¿y de a verdad, algunos creen que Abinader podría ganarle a Danilo? - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

miércoles, 20 de enero de 2016

¿y de a verdad, algunos creen que Abinader podría ganarle a Danilo?



Aquí hay una situación capital, que aún cuando no se menciona, sí que está y viva en el tapete político. Luis Abinader y cada día que pasa, da una muestra sorprendente de ser un político novato a quien otros tienen que dirigir y guiar y sin importar que unas veces lo sea el expresidente Hipólito Mejía que lo haga u otra, el mismo embajador estadounidense James Brewster.

                        Tal singularidad de exposición, en una nación que gusta de los políticos con carácter fuerte. No ayuda en nada a que Abinader pudiera formarse una adecuada imagen de triunfador y menos, de ser un hombre capaz de todo con tal de defender sus posiciones y en este caso, sus aspiraciones como pre candidato presidencial.

                        Basta con comprobar, que después de haber sido elevado a la condición de candidato presidencial del PRM, por inexperto y poco negociador, se dejó enredar por la cuadrilla negociante del PRSC y esta y en un santiamén, no solo que se lo metió en el puño, sino que increíblemente le arrebató la nominación presidencial perremeísta y nada menos que mediante un acuerdo escrito, por el que, ahora Luis Abinader es junto al presidente del PRSC, Federico Antún, los precandidatos presidenciales de la alianza PRSC-PRM que se van a disputar mediante encuestas, quien de los dos deberá de ser el candidato a la presidencia de la República y el otro su vice.

                        Ese solo hecho, retrata de cuerpo entero a un Abinader como un político no capaz de defender sus propios intereses y que, llevado de un complejo de inferioridad espantoso, no temió aceptar un acuerdo, que por donde quiera que se le mire y en este solo aspecto, ha significado de hecho una derrota para el mismo Abinader, pero no así para el PRM, el que se fortalece con el apoyo institucional y emblemático del PRSC.

                        Ahora bien. Y por más que sus allegados entienden que deben mantener una recia campaña desinformativa de manipulación absoluta y haciendo creer que Abinader podría derrotar al candidato presidencial de la gran alianza PLD-PRD y como mecanismo de compensación por la metida de pata incurrida por el político novato. Tal error ha resultado, que, de buenas a primeras, el ex presidente Hipólito Mejía podría ser el candidato final a la presidencia de la República y en una jugada, que de darse y sorprendentemente para el mismo Abinader, dejaría intacta la alianza con el PRSC y la colocación inmediata de Antún como compañero de boleta de Hipólito.

                        Visto entonces el tremendo error de perspectiva que el novato político ha creado y para sorpresa de todos, reciclando sin darse cuenta a Hipólito como potencial candidato presidencial del PRM y para que ese partido no lo de todo por perdido, que definitivamente haya que entender, que, si el millonario Abinader ha sido incapaz de haber sabido negociar con los reformistas, que poco de credibilidad podría tenérsele y de cara al cierre de la campaña electoral.

                        Y lo que hay que decir, por un hecho cierto. Todos los partidos que llevan candidatos y sin importar que hayan sido registrados ante la Junta Central Electoral, siempre y aún faltando minutos para el cierre de inscripciones y si los candidatos no se preocupan por velar que no se les quite de las nominaciones que en principio les fueron concedidas o que supieron pelear y ganar, fácilmente que podrían quedarse con la boca abierta, conociendo que al día siguiente fueron cambiados a ultimo momento y lo que después que se hace, no hay nadie que pudiera revocar tal designación.

                        Entonces, si Abinader no fue inteligente para negociar una alianza y menos para resguardar su candidatura, ¿cómo es que algunos pudieran suponer que le ganarán al candidato presidencial reeleccionista PLD-PRD? Es un asunto de puro calculo probabilístico el que se presenta y fundamentado en hecho vivos y viables y no solo en encuestas.

                        Obsérvese, que la guerra de encuestas que ya se ha iniciado, hasta ahora ninguna se ha atrevido a ignorar la pujanza y números del presidente candidato, Danilo Medina Sánchez. Pues todo el mundo está consciente, de que el presidente Medina Sánchez obtendrá su bien ganada reelección y algo más, que poco, que mucho y para reforzarla, se evidencia que ya todos los peledeístas han empezado a dejar a un lado la lucha interna y asumir, que si no respaldan a su candidato presidencial, bien que pudieran perder el poder.

                        Justo por ello y aún cuando hasta ahora los mass media de la prensa mercancía que no están con Danilo lo han ocultado. Lo cierto es, que el presidente del PLD, Leonel Fernández, de hecho, ya está a punto de revelarse y en notorio ejemplo para todo el PLD, de que también Leonel apoya a Danilo y lo que significa, que el ex presidente se lanzará como el furibundo gladiador electoral que es, a compactar fuerzas y de modo que la gran alianza PLD-PRD disminuya la menor cantidad de votos y candidatos de cara al Poder Legislativo y los gobiernos municipales.

                        Al mismo tiempo, hay que agregar, que salvo que el cielo se desplome y la tierra se abriera, nada impedirá que Danilo repita en el cargo. Podrá ser que no retenga el poder en base al tremendo aluvión de votos que se creía hace un año, pero inequívocamente se evidencia, que entre él y su mas cercano posible candidato contendor, Abinader, hay no menos 30 puntos de diferencia a favor de la reelección.

                        Naturalmente, Danilo tiene en contra, que como es el presidente de la República en ejercicio, sus adversarios aparentan ser más diestros para encontrarle fallas a su administración, pero también tiene a favor, el tremendo apoyo popular propio y que en mas del quince por ciento de voto duro que le sigue fervorosamente, se agranda a mas de un 45 % y que con una campaña bien trabajada como la que está llevando a efecto, es seguro que remontará entre un 60 y un 65,3 % para el día de las elecciones y para desconcierto de sus adversarios, al momento que en la noche del 15 de mayo se revelen los resultados electorales.

                       Desde luego, el Gobierno, el PLD, el PRD y Danilo, tienen que seguir trabajando y como si la misma vida se les fuera en ello, porque todavía hay votos no definidos y existe un segmento de la mayoría silenciosa que junto a los indecisos pudiera remontar el 35 % del electorado y que debe ser el otro objetivo principal de todo el oficialismo, toda vez que los adversarios mediáticos provenientes de la izquierda de fin se semana y caviar, no cejan en sus empeños de querer derrotarle.

                        Ante estas circunstancias, muchos entendemos, que no es que Danilo sea lo mejor entre todas las opciones presidencialistas, pero sí y sin duda alguna, una mayoría nacional firme y fuerte, sabe que el Presidente es la mejor garantía de que el país no daría un salto hacia el vacío y ese factor tan imponderable, es el que nos hace decir, que con todo y las metidas de patas de uno que otro oficialista fanatizado, Danilo no tiene como perder su merecida reelección.

                        Por lo que, y ante un panorama como ese y tan definido en perspectivas y viendo que Abinader es el colmo del inepto como posible candidato presidencial, que de manera específica haya que decir y también preguntar: ¿y de a verdad, algunos creen que Abinader podría ganarle a Danilo? ¡Y es fácil! [DAG. Miércoles, 20 de enero de 2016. Año XIV. Número 5476]
 Fuente
Daniel Adriano Gomez 
periodico digital Por el ojo de la cerradura.

Post Top Ad

Responsive Ads Here