FUERA DE CÁMARA. Y quién gana con el 20%? - .

La Actualidad

.

jueves, 19 de noviembre de 2015

FUERA DE CÁMARA. Y quién gana con el 20%?

¿Y quién gana con el 20%?





César Medina
Que Luis Abinader no esté punteando mejor en las encuestas es preocupante faltando sólo seis meses para los comicios de mayo y sin nadie que le dispute seriamente el escenario opositor, un polo contestatario que ha tenido siempre asegurado por los menos el 40 por ciento del electorado.
La preocupación debería ser también del gobierno y del PLD, contrario a la algarabía que suscita en su seno el fracaso de la candidatura del PRM… Porque las condiciones empiezan a proyectar una posibilidad ominosa para los intereses oficialistas: la clásica aventura electoral cada vez con mayor presencia en la región.
Si Guillermo Moreno y Minou Tavárez se despojaran de sus egos inflados para sentarse con humildad a discutir la posibilidad de una alianza nueva y refrescante, pudieran entusiasmar a una parte importante del electorado nacional y dar la gran sorpresa el 15 de mayo.
La figura de Moreno encandila el voto opositor y hasta a sectores y grupos sociales que se sienten neutralizados por el fracaso de la candidatura de Abinader --que no pasa de entre un 20 y un 25 por ciento--, mientras crece la franja del “no sabe no contesta” que al final se inclina casi en su totalidad por una opción opositora.
El empuje que necesita Moreno para dar batalla en la próxima contienda se lo puede dar Minou, que en realidad no tiene gran significación en términos partidarios pero aporta la frescura de la impolución moral que lleva en el ADN y la deuda histórica que tiene esta sociedad con su padre Manolo y con su madre Minerva…
…Franja inadvertida
Lo difícil sería poner de acuerdo a Moreno y a Minou para que presenten una fórmula electoral de entrada atractiva que signifique una opción diferente y provoque esperanzas en dos grupos sociales mayoritarios: las mujeres y los jóvenes de entre 18 y 35 años.

Captaría de inmediato la franja de indecisos que excede el 10 por ciento cuantificado de la población electoral, y crecería exponencialmente en cuestión de semanas para desplazar a Abinader del liderazgo opositor que ha mantenido estancado por meses.
Debería ser esa la preocupación de la candidatura oficialista distraída de forma absurda por un candidato que no pega ni con cola y dejándose provocar por declaraciones altisonantes que buscan garantizar bipolaridad en un escenario que está de un solo lado.
Si los estrategas del danilismo fueran un poco más detallistas, notaran un fenómeno extraño que no debería pasar inadvertido: Danilo baja, pero Abinader no sube… ¿Habrán calculado hacia dónde rueda esa franja amplia del electorado…?
Abinader no… ¿Y Moreno?
El presidente Danilo Medina dijo una verdad incontrastable: nadie gana las elecciones con el 20 por ciento de los votos… Se refirió, obviamente, a las mediciones que tiene a mano para descartar las posibilidades de Abinader.

Está claro que Abinader no despierta el entusiasmo necesario para remontar la diferencia porcentual que lo separa de Danilo… Si no ha crecido casi nada en casi un año que lleva siendo candidato, ¿va a crecer ahora…? Ninguna proyección seria plantea semejante posibilidad.
Pero el peledeísmo no es invencible, y en este momento está francamente abierta la alternativa de una tercera opción que encante al electorado… ¡Aunque sea una aventura!
A fin de cuentas las aventuras son encantadoras, en especial cuando uno está bien acompañado…

Post Top Ad

Responsive Ads Here