Como esto va. En 50 años que seremos. Dominicano o Haitiano, Quisqueyano? - .

La Actualidad

.

martes, 17 de noviembre de 2015

Como esto va. En 50 años que seremos. Dominicano o Haitiano, Quisqueyano?



Como esto va. En 50 años que seremos. ¿Quisqueyano, dominicano o haitiano?

Fácilmente podría acontecer, que antes de cincuenta años, ambos pueblos y naciones habrán perdido sus propias idiosincrasias y hasta estarían al tris de jamás mantenerse como las dos naciones independientes e interdependientes entre sí que ahora son. Resulta que los estadounidenses de origen haitiano y dominicano y casi con el mismo sentido de coordinación, están penetrando de una manera en la vida nacional de cada país, que como van las cosas, fácilmente esta nueva variable de ciudadanos no del todo isleños, pudiera hacer desaparecer a ambas naciones y como las conocemos hasta ahora. Coinciden entonces en un nuevo aspecto. Que los dos países limítrofes deben fusionarse con EEUU y abogando con ese derrotero, sienten ambos grupos de estadounidenses, perfectamente que en su momento podrían prevalecer y hasta obligar a refundir los dos países en uno solo, pero bajo la bandera estadounidense.
Por lo tanto, consideramos, que dominicanos y haitianos debemos estudiar el fenómeno migratorio que se nos presenta y sus efectos inmediatos y del que fácilmente podría darse, que los ciudadanos estadounidenses originarios de ambos países, terminen por obligar a los autóctonos a resignarse a perder sus idiosincrasias y nacionalidades.
  Desde que se analiza la “proyección de origen” de que hablamos, perfectamente que debe entenderse, que las dos naciones tienen ante sí un serio peligro de identidad, que, si desde ahora no se le hace caso y se le enfrenta, las llevaría a desaparecer y tal como hasta ahora son conocidas.
Para ir más lejos en el camino equivocado de querer hacer desaparecer a República Dominicana. El corrompido aparato político nacional, ha permitido la creación de una nueva clase de candidato: El diputado de ultramar. Que compuesto fundamentalmente por dominicanyorks (estadounidenses de origen dominicano) ha abierto el camino para la degradación paulatina del concepto dominicanidad y el que se agravará, desde que a partir del 2020 y con todo su derecho, dominicanos de origen haitiano reclamen su capacidad legal de elegir y de ser elegidos.   Será a partir de entonces, que las dos variables de legisladores de ultramar y legisladores, alcaldes y regidores dominicanos de origen haitiano, habrán concretado el golpe de timón que significa para la nacionalidad dominicana la perdida obligada de sus atributos e idiosincrasia y el inicio de su desaparición como tal y presentándose así, no simplemente la isla al revés, sino la fusión de los dos países al amparo de sus nacidos de origen extranjero inmediato.
Para colmos. Ahora ha venido una alianza mostrenca entre los empresarios y ricos de los dos países y quienes todos a una y al unísono, pero sin decirlo, están fraguando el pie de apoyo que permitirá que haitianos y dominicanos pierdan sus respectivas identidades al amparo de la creación de una nueva y en base a la inocente palabra autóctona Quisqueya. Ya y cuantas veces se pueda, los periódicos de la plutocracia oligárquica de toda la isla, nos reseñan y lo que se ve mucho en los reportes deportivos, no que fulano de tal sea dominicano o haitiano, sino el genérico quisqueyano y de esa manera, así se comienza, habituando a la gente a que adopte subliminalmente una palabra conocida por todos e inocente y para que se convierta en una herramienta para crear un concepto de nueva nación de identidad transgenero en la que todos se sientan pertenecer y que nadie les rechace. ¿Estamos perdidos?, entonces que cada quien se responda, pero que ahora no se alegue inocencia.

Mientras tanto, solo queremos advertir sobre las dos situaciones y que al entizar sobre puntos de la cotidianidad: ¿Quisqueyano, dominicano o haitiano?

Post Top Ad

Responsive Ads Here