Es muy difícil decirle no. Al último informe de amnistía internacional. - .

La Actualidad

.

Click y Dona. USD$ 1.00

viernes, 20 de noviembre de 2015

Es muy difícil decirle no. Al último informe de amnistía internacional.


Después de intento del tribunal constitucional de con un plumazo quitarle la nacionalidad dominicana a millones de descendientes de padre o madre dominicano emparentado con extranjero. Atravez de la sentencia 0168-13; Tribunal que no tiene competencia en asunto de inmigración. Fue oportuna la propuesta del ejecutivo donde se corregía en cierto modo el tollo jurídico del TC ya que esto iba a dejar a más de nueve millones descendientes de extranjeros pero tan dominicano como tú y como yo; pero no fue suficiente. El ejecutivo prepara una segunda enmienda a la ley de inmigración pero debe quedar claro que todo descendiente sanguíneo de ciudadano Dominicano mixto con pareja extranjera es dominicano.
 

La probabilidad de inmigrantes ilegales hay que buscarle desde la modificación a la constitución echa por Leonel fernandez en enero del 2010 en adelante. Ya desde 1920  el censo nacional de población y familia reconocía la existencia de 27,000 nacionales haitianos con residencia regular en la republica dominicana, en 1939 existe el modus operandi donde se regularizo la emigración entre las dos naciones  se le entregaron documentos legales a los emigrantes haitianos. El tratado de 1952 que le otorgaba residencia temporal a los trabajadores haitianos y la modificación a ley 6125 del 7 de diciembre de 1962 mediante la ley 17 del 27 de abril de 1963 donde se instituyo la obligatoriedad de otorgar residencia legal en un periodo de 60 días a cualquier extranjero residente en el país. Lo que indica que desde 1963, la modificación de la constitución de 1966 incluyo la ley 17 ,además de lo acuerdos temporales firmado entre Balaguer-Duvalier hasta   la constitución de enero  del 2010  no residían emigrantes ilegales en la republica dominicana aunque el  estado no le proveyera un documento legal de lo  cual estaba obligado.

 Por tanto Los haitianos que se acogieron a esa Ley 17 tienen derechos adquiridos que no pueden ser desconocidos absolutamente, así  Cualquier extranjero que se emparento con un ciudadano dominicano sus descendientes son dominicanos. “las autoridades deben hilar fino en este aspecto y sacar de sus registros de “ilegales” a los dominicanos de origen haitiano productos de padre o madre haitiano con nacional dominicano, favorecidos por las fechas mencionadas y otorgarles definitivamente sus documentos como nacionales dominicanos. No hacerlo, implicaría, que solo por humanidad, medio mundo le caería encima al Gobierno y a la República”.Pues bien, más de medio mundo le ha caído encima a este país y señalándole, tratándole e imputándole como ominoso estado apartheid y todo, por la irracionalidad de ciertos grupos de extremistas y todos apoyados por los mass media de la prensa mercancía, propiedad de las grandes firmas dueñas de ingenios de caña a de azúcar.
  

Aun así, muchos consideramos que el presidente de la República, Medina Sánchez y con todo que estamos en un año pre electoral, perfectamente que puede terminar por resolver el contencioso planteado y para esta oportunidad, llevándose del sano consejo que la especialista italiana, Chiara Ligouri, directora de la investigación de dos años de Amnistia Internacional , respecto a que el Gobierno “debería hacer una ley de reconocimiento de nacionalidad para los que la tenían antes de la Constitución del 2010. Quizás sea difícil en este momento electoral, pero debería ser la solución ideal a medio plazo”. Y estamos totalmente de acuerdo con ella. Ya y definitivamente, los dominicanos tenemos que aceptar que sobre los dominicanos de origen haitiano tenemos que dejar atrás nuestras taras y resentimientos y sí dar paso a la nobleza de espíritu y también al don de gente.

Téngase en cuenta la delicada situación que ahora se presenta, de miles de dominicanos jóvenes abandonando sus hogares y pueblos fronterizos en los que nacieron y aquellos con la peligrosa alternativa de más haitianos indocumentados que pretenden ocuparlos, para que se comprenda el porqué, de nuestra terquedad y es que la ominosa política de apartheid criolla nos ha desbordado y es hora de ponerle fin.


 Por eso decimos, que es muy difícil y racionalmente, decirle no al último informe de Amnistía Internacional, así como sería desastroso no reconocer, que la despoblación fronteriza conspira contra la existencia de la Patria. Ojalá que el sentido común y la racionalidad imperen. De lo contrario, el problema continuará creciendo y será la de nunca acabar y hasta el momento que la población marginal de dominicanos de origen haitiano sea mayor que la población dominicana como tal y semejante realidad imponga la política definitiva y con el riesgo de una nación dominicana fraccionada en dos grupos y aún cuando étnicamente sus habitantes sean iguales en raza, color y sentimientos.

Post Top Ad

Responsive Ads Here