciendo lo que les ha venido en ganas con la vida económica nacional en estos últimos 54 años y es hora de ponerle freno y también de ajustarle cuentas. Solo vamos advertir esto.

Lo que nos hace decir, que en política electoral, lo que importa, no es como se comienza sino como se termina. Por lo tanto, las manipulaciones periodísticas y las otras de encuestas “serias”, nada de eso es importante y sí solo el voto y su votante.

Y los empresarios y financistas deberían ser los primeros en saberlo y si lo saben, deberían conocer, que es peligroso tener la frivolidad de jugar a imponer un candidato a costa de derrumbar, desacreditar y conspirar contra el candidato del gobierno y quien para más señas es el mismo presidente de la República en ejercicio.

Ojalá se nos entienda, porque Danilo no es fácil y con su aparente ñeñeñé, le quita la ropa a quien sea y lo deja dándole las gracias y sin este darse cuenta. [DAG. Miércoles, 03 de febrero de 2016. Año XIV. Número 5491]
Redacion del periodico digital porelojodelacerradura.com.do

Post Top Ad

Responsive Ads Here