Campaña “anticorrupción” - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

martes, 12 de enero de 2016

Campaña “anticorrupción”

César Medina

Desde que se perfiló la reelección de Danilo Medina en la primavera del año pasado --después que lo endiosó la campaña rabiosa contra Leonel por grupos beligerantes de la sociedad civil--, la oposición se percató que no tenía forma de abrirse espacio por vía legítima.

Percibió, sin embargo, que la población se mostraba sensible al sensacionalismo de la denuncia alegre y superficial sobre niveles estrambóticos de corrupción administrativa que excedía cualquier imaginación, y a partir de ahí el resto fue agregar ceros a la derecha.

Lo que más daño hizo fue la cuña del mismo palo: gente aposentada en la estructura judicial del Estado operó como caja de resonancia para proyectarse como flor de fango pensando que ahí hallaría fertilidad a sus aspiraciones políticas… Ahora se paga el error.

Bastaría echar un vistazo a los “análisis objetivos de la prensa imparcial” del fin de semana para apreciar la magnitud del daño que se le causó no sólo al Partido de la Liberación sino al presidente Danilo Medina y fundamentalmente al sistema democrático que le sirve de sustento.

Los argumentos que buscan escandalizar a la opinión pública con ruidos altisonantes que se incrementarán en lo que resta de la campaña electoral, han sido servidos en bandeja de plata por figuras del peledeísmo que tratan ahora de enmendar un daño irreparable…

… Parecía inocente
Empezó en los inicios del gobierno de Danilo en agosto de 2012. Lo que parecían denuncias legítimas contra “el exceso brutal” del gasto público en la campaña electoral para hacer posible el triunfo de Danilo --que cifró un “déficit fiscal” en 150 mil millones de pesos--, ha terminado revertida contra el PLD y sus dirigentes más encumbrados.

La diferencia es que ahora no es Leonel el sumun de la corrupción sino Danilo.

Algunos de quienes propiciaron aquella campaña contra Leonel llegan al descaro de ensalzar al expresidente y ponderar “su extraordinario valor” al no sumarse al reeleccionismo “desafiando la estructura del poder que busca aniquilar sus posibilidades futuras”.

Pero sólo engañan a los incautos de siempre, entre ellos dirigentes peledeístas que aquella vez no alcanzaron a dimensionar los propósitos reales y se sumaron a su juego para darse hoy golpes en el pecho, incluyendo a gente de la cercanía de Danilo o que aún sigue en la estructura judicial.

Esas son las primeras víctimas del acoso, acusados ahora de farsantes, mentirosos, cretinos, politiqueros… epítetos bien merecidos y advertidos hace tres años por el autor de esta columna.

La cara de Peralta
Lo que dijo Peralta en un programa televisivo dominical debió haberlo dicho hace tiempo, sólo que ni él ni nadie en Palacio percibieron la magnitud del daño que se estaba causando --que no al PLD ni a Leonel ni al gobierno, repito--, sino al sistema democrático y al actual esquema de partidos.

Porque a fin de cuentas la verdadera víctima de esta campaña es ella --la democracia--, que se llevará de encuentro a Danilo, a Leonel, al PLD, al PRD, al PRSC, y es muy probable que para las elecciones de 2020 sean otros los grupos hegemónicos y otros los líderes en escena.

Algunos cacos de maco no alcanzan a entender que es esa la única razón por la que no existe un bloque opositor capaz de derrotar al PLD. Tienen claro que Abinader “es más de lo mismo…”.

¿Se oye…?

Post Top Ad

Responsive Ads Here