La inquietud en el PLD por el flujo de los recursos - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

martes, 10 de noviembre de 2015

La inquietud en el PLD por el flujo de los recursos

Orlando Gil LA “LOGÍSTICA”.- La proclamación de un candidato se supone que es el acto inicial de campaña, y que a partir de ese momento correrá sin parar hasta la elección en mayo del año que viene. Sin embargo, parece que no es así. La logística, esto es, los recursos en el lenguaje de los peledeístas, no está fluyendo con la abundancia acostumbrada, o como sería propio en una campaña, y los enterados dan cuenta de que lo poco que se hace por el momento sale de los bolsillos de los aspirantes. Cada cual por ahora se rasca con sus uñas, y la presencia del presidente Danilo Medina es parte de un acuerdo, pero no necesariamente una obligación. Incluso, existe la inquietud, expresada por lo bajo, de saber de qué cuero saldrá la correa. ¿Del gobierno o del partido? Sin que se olvide que las finanzas de la organización están en manos de Leonel Fernández, pero no por su condición de presidente, sino porque el titular de esa secretaría es un hombre suyo. Y este aspecto es crucial. Una cosa es que el presidente Medina tenga buenos números y otra que esa situación sea patrimonio común, y que la reelección sea un clavo pasado en las tres boletas. En la nacional, en la congresual y en la municipal… CON GRÚA.- Hay candidatos del PLD que se van solos, que hicieron buena labor o se saben vender como pan caliente o leche fresca, pero a otros habrá que empujarlos, y no con dos o tres muchachos, como cuando un vehículo se apaga en un charco, sino que para algunos la situación será tan desesperada que habrá de llevarlos en grúa. La reelección es de todos, un hecho colectivo, pero como quiere importa saber ¿quién carga a quién? ¿El presidente a los senadores, o a la inversa? En la episódica reunión se entendió que sería un esfuerzo mancomunado, y que irían de la mano, pero sin recursos de por medio se hace difícil el fardo. El propio y el ajeno. Aunque pueden dividirse las partidas, y considerar que la proclamación es el acto inicial, pero no toda la campaña. Que el jefe del Estado está ahora, pero que volverá, y tal vez más de una vez. O que cuando la campaña corra por el carril de adentro, Leonel Fernández se integrará, y se movilizará por los suyos, los senadores que responden a su causa, y que Fernández no solo será presencia o voz, sino también “logística”… COMO YOLERO.- Con malicia se urge la integración del expresidente, y se recela de su ausencia, olvidando que la campaña tendrá su cronograma y que en el acuerdo de los 15 puntos se habla muy claro de tres frentes. A Leonel Fernández, por tanto, le están aplicando el dicho de palos si boga y palos si no boga. Si se mueve mucho y se toma para sí el escenario, hay que sacarlo de la obra. Pero si llega tarde al teatro, y el público se inquieta, se piensa que lo hizo por maldad. Ni una cosa ni la otra. Ni la presencia ni la ausencia en estos momentos es preocupación de la campaña. Todavía queda espacio interior en el PLD para Fernández, y deberá ocuparlo, pues quedarse al margen implica mayores riesgos. El dominio es claro en el partido morado, pero no siempre será así, y en el columpio de la política uno sube y otro baja. Las elecciones, al ser generales, y tener niveles, es una prueba crucial, pues de ella saldrá un orden que nadie puede adivinar ni adelantar, y que podría ser distinto, igual o peor, que el actual. Y la apreciación vale tanto hacia adentro como hacia afuera… FALTA HUMO.- La campaña del PLD se inicia despacio como esos trenes viejos que salen de la estación a cero velocidad, y que la van aumentando en el trayecto y según se alimenten las máquinas. El carbón sería lo que estaría faltando, y por eso se ve tan poco humo. Pero llegará el momento en que se diseñarán las fases, y se harán las asignaciones, y puede darse por un hecho que no todos recibirán igual “logística”, y los criterios serán diversos. El tamaño e importancia de la demarcación, e incluso la lealtad primaria, que como puede suponerse, no será al partido. Un político español en campaña dijo en el fin de semana algo que podría tener sentido en la actual situación del PLD: “que lo urgente no supere lo importante”. Lo urgente sería la integración de Leonel Fernández, pero lo importante es crear el escenario donde pueda actuar y hacer valer sus habilidades. Lo urgente para algunos de sus seguidores, necios por vocación y oficio, sería reformar de nuevo la Constitución, pero lo importante por el momento es no crear ruidos innecesarios, y si la campaña es un tren y va despacio, no puede perderse de vista que si lo aceleran más allá de sus posibilidades, podría descarrilarse…

Post Top Ad

Responsive Ads Here