La gente siente que El país está dividido entre peledeista y Dominicanos !!! - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

lunes, 2 de noviembre de 2015

La gente siente que El país está dividido entre peledeista y Dominicanos !!!

La gente siente que el país no es suyo, que se lo han arrebatado, que se les trata como personas a las que su propia nación se la han convertido en cárcel y en donde una especie de ejercito de ocupación apenas les ofrece espacio para desenvolverse y vivir, en tanto militares y policías de ciertos estratos de jerarquía hacia lo alto, llevan un nivel y calidad de vida que ya quisieran para sí los miembros de la clase media baja, mientras la empleomanía en empresas y fábricas se encuentra sometida a una suerte de esclavitud económica de la que poco que mucho, lo que se nota es como si los poderes públicos se hubiesen olvidado de su obligación de cómo resolverles a los ciudadanos. De esta manera, en la República se está notando que hay dos claros segmentos bien diferenciados, los ricos y los pobres y los primeros, subdivididos entre los que están al amparo de la plutocracia oligárquica y el resto del Estado y en el medio, un fuerte como desconcertante segmento de delincuencia social hijo de la desesperación en la que viven los más jóvenes, todos esos dominicanos a quienes se les niegan los elementos más primarios para vivir adecuadamente, estudiar con esperanzas de cambio y sentir, que al disponer de una especie de mini salario tope, por lo menos disponen de lo salvable para estar cerca de poder cubrir el costo de la canasta familiar y lo más significativo, que la mayoría de sus ingresos son hijos de la prostitución, el juego y el bandolerismo. Así nos encontramos, con que los amplios programas e iniciativas sociales promovidos por el Poder Ejecutivo, en la práctica no llegan a todo el amplio segmento social a los que están destinados y por el hecho turbio, de que el partido oficial y después de cuatro periodos de gobierno y el dominio de seis periodos continuos en el Poder Legislativo, continua comportándose como uno de comesolos que aún se resiste a trabajar a favor de la nación y menos como un partido para todos los dominicanos y sí solo para un grupito. Dándose entonces el resultado tan dramático, de que el PLD tiene al país dividido en dos segmentos y en función de ello actúa: Peledeístas y dominicanos. Y la prueba es, que, en la estructura del gobierno, la mayoría de los funcionarios no son lo suficientemente diligentes hacia los ciudadanos, a muchos se les esconden y a la mayoría se niegan a atenderles o siquiera dirigirles la palabra, resultando, que cuando las personas se dan cuenta de semejante trato tan irritante, es una rebeldía sorda la que se incuba y la que de estallar generaría lo peor. Por eso de la insistencia de muchos en cuanto a pedirle al Poder Ejecutivo que se llegue en cierta forma a motorizar ciertos encuentros y diálogos sorpresa con segmentos populares en los barrios de la periferia del Gran Santo Domingo o en sus muy afectados barrios o residenciales de clase media disminuida y para que escuche de viva voz cual es la terrible realidad cotidiana que se confronta. La situación es tan de encrucijada, que, si el presidente no lo sabe, es hora de decírselo. Ya el común del público empieza a ver mal a quienes pasan por su lado en autos de lujo y si son empresarios o industriales o simplemente tutumpotes, los ven como sus enemigos y si en cambio esos vehículos son manejados por jóvenes, les entienden el exponente grave de la delincuencia tolerada por el poder y manifestada en apoyos ciertos entre narcotraficantes, contrabandistas, lavadores de activo y traficantes de personas y entre ellos muchos hijos de papi y mami. Y cuando las personas y por sí mismas y hasta aisladamente empiezan a actuar de semejante modo, sencillamente la República está al borde de un grave estallido social y porque es evidente que una mayoría nacional se siente relegada, afectada y golpeada por el terrible estado de desigualdad que se vive y por eso, los opositores siempre lo aprovechan para demagógicamente aumentar a mayor el divisionismo social y sin darse cuenta que con tal práctica, también ellos están acercando el fuego a sus propios terrenos. Así, un país no va a parte con semejante como inmoral muestra de supuesta clase gobernante y todo esto hay que advertirlo y porque cada día la República se fractura más y más y la gente decente y honesta es relegada, estigmatizada y sometida a un duro ostracismo, mientras la amoralidad y en su expresión mas rastrera, se le impone a toda una nación digna de mejor suerte y destino. Es por eso que decimos, que hay una sensación de encrucijada social que está afectando las vidas de todos los ciudadanos e incluidos los del poder y de la que, si no se buscan las vías para corregirlas, que las hay, llevará a la nación y por el terrible estado de necesidad que se está presentando, a que cualquier día nada quede en pie y todos quedemos confrontados ante nuestros propios miedos. “Que definitivamente haya que entender, que si se quiere evitar otro colapso institucional que nos arroje a las profundidades de ese infierno dominicano de la desigualdad absoluta, que hayamos llegado a la conclusión de que algo positivo hay que hacer si es que queremos evitar que al cierre del circulo o interregno peledeísta volvamos para atrás como el cangrejo y para que todo se tire a perder y por nueva vez haya que empezar de nuevo. “En este sentido, consideramos que todos debemos poner de nuestra parte y con tal de que la Nación no retroceda a la salvaje época del conchoprismo y los efectos tan traumáticos de la Guerra Fría”. fuente: porelojodelacerradura

Post Top Ad

Responsive Ads Here