Todos Los oligopolios y monopolios tienen y deben ser investigados. Desde Vicini, Corripio. - .

La Actualidad

.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Todos Los oligopolios y monopolios tienen y deben ser investigados. Desde Vicini, Corripio.



Los oligopolios y monopolios tienen y deben ser investigados. Desde Vicini, Corripio, los mediáticos y todos los demás
En ningún país que se respete, un grupo de empresarios deciden y son determinantes respecto a las vidas de sus conciudadanos y mucho menos que se entiendan y por su poder económico, que en la generalidad de los casos y que en parte es hijo de dineros y privilegios públicos, que hasta asuman el papel de ser y no solo superiores al Estado, sino que en la práctica se entienden dueños de los gobiernos y en razón del monto de aportaciones que otorgan al político que podría salir electo presidente de la República.

En este sentido, no es posible que el grupo Vicini, cuyo lanzamiento de riqueza acumulada a la sombra del Estado comenzó con el gobierno de Meriño y para seguir luego con los de Lilis y de ahí en adelante, reciclándose como banquero del Estado, haya llegado a unos extremos, por los que ahora mismo y después que su cabeza conspiró y participó en el derrocamiento del régimen trujillista, desde entonces no ha salido ni un minuto usufructuando el poder político directo.
    
 
Igualmente y en la misma tesitura se encuentra el grupo Corripio, el que de fundamento mercantilista primario y gracias a apoyos oficiales continuos en materia de privilegios inacabables en las Aduanas, logró efectuar una fortuna tan extraordinaria, que solo en el lapso 1966-1978 dio el salto a la suficiencia económica absoluta y desde el 1978 al presente, triplicó totalmente
, sus potencialidades y al grado de ser hoy el banquero de los bancos, el usufructuario del principal monopolio mediático y como demostración de su amplia bonanza, colocándose ahora de tu a tu con el monopolio tradicional de los Vicini y hasta llegar a concretar, el ente comercial, empresarial y bancario más fuerte de esta economía y con las características de oligopolio y con la denominación CORVI (Corripio-Vicini).

                        En este aspecto, absolutamente nada escapa a sus tentáculos y tanto, que los dominicanos pueden decir que todos ellos responden a los intereses del oligopolio y como clientes obligados dentro del mercado atrapado que ambos han consolidado y desde el nacimiento hasta la tumba para cada individuo.

                        ¿A qué se debe semejante situación tan anómala?, a que, en los últimos 19 años, ese oligopolio es el promotor y financista de casi todos los políticos y en particular de quienes llegan al Poder Ejecutivo y para no hablar de la mayoría de los miembros del Poder Legislativo y casi en una proporción demencial, son el poder fáctico preponderante en las municipalidades.

                        Es tan apabullante el poder económico y político absolutos de que disponen, que con solo que el muchachón de los dos hermanos Vicini abra la puerta del despacho presidencial, es mas que suficiente para conseguir lo que se proponga y ni hablemos en el caso de Pepín, quien como implementador y agresivo comerciante, ha creado un holding de 78 empresas, que entre todas se reparten todo cuanto consumen, en alimentación, ropa, calzado y hasta enfermedad, los dominicanos.

                        Como resultado de tantas hegemonías y habiendo los políticos y desde el 1980, disminuido el peso del Estado más de lo que había sucedido cuando el llamado “capital tradicional” se robó para mediados de 1961 y todo el 1962, los principales activos que Trujillo administraba en su calidad de usufructuario de los bienes y activos públicos, nos encontramos, que en estos momentos, ni siquiera el gobierno actual dispone del peso suficiente para imponerle a ese oligopolio los frenos y cortapisas de lugar. Situación, que sin duda alguna representa un rudo, determinante e innecesario contrapeso que impide que todos los dominicanos puedan vivir bien y de acuerdo al crecimiento económico general y que se refleja en el hecho cierto, de acuerdo a la Cepal, de que de cien dominicanos, 44 viven por debajo de la línea de pobreza.

                      
  Dado que CORVI es por sí mismo el detentador de la mayor y más terrible concentración de mass media escritos y electrónicos y ahora pretendiendo en erigirse como el supra portal hegemónico que aplaste a la mayor cantidad de mass media digitales independientes y siendo parte del Club Bilderberg, ha iniciado la voltereta espectacular de contribuir a propiciar el apuntalamiento del matrimonio Clinton como el eje económico internacional que se ha propuesto secuestrar a las dos naciones que comparten la misma isla.

                        En este empeño y lo que, hasta que en POR EL OJO DE LA CERRADURA no empezamos a tocar el tema, en este país no se hablaba absolutamente nada de pretensión tan nefasta y ni siquiera porque el oligopolio empezó a sacar las uñas con el proyecto binacional Quisqueya, casi nadie prestaba atención a la ocurrencia, salvo y en esto hay que ser justos, la familia que controla la FNP, pero la que por ese fanatismo que los mass media de Corvi le han hecho creer a la gente a que se reduce esa parte de la ultraderecha, no ha llegado en la dimensión correcta de concientización para que los dominicanos pudieran bloquear el empeño anti nación que el conjunto Clinton-Corvi-Bilderberg se ha fijado como meta para el 2016.

                        Ahora mismo, solo entre los dos hermanos Vicini y Pepín Corripio, está el monopolio de “donantes desinteresados” para más de tres mil aspirantes a cargos electivos en las elecciones generales de 2016 y en las que se disputan casi 4,600 puestos de elección y lo que significa, que en este país no existe la libertad de escogencia ciudadana tal como debería de ser y solo sí y si la nación continua descuidándose, que la mayoría de los cargos públicos de elección y para no hablar del 95,5 % son patrocinados por Corvi y lo que es absolutamente inaceptable e inconstitucional y para no recordar que todos los partidos políticos reciben amplios subsidios y ayudas del mismo oligopolio.
¿Cómo una nación puede crecer para favorecer a todos sus ciudadanos, cuando un solo oligopolio y agentes económicos asociados, monopolizan la vida nacional? Para que se tenga una idea de lo que decimos, basta señalar, que cuando a Pepín se le ocurre que hay que darle reconocimientos “espontáneos” en figura de placas y discursos celebrando su mecenazgo y para que de ñapa, él se explaye en los inicios “humildes” de sus negocios, no se sabe cual de los dos grupos obtiene una cantidad mayor que el otro, en placas, diplomas y “reconocimientos”.

                        Y hay que preguntarse, ¿cuánto devuelve CORVI en impuestos y que proporción de los miles de millones de pesos que el gobierno le quita a los contribuyentes para regalárselos a los delincuenciales grupos económicos y financieros, CORVI se beneficia? Es casi seguro que tal revelación le provocaría una gran crisis de nervios a los millones de dominicanos que pasan hambre, necesidad y están sin trabajo.

                        ¿Hasta donde queremos llegar?, que ha llegado el momento de que los dominicanos nos planteemos seriamente lo necesario de desmantelar el poder económico privado del oligopolio y los otros monopolios e imponer el poder del Estado como el preponderante.

                        Naturalmente, para lograrlo. Los dominicanos en capacidad electoral podemos crearlo, con solo imponer la libertad de escogencia respecto a que los partidos lleven listas de candidatos que piensen y sientan en dominicano y no en sus bolsillos o en los intereses económicos que les apoyan como candidatos. De lo contrario, el gran capital oligopólico continuará detentándolo todo y que es la razón de que alertemos sobre la maniobra sucia de dominación a ocultas que el matrimonio político Clinton, el proyecto binacional Quisqueya y el club Bilderberg y junto a su asociado CORVI, han diseñado para quedarse con el control absoluto de las dos naciones que comparten la misma isla. Hay que insistir en esto y porque no se puede permitir que semejante enemigo de adentro se salga con la suya y retrotraiga a la nación a las etapas mas negras del oscurantismo en los tiempos de Concho Primo.

                        En consecuencia, los oligopolios y monopolios tienen y deben ser investigados. Desde Vicini, Corripio, los mediáticos y todos los demás, más las oneges de los Clinton y el padrinazgo del Bilderberg. Y un ultimo punto que también hay que dilucidar, ¿cuántos de la competencia de CORVI hubiesen podido morir en circunstancias misteriosas, vamos a decir, asesinados? También por ahí hay que investigar. Total. Nunca una gran fortuna es del todo limpia. Los campos de caña de azúcar así lo atestiguan y ni hablar de los empresarios y sus empresas obligados a abandonar el mercado y dedicarse a otra cosa porque competían con los negocios de este oligopolio.

                        Solo debe tenerse muy presente, que gracias al trabajo de millones de dominicanos y el grave estado injusto de inequidad y falta de oportunidades para la mayoría, es que monopolios y ese oligopolio, gobiernan y deciden por la nación y eso es un crimen, no puede ser y debe ser erradicado. [DAG. Jueves, 24 de diciembre de 2015. Año XIII. Número 5449]
Fuenta por el ojo de la cerradura.

Post Top Ad

Responsive Ads Here