FUERA DE CÁMARA : Un asedio a Danilo, con mal manejo - .

La Actualidad

.

jueves, 5 de noviembre de 2015

FUERA DE CÁMARA : Un asedio a Danilo, con mal manejo

César Medina Cuando Danilo Medina estaba en la cima de su gracia y Leonel Fernández era el enemigo común de la oposición apandillada, nadie llegó a imaginarse que el asedio al gobierno tendría semejantes dimensiones y que en tan poco tiempo caería en orfandad de defensa. Ahora mismo el peledeísmo luce a la defensiva, y de no haber sido por la estrategia correcta de Danilo al agenciarse la alianza con el PRD, probablemente no le alcanzarán las manos para cubrir sus partes pudendas y su situación --con todo y gobierno--, fuera sumamente crítica. En especial porque de forma extraña “la cara impoluta del gobierno” que representan Gustavo Montalvo y su sociedad civil se han agachado y ven el vendaval pasar desde “la trinchera del honor”, mientras la gente de Leonel mira para otro lado como si nada estuviera pasando. Es obvio que al leonelismo le conviene este momento de agruras que atraviesan Danilo y el gobierno para que Danilo y el gobierno “se bajen de esa nube y vengan a la realidad... porque no basta todo el oro del mundo para comprar felicidad”, como dice la vieja canción. El resto del peledeísmo altisonante está silenciado... Hasta los más conspicuos personajes de su jurásico que sólo abren la boca para meter la pata, como Euclides y sus diez cheles de recompensa. El “punching bags” Por primera vez en tres años y pico el gobierno está bajo asedio por todos los flancos, y como se trata de una experiencia inédita luce atolondrado y sin capacidad de respuestas inteligentes fuera de las incursiones ocasionales de Peralta, el “punching bags” de la oposición. Con el agravante de que Peralta no es político --o mejor dicho, no tiene el fogueo partidario del peledeísmo--, y sus respuestas obedecen más al instinto que al juicio oportuno y sosegado... ...Como esa declaración inoportuna de que “Danilo no está ahí para hablar sino para gobernar”, obviando un principio cardinal del buen gobernante que es la buena comunicación con su pueblo. ¡Danilo está ahí para gobernar... pero también para hablar! Otra cosa es la discusión oportuna --que merece explicación inteligente del gobierno--, de los escenarios que el presidente Medina elija para hablar con el país, que no tiene que ser necesariamente a través de ruedas de prensa o de entrevistas con periodistas. Esa es, repito, la discreción de todos los gobiernos... Y nadie le puede exigir a un presidente que se le ponga “de pechuguita” a los periodistas cada vez que a los periodistas les salga del forro... Eso no se ve en ninguna parte del mundo. ...Las inconsecuencias A Leonel no se le puede atribuir responsabilidad por el silencio ante la embestida contra Danilo, bajo la excusa legítima de que ha pasado todo este tiempo fuera del país en tareas académicas y políticas. Pero igual justificación no pueden tener sus seguidores en el PLD. Pueden alegar que esperan instrucciones de su líder, pero jamás olvidar que son dirigentes del PLD y que ese compromiso los obliga a defender el gobierno de su partido, que de algún modo los beneficia... ¡A todos! Esperar que Danilo los llame es mucho pedir si están faltando a sus compromisos partidarios... Lo otro, esperar que Leonel se lo ordene, es muy arriesgado... ¡...Porque es Danilo quien tiene la mandurria!

Post Top Ad

Responsive Ads Here