Danilo escoge a Abinader - .

La Actualidad

.

martes, 17 de noviembre de 2015

Danilo escoge a Abinader




  • Danilo escoge a Abinader
Orlando Gil
@orlandogildice
UNA MANO.- Luis Abinader no puede quejarse, Danilo Medina acaba de hacer lo que hasta ahora no había hecho: darle la mano y subirlo a su cuadrilátero, aunque fuera para reírse de su pobre desempeño en la campaña. No lo mencionó por su nombre, pero no hizo falta, todo el mundo entendió el mensaje, y con más razón el candidato del PRM que sabe más que nadie lo se trae entre manos. El reconocerlo como oponente es un avance para Abinader, pues no es lo mismo tener una condición a que la misma sea aceptada, y en este caso por quien ostenta la principalía política del país y la candidatura oficial. Ahora podrán hablar de tú a tú, si Abinader lograra mejor posicionamiento en las encuestas. Tiene que rogarle a Dios que esos números de poco más de veinte por ciento no sean acreditados por unas de las encuestas que deberán publicarse en lo que resta de noviembre. ¿Acaso fue ese el propósito del candidato del PLD, quitar una que otra ropa, para que una medición posterior lo muestre desnudo en la calle? En la entrega de ayer daba cuenta del trance en que se encontraba el gobierno, de tener encuestas favorables y no poder publicarlas. José Ramón Peralta tiene que estarse muriendo de ganas por soltar esos datos…
¿DÓNDE ESTÁN? .- Vale preguntarse de nuevo dónde están los votos de los perredeístas que no siguen en el PRD pero tampoco se fueron al PRM, y la cuestión se impone porque podría ser la clave de todo. Insisto en dos cosas. Aunque todavía dirigentes del antiguo PRD se juramentan en el PRM, y es una de las tantas anormalidades de campaña, difícilmente se produzca una avalancha que cambie la actual correlación de fuerzas. Igual, que muchos perredeístas están regresando, no por el PRD o por Miguel Vargas, sino por Danilo Medina. Quieren trabajar por la reelección como agentes libres, y se les dice que sí, pero que lo hagan dentro de su partido, con el cual se tiene alianza sin fisura en los niveles altos. Habrá que ver cuánto recoge la reelección por esa vía, y mucho más cuando se practiquen las diversas modalidades del sonsacamiento. El actual movimiento es espontáneo, de políticos sin oficio que no quieren quedarse fuera de campaña o del reparto del poder. Más adelante podría acentuarse esa tendencia con la entrega, el ofrecimiento o la promesa…
EL ÁNIMO.- La otra clave de la campaña sería Leonel Fernández, de quien quisiera la oposición que se pusiera en rebeldía igual que algunos de sus seguidores, y disminuyera tanto el caudal de su partido y su candidato que facilitara el triunfo de Abinader y el PRM. Una cosa es el chisme entre peledeístas, o las conjeturas en los medios, y otra la realidad posible de los hechos. Situaciones de esa naturaleza no se producen de manera mecánica ni caen por gravedad. Tendría que ser el resultado de una estrategia de lado y lado, y habría que sentarse y discutirla como negociación de alta política. Los exabruptos son exabruptos, y por igual los resabios, y Fernández sabe que por ahora le conviene más guardarse el rencor que conspirar contra una hegemonía que pronosticó hasta el 2044. ¿Podrían los peledeístas que se dicen disgustados votar o mandar a votar por alcaldes y senadores y diputados, de su corriente, y no por el presidente Medina y los alcaldes, senadores y diputados que siguen las orientaciones de éste? En política nada asombra, pero el ánimo no da para tanto…
EL TIGUERAJE.- Los peledeístas harán su campaña como la han hecho siempre, y con los forcejeos y los apremios a que da lugar la situación interna, pero nunca llegarán al extremo de ser causa de su propia perdición. Tal vez uno que otro no quisiera el endoso o patrocinio de sus manes mayores, por una razón u otra, pero será un sentimiento que sabrán disimular y que no afectará el orden o el cometido de la campaña. ¿Qué es lo que se vive en las proclamaciones de senadores? Total complacencia. El presidente y candidato Medina se comprometió a estar en todas y con todos, y va cumpliendo, sin que se observen problemas. Por lo menos no a la intemperie. Es verdad que hay peledeístas que no lavan la ropa sucia en casa, y que gozan con mostrarla a la luz del sol y en la fuente del río. Pero no todos han perdido el recato, y el pudor político los obliga a sufrir callados. Como también hay voces que se levantan, y usan de mampara a Leonel Fernández, para llamar la atención, hacerse los interesantes y lograr que se les tome en cuenta. El tigueraje tiene muchas y sorprendentes formas de realizarse…

Post Top Ad

Responsive Ads Here